Coronas dentales en Madrid

Si alguna vez te has preguntado qué son y para qué sirven, en este post queremos despejar algunas de esas dudas y muchas más sobre esta técnica dental que cada vez es más utilizada por los dentistas en nuestro país.

¿Qué son las coronas dentales?

Son unas fundas que se ponen  sobre el diente del paciente para sustituirlo. Su finalidad es tanto estética como funcional, ya que visualmente parece una pieza más de nuestra dentadura y a la vez sirve para facilitar la masticación de los alimentos, ya que refuerza el diente.

Se coloca habitualmente en los premolares y los molares porque son las piezas dentales que más utilizamos a la hora de masticar, por lo que se desgastan con mayor facilidad que otros y los necesitamos para dicha utilidad. Además, tienen la ventaja que son fijos y solo puede ponerlos o quitarlos un odontólogo.

¿Cuándo el dentista decide que se coloca una corona?

El especialista decide ponerla cuando hay que cubrir totalmente un diente que está dañado o destruido. A veces, también se recomienda su uso para prevenir que una pieza se fracture, para colocar un puente, para cubrir un implante dental, para un diente que tenga otro color o tenga una forma diferente a los demás.

Como podemos observar, es una solución para muchos problemas que podemos tener en nuestra boca, siendo la más recomendada por los dentistas.

¿De qué materiales pueden estar hechas las coronas dentales?

En la actualidad, existen cinco tipos de coronas dependiendo de cómo estén fabricadas:

1) De metal: Son las más duras y las que mejor resisten en la dentadura.

2) De metal y porcelana: Se trata de una pieza de metal recubierta de porcelana para que sea más estética visualmente.

3) De porcelana feldespática: Se suelen colocar en los dientes que se ven más por estética.

4) De circonio y disilicato de litio: Son el material que mejor resultados da a la larga, ya que son igual de estéticas como de resistentes.

5) De composite: Se realizan con la misma resina que los empastes y son la mejor opción para casos temporales.

En resumen, los tipos de materiales que más se utilizan son el metal, la porcelana, el circonio y el disilicato de litio.

¿Para qué sirven las coronas dentales?

Principalmente, la finalidad es estética ya que proporciona las mismas características que un diente propio, pero también se puede dar el caso de colocarlas para conseguir fortalecer nuestros dientes o rellenar algún espacio que tengamos en nuestra dentadura.

El dentista será el que determine qué tipo colocar según el caso y las circunstancias de la persona a tratar, pudiéndose combinar diferentes tipos de coronas en algunas ocasiones.

¿Cuál es su precio?

Dependiendo del material del que estén fabricados, el precio varía. Puede ir entre los 250 euros que puede valer cada una de las de metal y porcelana, hasta las de circonio, disilicato de litio  y porcelana que están alrededor de los 480 euros cada una, pasando por las que menos se utilizan, que son las de metal y composite, que son las más baratas.

¿Cuánto duran las coronas una vez puestas?

Si han sido colocadas por un especialista, pueden durar toda la vida, siempre y cuando el paciente realice una correcta higiene bucal y acuda siempre a las revisiones estipuladas por su dentista. Cuando se detecte que puede haber un problema, hay que acudir a la clínica dental para que revisen si se ha aflojado la pieza, por ejemplo.

Como siempre indicamos, es muy importante mantener las encías y los dientes sanos y fuertes cepillándolos todos los días después de cada comida y utilizando la seda dental. La prevención es fundamental para preservar la salud bucodental.

Comentarios desactivados