corona dental

La corona dental es la parte visible del diente, dado que la parte invisible es la raíz de la pieza dental en cuestión, que se encuentra bajo la encía y dentro del hueso. Por lo general, la corona dental natural debe de ser fuerte y dura, pero existen casos en los que es necesario substituirlas por una artificial. Normalmente, el objetivo de estas coronas dentales artificiales es dar un buen aspecto al diente, además de fortalecerlo.

Millones de personas poseen coronas dentales, puesto que es la solución más recomendable para muchas deficiencias de la dentadura original. En este artículo te desvelamos en qué casos se utilizan, los distintos tipos de materiales con los que están hechas, además de otros aspectos relativos como su duración. No te pierdas toda la información sobre la corona dental, a continuación.

¿Qué es una corona dental?

La corona dental es una funda o prótesis que se coloca sobre un diente dañado. Se trata de implantes dentales que a diferencia de las prótesis removibles que se pueden quitar para limpiar, éstas son de tipo fijo. Estamos hablando de una estructura creada a medida para cada paciente, que se cementa sobre los dientes u otro tipo de implantes y que sólo un odontólogo puede extraer

¿Para que sirve una corona dental?

El dentista puede recomendar un implante dental de estas características por cuestiones de estética. Sin embargo, su funcionalidad principal es para proteger al diente que se encuentra debajo de la corona dental.

De este modo, el hecho de comer no será un suplicio, ya que no estaremos temiendo que la pieza dental o muela deteriorada sufra más daños o se pueda fracturar más.

Los casos más comunes en los que se suelen emplear las coronas dentales son los siguientes:

  • Evitar que un diente debilitado acabe rompiéndose.
  • Reparar un diente ya dañado que se ha fracturado.
  • Reemplazar porciones de gran tamaño, puesto que ya no queda suficiente pieza dental.
  • Cubrir algún tipo de implante dental.
  • Cubrir un diente deformado o que ha perdido color.
  • Cubrir una pieza dental sometida a un procedimiento de conducto radicular.
  • Servir de soporte para colocar un puente, al haber demasiado espacio entre un diente y otro.

Tipos de coronas dentales

Tal y como hemos mencionado en el punto anterior, una corona dental puede ser necesaria por distintos motivos, por ello existen también diferentes tipos. Estas fundas varían en función del material con que están fabricadas, pues para cada situación, se necesitará de una clase o de otra. Descubre los diferentes tipos de implantes dentales de estas características a continuación:

Fundas de cerámica y porcelana

Este tipo de coronas dentales imitan muy bien a los dientes naturales, por ello son muy demandadas. Es decir, quedan muy similares a los dientes originales, siendo apenas perceptible que se trata de un recubrimiento. Suelen ser resistentes, aunque existen otro tipos de materiales que lo son más. Estamos hablando del tipos más utilizado.

Fundas de resina

A pesar de no ser aconsejables por ser de un material poco resistente y que tiende a fracturarse antes, las fundas de resina son una opción más económica a diferencia de los demás tipos de coronas dentales. En algunos casos, se usan solamente como método provisional, antes de colocar la funda definitiva.

Fundas de zirconio

Las coronas dentales de zirconio son una buena opción si se pretende conseguir un resultado muy similar al esmalte natural de la dentadura. Se trata de un tipos de funda en el que el color y la morfología son casi idénticos a los dientes originales. Estamos hablando de unas fundas muy recomendadas para cubrir los dientes visibles al sonreír, no obstante, no se aconsejan para recubrir las muelas, puesto que el zirconio no es uno de los materiales más resistentes.

Fundas metálicas 

Seguro que te suenan estas fundas metálicas, pues son hechas de materiales tales como el oro, el níquel o el platino. Se trata de unos materiales muy resistentes, pero por contrapartida, no tan estéticos como los mencionados con anterioridad. Asimismo, vale la pena tener en cuenta que los implantes de oro son excesivamente caros.

Fundas combinadas

Con frecuencia, este tipo de fundas se suelen combinar con porcelana sobre metal y están indicadas en casos más severos, como por ejemplo, cuando una muela está demasiado dañada. Se trata de una corona dental que va encajada desde la raíz por su parte de metal, haciendo que sea mucho más resistente. Sobre la parte de metal se encuentra la porcelana, ideal para que la parte visible se asemeje a unos dientes reales. No obstante, en los pacientes que padecen encías retraídas, no se recomienda este tipo de funda, pues la parte metálica queda al descubierto. Asimismo, hay que tener especial cuidado con este tipo de corona dental, pues con el paso del tiempo puede llegar a desgastarse, dejando a la luz la parte metálica.

Fundas de acero inoxidable

Este tipo de fundas solamente se implantan en los más pequeños, puesto que sirven para recubrir los dientes de leche muy afectados. Esta es una solución final, cuando ningún otro método ha dado resultado y los dientes están demasiado dañados. Para evitar estas medidas tan drásticas, es recomendable llevar a los niños a revisiones odontólogicas anuales. De esta manera, se podrán detectar las caries u otros problemas en la dentadura a tiempo.

¿Qué duración tiene una corona dental?

La longevidad de una corona dental puede ser de por vida, siendo común que duren en perfectas condiciones de unos 15 a 20 años. Todo ello depende del paciente y de que practique una correcta higiene dental. Del mismo modo, también influye el hecho de que la dentadura, las encías o el hueso puedan verse afectados por alguna enfermedad dental.

A veces, la corona dental puede aflojarse o salirse y entonces será conveniente que acudamos a un centro experto en odontología para que nos coloquen la funda de nuevo. Para evitar en lo máximo posible que esto ocurra, vale la pena realizarse revisiones, así como limpiezas periódicas en la consulta de nuestro dentista para poseer una dentadura sana, bonita y fuerte. 

 

Resumen
Corona dental ¿Qué es y para qué se utiliza?
Título del Artículo
Corona dental ¿Qué es y para qué se utiliza?
Descripción
En clínica Avodent somos especialistas en implantología y queremos contaros qué es una corona dental y para qué se utiliza
Autor

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *