¿Cómo terminar con los dientes amarillos?

Tanto el blanqueamiento dental como las carillas son procedimientos destinados a conseguir una sonrisa radiante. Sin embargo, en algunos casos el primero de ellos resulta inefectivo a la hora de aclarar la tonalidad de los dientes o eliminar algunas manchas.

En este artículo te contamos qué beneficios tiene cada uno de ellos y cuándo el especialista te recomendará optar por uno u otro para mejorar tu dentadura.

¿Por qué se manchan y amarillean nuestros dientes?

El blanco de los dientes de leche no se mantiene en nuestra sonrisa durante toda nuestra vida. Y es que las piezas definitivas tienen una tonalidad más amarillenta.

Pero, a su vez, hay otros factores externos que pueden oscurecer el esmalte de nuestras piezas dentales o manchar su superficie.

Entre los más habituales, destacan:

  • El paso del tiempo
  • Malos hábitos como, por ejemplo, fumar o consumir de manera habitual bebidas alcohólicas
  • Fuertes golpes o traumatismos dentales que afecten al nervio y lleguen a desvitalizar la pieza
  • Desgastes dentales, generalmente a causa del bruxismo y de distintos problemas de oclusión que no han sido corregidos
  • La ingesta de comidas con colorantes como la remolacha, las espinacas o los frutos rojos, o de bebidas como el café, el té o el vino tinto
  • Una mala higiene bucodental
  • La ingesta de algunos medicamentos, como las tetraciclinas, que pueden oscurecer los dientes o generar manchas en su superficie
  • Una exposición desmedida de los dientes a cantidades de flúor superiores a las recomendadas en la etapa de formación de las piezas dentales, que supone manchas en los dientes -fluorosis-.

Caso de fluorosis dental en adolescentes

Por ello, es muy habitual que, con el paso del tiempo, queramos recuperar el blanco original de nuestros dientes.

Ante esta preocupación, los pacientes suelen acudir a un experto en Estética Dental que les aconseje sobre el tratamiento más adecuado para aclarar sus piezas dentales.

El blanqueamiento dental o las carillas son los más indicados en este caso pero, ¿en cuándo está más indicada la realización de un procedimiento u otro?

¿En qué ocasiones es el blanqueamiento dental la mejor opción para conseguir unos dientes blancos?

El blanqueamiento dental es el procedimiento ideal para pacientes que hayan perdido el color natural de sus dientes o tengan manchas provocadas por el tabaco o por el abuso de café, el vino tinto o el té.

Éste es el caso habitual de aquellas personas que poseen unos dientes perfectamente alineados, pero que con el paso del tiempo han visto cómo sus piezas se han ido oscureciendo.

En este punto, debes saber que existen tres tipos diferentes de blanqueamientos dentales:

  • El ambulatorio, que consiste en el uso de un kit de férulas realizadas a medida que el paciente deberá llevar puestas durante las horas de descanso.
  • El blanqueamiento dental LED, que permite aclarar la tonalidad del esmalte de las piezas mediante una sesión de lámpara de luz fría -o láser- en clínica.
  • En caso de que el procedimiento aúne ambas técnicas -es decir, las férulas y la sesión de lámpara en clínica-, los odontólogos lo denominan blanqueamiento dental combinado.

Es cierto que, en caso de tener cierta urgencia a la hora de mejorar el blanco de tu sonrisa -bien sea por una boda o por un acontecimiento importante de fecha próxima-, el dentista puede optar por pautar una única sesión de lámpara en clínica.

Blanqueamiento dental

Esta cita, de una duración aproximada de 45 minutos, permite conseguir unos resultados inmediatos y muy impactantes.

Sin embargo, en términos de durabilidad del tratamiento y de tonos aclarados tras el procedimiento, en Avodent recomendamos la realización de un tratamiento combinado.

El blanqueamiento dental es un procedimiento mínimamente invasivo que, a diferencia de las carillas, no requiere del tallado de las piezas dentales ni de la aplicación de anestesia.

