Cómo tratar un diente perdido por un golpe

La avulsión dental se produce como consecuencia de un fuerte traumatismo en una pieza dental. En estos casos, tanto una manera correcta de proceder del paciente como una rápida actuación por parte del odontólogo tienen una incidencia directa en el éxito del tratamiento.

En el presente artículo quiero que conozcas qué se conoce en el campo de la Odontología como avulsión dental, cómo debes actuar en ese caso y cuál será el tratamiento que llevará a cabo tu dentista de confianza.

¿Qué es la avulsión de un diente?

Denominamos avulsión dental a la salida íntegra de un diente de su alveolo como consecuencia de un fuerte golpe.

Es importante recalcar que únicamente se considerará avulsión si, una vez fuera del alveolo dentario, la pieza mantiene su estructura completa.

Diente perdido a causa de un fuerte golpe

Consecuencias de la avulsión dental

En función de la gravedad del traumatismo, éste también puede causar daños en los labios, las encías, el ligamento periodontal e incluso la pieza afectada -daño irreversible del nervio o pulpa, entre otras-.

Además, una pérdida prematura de un diente de leche puede tener consecuencias negativas en la correcta erupción de las piezas definitivas.

Por otro lado, en caso de no reponerse la pieza perdida, los adultos no sólo sufren consecuencias estéticas. Problemas de oclusión como el apiñamiento dental o sobrecargas mandibulares son habituales en estas ocasiones.

¿Cuándo se produce la salida de un diente de su alveolo?

Como hemos comentado previamente, la avulsión suele ser la consecuencia de un fuerte golpe en los dientes.

Los traumatismos de esta envergadura son, en su mayoría, fruto de las siguientes situaciones:

  • Caídas muy aparatosas, generalmente realizando ejercicio
  • Práctica de deportes de contacto como, por ejemplo, el rugby, el fútbol o el boxeo
  • Accidentes de tráfico de gravedad

¿A quién suele afectar?

La avulsión dental puede afectar a personas de todas las edades que mantengan sus dientes naturales en boca.

Sin embargo, tiene una mayor prevalencia en niños con edades comprendidas entre los 7 y los 10 años, generalmente del sexo masculino.

Además, no tiene una incidencia homogénea en todos los dientes. De hecho, las piezas que tienen mayor posibilidad de sufrir este fuerte traumatismo a causa de su posición en la arcada son los incisivos centrales superiores.

¿Qué debes hacer ante una avulsión dental?

A este respecto, debes saber que la manera de proceder difiere en función de si se ha producido la avulsión de un diente de leche o de una pieza definitiva.

¿Cómo actuar ante la avulsión de una pieza temporal?

Si tu hijo o hija ha sufrido un fuerte golpe en los dientes que ha provocado la avulsión de un diente de leche, debes mantener la calma y acudir a su odontopediatra.

De esta manera, valorará los posibles daños en la mucosa y en los labios del niño y si existe alguna otra afección en un diente adyacente.

Debes saber que, en estos casos, no está recomendada la reimplantación de la pieza, pues podría afectar al germen del diente definitivo que está por erupcionar.

En estas ocasiones, el odontopediatra u ortodoncista puede pautar la colocación de un mantenedor de espacio.

De esta manera, evitará problemas típicos de la caída prematura de una pieza dental como movimientos dentales no deseados que puedan ocasionar distintos problemas de oclusión.

Los mantenedores de espacio son unos aparatos, tanto fijos como removibles, realizados en materiales acrílicos o metálicos a medida de la boca del paciente.

Permiten mantener libre el hueco existente a causa de la falta prematura de un diente de leche, bien sea por la avulsión o la extracción temprana de una pieza.

¿Qué hacer ante la avulsión de un diente definitivo?

En caso de que sólo se haya desprendido una pequeña parte del diente, bastará con que la recojas y acudas a tu dentista de confianza. En ese caso, podrá cementarlo de nuevo o realizar la reconstrucción oportuna.

Sin embargo, ante un caso de avulsión, es importante reaccionar rápido y con conocimiento.

