cafe-alimento-mancha-dientes-dentista-alcobendas

No se trata de prohibir nada, sino de saber qué alimentos tienen más posibilidades de producir manchas en nuestros dientes bien directamente tintándolos, bien debilitando su esmalte lo suficiente como para que cualquier cosa con color también los manche.

El té es una bebida muy saludable, pero puede que no sea la mejor elección a la hora de querer mantener el blanco de nuestros dientes. Los dentistas dicen que esta infusión, especialmente en sus variedades más oscuras, puede incluso manchar más que el café (que también, como es lógico, mancha).
Y no sólo son los oscuros, los tés de hierbas y variedades “blancas” pueden afectar también al esmalte y producir por ello también manchas.

Las salsas pueden estar muy ricas, pero aquellas que tienen un color muy vivo como puedan ser las de tomate, curry o con colorantes alimentarios, también pueden producir manchas. Más recomendables son aquellas con un color más pálido y, por supuesto, un buen cepillado en todo caso tras su consumo.

Las bebidas isotónicas contienen elementos ácidos que pueden afectar también a tus piezas dentales, erosionando su esmalte y con ello dando la base perfecta para la mancha. ¿La mejor elección para beber mientras se hace ejercicio? La pura y simple agua :-)

Si una comida puede manchar un mantel, entonces puede manchar tus dientes. Así que no es sorprendente que el vino sea un candidato claro. El vino tinto es más conocido como agente oscurecedor de dentaduras, pero el blanco, con incluso más cantidad de ácido, puede también producir manchas.

Siguiendo con el principio del mantel, las frutas del bosque son otro buen ejemplo de elementos que pueden manchar tus dientes.

En cuanto a las bebidas carbonatadas en general, todas, incluidas las zero o light, pueden provocar manchas no tanto por su colorido sino por los elementos ácidos de su composición que, como ya hemos señalado, pueden suponer un ataque al esmalte de tus dientes que acabe en mancha.

Un consejo en cuanto a las bebidas, tanto carbonatadas como tés y demás, es tomarlas con pajita, de tal forma que el contacto con los dientes sea el menor posible. No obstante todo esto conviene hacerlo con sentido común, ya que pedir un café solo y tomarlo con pajita como poco puede resultar un poco “excéntrico” :-P

Vamos a cambiar de principio, si antes usamos el mantel, ahora vamos a usar la lengua para sostener que si una chuchería puede cambiar la lengua de color, también puede hacerlo con tus dientes…pero la verdad, dada la frecuencia con la que se toman y siempre que nos lavemos bien los dientes tras consumirlas, no deberíamos preocuparnos demasiado por ellas.

En general todo aquello que tenga potencial de manchar nuestros dientes debería permanecer el menor tiempo posible en nuestra boca, y evitando en lo posible el contacto con los dientes. De todos modos, la estética cae en favor de la salud y un masticado correcto es fundamental para una digestión en condiciones, a ver si ahora por tener los dientes blancos vamos a tragar casi sin masticar :)

Enjuágate la boca con agua después de haber tomado algo con potencial manchador y espera una hora antes de cepillarte tras una comida principal, ya que cuanto antes lo hagas mayor será la cantidad ácido que te refriegues por los los dientes dañando con ello su esmalte

En Avodent nos tomamos muy en serio la estética dental y nos gusta ver que nuestros clientes lucen las más estupendas de las sonrisas. Si te encuentras en la zona norte de Madrid (Alcobendas o alrededores) concierta una cita para que comentemos tu caso. La primera consulta es gratuita.

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)