besar con brackets

Tras darle muchas vueltas al asunto, por fin te has decidido.

Aunque siempre te decías a ti mismo que tus dientes ligeramente torcidos te daban personalidad, en el fondo no terminabas de creértelo porque sabías que no mordías bien y tus digestiones cada vez eran más pesadas.

Al final, la cuestión de la salud fue definitiva para que te decidieses a ponerte ortodoncia. Y aunque siempre has sido muy presumido, por una vez la salud primó más que el tema estético.

Y ahora —nada más salir de nuestra clínica— acabas de llegar a casa y al ir a saludar a tu pareja con un beso en los labios, te has quedado paralizado pensando si conviene o no hacerlo ahora que llevas puestos los brackets.

En este artículo te voy a explicar cuáles son las principales recomendaciones para poder besar con brackets de un modo seguro y saludable.

Cómo funcionan los brackets

Los brackets son unos anclajes metálicos adheridos a los dientes, con el fin de que por ellos se pase un arco que debidamente apretado irá recolocando los dientes hacia el lugar en el que deberían estar.

La presión del arco metálico va empujando a los dientes para que estos se vayan situando en su debida posición.

La ortodoncia, como ya hemos visto, no tiene solo una función estética (es indudable que una boca con los dientes torcidos o separados es más fea que otra con la dentadura bien alineada), sino que también tiene una función en la masticación (con lo que se evitan algunos problemas digestivos).

Cómo besar con brackets

La colocación de estos anclajes metálicos sobre los dientes —junto con los alambres que tiran de ellos— pueden generar al principio pequeñas molestias, dado que los tejidos blandos de la boca son muy sensibles.

Además, al colocar los brackets, es posible que quede algún filo punzante, sobre todo en la parte posterior de la ortodoncia. Esos filos metálicos pueden hacerte daño en la lengua y en los tejidos blandos del interior de la boca; y también le pueden molestar a alguien si te da un beso muy profundo.

¿Se puede besar con brackets?

Esta pregunta es la más habitual que hacen nuestros pacientes, nada más iniciar el tratamiento de ortodoncia.

Como los primeros días es habitual que los alambres molesten un poco, muchos pacientes piensan que está contraindicado —o directamente prohibido— el besar a su pareja.

Nada más lejos de la realidad.

Durante todo el tiempo que dura el tratamiento, puedes seguir besando a tu pareja con toda normalidad. Siempre que mantengas algunas precauciones básicas para evitar pequeños accidentes o heridas leves.

Tips para besar con brackets

Sabiendo que no es contraproducente dar besos en la boca cuando se llevan brackets, vamos a ver ahora algunos tips que te servirán para que puedas mantener una mayor intimidad con tu pareja sin complejos ni molestias.

  • Acostúmbrate a tus brackets antes de empezar a besar: los primeros días sientes una sensación extraña y debes acostumbrarte a convivir con la ortodoncia antes de lanzarte a besar apasionadamente a tu pareja.
  • Usa cera para brackets: si te salen llagas o te duele el interior de la boca, coloca un poco de cera para brackets en los puntos donde sientes mayores molestias.
  • Empieza poco a poco, dando besos con los labios cerrados, hasta que tanto tú como tu pareja os vayáis acomodando a la nueva situación.
  • Comunícate con tu pareja: si eres el único que lleva brackets, es mejor que le expliques la situación y le hables de las zonas de la boca en las que sientes mayor sensibilidad o molestias, para que tu pareja también adapte su forma de besar a esas particularidades.
  • Si vais a utilizar la lengua, recordad ambos que debéis alejarla de los brackets: de esa forma, evitas el riesgo de cortes. Por eso es conveniente abrir bien la boca y evitar que un roce de los labios contra los alambres puede producir algún arañazo o enganchón.
  • No te obsesiones con los brackets: recuerda que debes pasar por un proceso de adaptación, pero tampoco lo conviertas en un problema. Besar con brackets es posible y recomendable (para que sigas expresando tu amor).

La higiene es fundamental para besar con brackets

A nadie le gusta besar a otra persona con los dientes sucios o con mal aliento.

Por eso recuerda que durante todo el tiempo que lleves ortodoncia debes extremar tu higiene, ya que los brackets suelen atrapar mayor cantidad de comida. Y si eso ocurre y no te lavas bien los dientes antes de proceder a dar un beso apasionado, tal vez tu pareja experimente una sensación desagradable.

Recuerda, por tanto, que los alimentos duros son más susceptibles de quedarse enganchados en los alambres. Así que lo mejor es evitarlos si vas a tener una cita romántica y no dispones de un cepillo de dientes para poderte lavar antes de empezar la sesión de besos.

Además, ya sabes que con brackets hay que utilizar un cepillo de dientes normal y otro cepillo interdental específico para ortodoncia, con el que podrás limpiar las zonas de difícil acceso entre los arcos y los enganches metálicos.

Por otra parte, el uso de colutorios antisépticos también es muy conveniente, no solo para profundizar en la higiene bucal, sino también para mantener un aliento fresco, lo cual es básico si deseas besar a tu pareja.

Ahora que ya sabes que puedes besar con brackets a quien quieras, ¿te queda alguna duda?

Ya hemos visto que los brackets no tienen por qué cambiarte la vida.

Siempre que mantengas unas mínimas precauciones, enseguida te acostumbrarás a la ortodoncia y podrás hacer vida normal en muy poco tiempo.

De cualquier forma, si estás pensando en ponerte brackets y quieres que resolvamos las dudas que te queden, en Avodent estaremos encantados de atenderte.

Puedes pedir cita online rellenando este formulario

 

Comentarios desactivados