Y es que una actuación temprana puede ser muy beneficiosa en caso de que la pieza pueda ser reimplantada.

De hecho, la reimplantación de la pieza tiene más posibilidades de realizarse con éxito si el paciente acude a la clínica durante la primera hora posterior a la caída del diente.

Por ello, si a causa de un golpe el diente se ha desprendido íntegramente de la boca, asegúrate de seguir los siguientes pasos:

  • Recoge la pieza por la corona, procurando no tocar la raíz del diente en ningún momento.
  • Lávala con agua o suero, evitando siempre el uso de jabón u otros productos químicos.
  • Ponte en contacto con tu clínica dental de confianza o con un dentista de urgencias para que puedan darte una cita lo antes posible.
  • Para transportar el diente, puedes colocarlo en el hueco que ha dejado libre en la boca y presionar con una gasa o pañuelo. Si no te encuentras cómodo haciéndolo de esta manera, puedes dejarlo suelto en tu boca meterlo en un vaso con leche o suero fisiológico.
  • Acude a tu cita con el dentista y sigue sus recomendaciones

Conserva el diente perdido en un vaso de leche

¿Cómo se reimplanta un diente que se ha salido de su alveolo?

Una vez en la clínica dental, el dentista valorará el estado de tu boca para descartar posibles lesiones en la mucosa o en las piezas adyacentes.

Posteriormente, realizará una radiografía para valorar si la pieza tiene posibilidades de reimplantarse con éxito.

En caso de que así sea, abordará la intervención necesaria para reimplantar el diente. Posteriormente, colocará una férula que permitirá fijar la pieza afectada.

El paciente deberá llevar dicha férula aproximadamente durante 3 semanas, transcurridas las cuales acudirá de nuevo a una revisión a la clínica.

De esta manera, el odontólogo podrá verificar que la pieza se ha reimplantado con éxito y que no presenta movilidad alguna. Además, determinará la correcta estabilidad del ligamento periodontal en caso de que hubiese sido dañado por el golpe.

Cuidados tras la reimplantación de una pieza

Tras la intervención necesaria para reimplantar la pieza perdida, es habitual que el odontólogo recete la ingesta de antibióticos para combatir posibles procesos infecciosos.

Además, es posible que también paute un tratamiento con analgésicos o antiinflamatorios para ayudar a aminorar las molestias durante los primeros días.

Es aconsejable que durante la primera semana o 10 días mantengas una dieta blanda y evites masticar por el lado de la pieza reimplantada. Y recuerda que mantener una buena higiene bucodental es vital para evitar procesos infecciosos.

¿Cómo prevenir la avulsión dental?

Es cierto que la avulsión es fruto de un fuerte golpe y que, por lo tanto, es un accidente fortuito.

Sin embargo, gracias al uso de protectores bucales se reducen considerablemente las consecuencias derivadas de los traumatismos en la boca.

Su empleo está especialmente indicado en pacientes que practican deportes de contacto como, por ejemplo, el rugby, el boxeo, el fútbol o el baloncesto.

Protector bucal para evitar la avulsión

Existen diferentes tipos de protectores bucales: rígidos, flexibles, estándar, a medida… Para saber cuál es el que más se ajusta a tus necesidades, bastará con que consultes a tu dentista de confianza.

Por otro lado, debes saber que aquellos pacientes que tienen unos dientes bien alineados tienen menos posibilidades de sufrir una avulsión que aquellos que presentan alguna maloclusión como, por ejemplo, una mandíbula prominente.

Y es que una oclusión perfecta no sólo tiene beneficios estéticos, sino que también evita contactos indeseados entre las piezas dentales y, por lo tanto, fisuras y fracturas.

Espero haber resuelto todas tus dudas y que, de esta manera, puedas actuar con determinación en caso de que pierdas un diente como consecuencia de un fuerte golpe.

Si quieres acudir a nuestra clínica dental para que valoremos tu caso -o del de tu hijo o hija- tras recibir un traumatismo dental, puedes pedir cita rellenando nuestro formulario de contacto o, si lo prefieres, llamando al 91 654 17 13. ¡Te esperamos!

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *