916 541 713

Dolor de encías: motivos, causas comunes y remedios caseros

El dolor de las encías es bastante más habitual de lo que crees. No obstante, que esta molestia sea relativamente frecuente –sobre todo a partir de los 35 años–, no quiere decir que sea normal.

Si tu boca está sana, no tienen por qué dolerte las encías. Así que, cuando esto ocurre, estamos ante uno o más síntomas de otro problema.

¿Y cuáles son esos otros problemas y causas que provocan este dolor?

En el presente artículo quiero resolver todas tus dudas acerca del origen del dolor de encías, de qué enfermedades puede ser un claro síntoma o qué tratamientos son los más habituales para eliminarlo. 

¿Por qué se produce el dolor de encías? 

Esta dolencia puede tener un origen muy diverso

Las causas más habituales de este tipo de molestias suelen estar asociadas a distintos procesos infecciosos o inflamatorios de las encías

Y es que en la cavidad oral se acumula un gran número de bacterias. Por ello, en caso de no existir una higiene dental correcta y completa, es habitual que se produzcan infecciones o se desarrollen patologías bucodentales. 

Generalmente, las molestias en las encías están asociadas a la afección de enfermedades periodontales -gingivitis y periodontitis-. Sin embargo, también existen otros factores que pueden provocar irritación y dolor en las mucosas

A continuación, vamos  a describir cada uno de ellos para poder prevenirlos y evitar que sufras estas molestias de manera recurrente. 

Gingivitis: la causa más habitual del dolor de encías

Las enfermedades periodontales son unas patologías bucodentales que atacan a los tejidos de soporte de las piezas dentales. Es decir, al hueso alveolar y a las encías. 

Aunque es de origen diverso y hay factores que también inciden en su aparición como, por ejemplo, componentes genéticos, suelen estar asociada a una higiene bucodental deficiente

De esta manera, se producen cúmulos de bacterias entre los dientes y a lo largo de las líneas de las encías que provocan la inflamación de las mismas

La gingivitis es la primera fase de una enfermedad periodontal. Entre los síntomas más habituales de esta patología, destacan: 

  • Enrojecimiento de las encías
  • Inflamación de los tejidos
  • Sangrado tras el cepillado

Si éste es tu caso, no debes pasar estos síntomas por alto. Por el contrario, mi recomendación es que acudas a tu dentista de confianza para que evalúe tu estado de salud bucodental. 

Y es que la gingivitis es una enfermedad reversible. Por ello, antes de que evolucione al siguiente estado, es importante que un odontólogo paute el tratamiento adecuado. 

En este caso, bastará con una limpieza bucodental profesional -o profilaxis- para devolver la salud a la boca del paciente. Además, es necesario que adopte unas buenas medidas de higiene dental -mucho más rigurosas y continuas-. 

La periodontitis: la patología más grave de las encías

No quiero ser alarmista, pero si siempre te duelen las encías es posible que seas propenso a los problemas periodontales. Por lo tanto es conveniente que prestes mucha atención y que recibas un tratamiento adecuado.

La periodontitis, último estadio de la gingivitis

Y cuando la gingivitis no se trata correctamente, entonces la infección empeorará derivando en periodontitis. 

La también conocida como piorrea es una enfermedad crónica, a diferencia de la gingivitis. 

En este caso, la patología es un proceso infeccioso que, en caso de afectar al hueso o al soporte de los dientes, puede llegar a causar problemas irreversibles como la caída de las piezas dentales.

Síntomas de la periodontitis

Aunque los síntomas iniciales pueden ser muy similares a los de la gingivitis, en casos de periodontitis muy avanzadas los síntomas son los siguientes:

  • Encías de color rojo púrpura y con aspecto brillante
  • Mal aliento
  • Dolor en las encías al ser tocadas (sin embargo, es posible que el resto del tiempo no duelan)
  • Sangrado espontáneo y tras el cepillado de los dientes
  • Dientes que se mueven

Tratamiento de la periodontitis

La periodontitis es una enfermedad infecciosa que pone en riesgo la estabilidad de nuestros dientes y encías. Por ello, es necesario atajar el problema cuanto antes.

El procedimiento ideal para la piorrea es el curetaje dental. Consiste en la retirada de la placa y el sarro acumulado entre las piezas dentales, la línea de la encía y en la zona subgingival. Es decir, en las bolsas periodontales en las que se producen cúmulos de bacterias. 

En un inicio, habrá que realizar un mantenimiento periodontal aproximadamente cada 3 meses

Además, en los casos más graves en los que el paciente presente bolsas muy profundas al sondaje, puede ser necesario recurrir a una cirugía periodontal. 

Otras causas del dolor de encías

Además de las enfermedades periodontales, existe otra serie de factores que pueden estar asociados a las molestias en las encías. 

A continuación, enumeramos los más frecuentes: 

  • Sensibilidad tras la realización de una limpieza dental profesional o después de un blanqueamiento dental
  • Inflamación y enrojecimiento asociados a cambios hormonales muy fuertes. Por ejemplo durante la pubertad, el embarazo o la menopausia
  • Molestias después de una cirugía oral, la colocación de un implante o la extracción de un diente
  • Dolor después de la realización de una endodoncia
  • Irritación de las encías asociadas a enfermedades sistémicas como, por ejemplo, la diabetes o la anemia
  • La retracción de las encías a causa de las enfermedades periodontales o de un cepillado excesivamente agresivo
  • El uso de prótesis dentales o estar abordando un tratamiento de ortodoncia
  • El bruxismo -o hábito involuntario de rechinar los dientes- puede causar también dolor en las encías
  • El tabaquismo irrita las encías y aumenta la probabilidad de sufrir enfermedades periodontales
  • El proceso de dentición en los niños, especialmente cuando erupcionan los dientes de leche en los bebés

Si me duelen las encías,  ¿qué remedios existen?

En primer lugar, si notas cierta irritación o molestias en las encías, lo ideal es que acudas cuanto antes a tu dentista de confianza. De esta manera, podrá evaluar la causa de este dolor y pautar un tratamiento indicado. 

Además, debes saber que la irritación o el dolor de las encías se puede prevenir, en ocasiones, con actos muy simples y remedios caseros. 

Y es que mantener unas buenas rutinas de higiene bucodental a diario puede ser muy beneficioso para evitar el dolor de encías. Cepillarte los dientes después de cada comida durante, al menos, 2 minutos o usar hilo dental para evitar los cúmulos de placa son dos actos muy sencillos y eficaces. 

Además, también puedes hacer uso de enjuagues bucales antibacterianos. Éstos están especialmente creados para evitar el cúmulo de placa y aliviar ligeramente el dolor. 

Por otro lado, mantener una alimentación adecuada tiene más importancia de lo que puedes pensar en un inicio a la hora de no percibir dolor. Evita la ingesta desmesurada de azúcar e incluye alimentos con vitaminas. 

Clínica dental especializada en el dolor de las encías

En Avodent sabemos que estas molestias no deben pasarse por alto. Y es que el dolor de encías puede ser un síntoma de una enfermedad en estado inicial que, en caso de no tratarse, puede derivar en consecuencias graves para tu salud bucodental. 

Si tienes alguno de los síntomas descritos anteriormente y vives o trabajas por la zona de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, te invitamos a acudir a una primera visita gratuita en nuestra clínica dental

En ella, un odontólogo especializado valorará el estado de tu boca y podrá diagnosticar la causa del dolor. Así, podremos proponerte un plan de tratamiento personalizado para quitar estas molestias -sin compromiso alguno, claro-. 

Para ello, puedes reservar tu cita online o, si lo prefieres, llamar por teléfono al 91 654 17 13. ¡Te esperamos! 

5/5 - (1 voto)

Fact Check

Para garantizar una mayor precisión este artículo ha sido verificado. El contenido incluye enlaces a sitios de medios acreditados, instituciones y organizaciones académicas de investigación y en ocasiones, a publicaciones y estudios médicos. Todo el contenido de nuestra web ha sido revisado, no obstante, si consideras que presenta errores,  inexactitudes o que está desactualizado, puedes contactarnos para sugerirnos las correcciones y aportaciones que estimes necesarias.

Primera consulta
totalmente GRATIS:

PIDE AHORA
TU CITA

¿Primera visita, limpieza, endodoncia
o blanqueamiento?

Todo lo que necesites, en Avodent.
Escríbenos a través del formulario o llámanos
al teléfono