De hecho, el único efecto secundario que el paciente podrá notar tras su finalización será una ligera sensibilidad dental que remitirá a los pocos días.

¿Qué posibles inconvenientes puede tener el blanqueamiento frente a las carillas?

Debes saber que la prisa no es buena compañera de viaje si vas a abordar un tratamiento de Estética Dental. Ni siquiera uno que promete unos resultados notables en pocos días, como es el blanqueamiento.

 Y es que este procedimiento sólo puede realizarse en caso de tener la boca en salud. Es decir, no podrá abordarse en caso de que padezcas una caries o sufras alguna enfermedad periodontal -como, por ejemplo, la gingivitis-.

Por ello, en caso de que acudas con un plazo de tiempo muy limitado para mejorar tu sonrisa, es posible que el blanqueamiento deba retrasarse hasta que te hayas realizado una primera fase de saneamiento.

Pero, además, en algunos casos el blanqueamiento resulta ineficaz a la hora de eliminar las manchas de los dientes o aclarar las piezas dentales.

¿En qué ocasiones es el blanqueamiento dental la mejor opción para conseguir unos dientes blancos?

Como ya te hemos adelantado, hay ciertas ocasiones en las que el blanqueamiento dental no es la solución ideal para conseguir una sonrisa radiante.

El odontólogo optará por un tratamiento de carillas estéticas en tres casos diferenciados:

  • Siempre que el diente sufra tinciones severas por tetraciclinas
  • Cuando la pieza dental esté desvitalizada, generalmente a causa de un fuerte traumatismo dental
  • Siempre que el paciente padezca desgastes dentales acusados que hayan supuesto una merma considerable de la estructura dentaria

Gracias al cementado de estas finas láminas -de porcelana o de composite- en la cara vestibular de las piezas dentales, los pacientes recuperan la estética de su sonrisa.

Clínica carillas dentales en Alcobendas

¿Qué desventajas tienen las carillas frente al blanqueamiento dental?

Es cierto que la colocación de carillas estéticas presenta algunas desventajas frente a la realización de un blanqueamiento dental profesional.

Entre ellas, cabe destacar:

  • La colocación de carillas reviste una mayor complejidad que el hecho de abordar un blanqueamiento dental, y requiere por lo tanto de una formación especializada por parte de los odontólogos
  • Requiere, además, un mayor número de visitas del paciente a la clínica dental
  • Es un procedimiento más invasivo, pues es necesario tallar las piezas dentales naturales para un correcto cementado de las carillas
  • Es un tratamiento de mayor duración y, por lo tanto, más caro

Sin embargo, debes saber que las carillas también presentan ciertas ventajas frente al blanqueamiento dental.

Por un lado, no sólo colaboran a aclarar la tonalidad del esmalte, sino que también pueden contribuir a modificar el tamaño, la forma o la posición el mismo. Por ello, es un tratamiento más completo.

Además, permite devolver la estética de la sonrisa a pacientes que han sufrido fuertes desgastes dentales o que tienen una única pieza decolorada.

Por último, a diferencia del blanqueamiento dental, el paciente podrá obtener el tono del esmalte que desee.  

Para ello, bastará con emplear una guía VITA. De esta manera, junto con el asesoramiento del experto en Estética Dental, podrá aclarar cuál es el que más se ajusta a sus preferencias y participará del diseño de su sonrisa.

¿Necesitas asesoramiento de un experto con respecto a la estética de tu sonrisa?

Tras la lectura de este artículo, es posible que aún tengas dudas con respecto a cuál es el tratamiento más rápido y efectivo en tu caso.

Si es así, te invitamos a visitarnos en nuestra clínica dental en Alcobendas. La primera visita es gratuita, y en ella estudiaremos tu caso y te propondremos el mejor tratamiento para diseñar una sonrisa perfecta.

Para concertar una primera cita con nuestro equipo médico, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros rellenando el formulario de nuestra web o, si lo prefieres, llamando al 91 654 17 13. ¡Te esperamos!

0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *