cuánto cuesta un implante dental

La pregunta más frecuente de nuestros pacientes cuando le decimos que tiene una caries es: ¿cuánto cuesta un empaste dental? 

El precio siempre es uno de los aspectos que más preocupan de los tratamientos dentales.

Por ello, te invitamos a seguir leyendo este artículo en el que te voy a explicar cuál es el coste de un empaste dental y cómo se deben tratar este tipo de problemas.

¿Cuánto cuesta un empaste dental?

Teniendo en cuenta que el empaste suele ser una tarea sencilla y muy habitual en todas las clínicas dentales, el precio nunca será desorbitado. Las obturaciones son procedimientos que se pueden hacer con bastante rapidez. 

Además, si contratas algún seguro de salud con asistencia dental, en muchas ocasiones las prestaciones dentales se incluyen a precios muy reducidos.

Incluso hay algunas compañías que en las propias coberturas del seguro ofrecen la posibilidad de hacer empastes sin tener que pagar ninguna cantidad añadida.

En Madrid, el precio aproximado de la realización de un empaste dental ronda, aproximadamente, los 50 euros.

Como ves, su coste no es nada elevado. Además, cuesta lo mismo la obturación de una muela que la del resto de piezas dentales de la boca. 

¿Por qué es necesario hacer un empaste dental?

Muchos pacientes nos preguntan cuál es la razón por la que es necesario empastar una muela. Sobre todo, aquellos que no tienen la costumbre de hacer visitas preventivas al dentista ni entienden la salud bucodental como una prioridad.

A continuación, te contamos por qué se producen las caries dentales y en qué consiste exactamente un empaste dental

La causa se encuentra en las caries

Las caries son erosiones que sufren los dientes y muelas por culpa de una infección que invade los tejidos sanos. Los ácidos generados por la placa bacteriana van atacando primeramente el esmalte dental y lo van destruyendo.

Las caries se pueden atajar a tiempo siempre que se acuda al dentista con carácter periódico, incluso aunque el paciente no tenga dolor alguno. Y es que las caries, cuando empiezan a crecer, no causan dolor ni alerta de ningún tipo.

Sin embargo, si no se atajan de manera preventiva, las caries van avanzando. De esta manera, van dañando los tejidos sanos de la muela o el diente al cual están afectando y los irán necrosando.

Será entonces cuando comiencen a aparecer cavidades en la superficie dental -pequeños agujeros- que pueden desembocar en futuras fracturas y problemas tan graves como la pérdida de las piezas dentales. 

El objetivo de un empaste dental es retirar la caries a tiempo, de manera que deje de avanzar y se pueda preservar el diente natural en la boca del paciente.

¿Qué diferencias hay entre un empaste y una endodoncia?

Dependiendo del grado de penetración de la caries en el diente, el odontólogo recurrirá a la realización de un empaste o una endodoncia. 

En ambos casos, habrá que eliminar previamente todos los tejidos necrosados antes de proceder al empaste (también denominado obturación) o al tratamiento de conductos.

Sin embargo, la práctica de un tratamiento u otro no es arbitraria. 

Cuando la caries se encuentra en un estado inicial y los daños en la estructura son pequeños, los dentistas optan por la realización de un empaste. Éste es un tratamiento más rápido y menos invasivo que una endodoncia. 

Sin embargo, en aquellos casos en los que el paciente presente una caries profunda que ha llegado a las capas internas del diente, lo ideal será abordar una endodoncia. 

La endodoncia -conocida popularmente como matar el nervio- permite frenar el proceso infeccioso y evita una futura extracción de la pieza dental. Una vez el odontólogo ha realizado con éxito este tratamiento, se procede a la reconstrucción de la pieza. 

La elección de una u otra técnica es crucial a la hora de mantener el diente dañado la muela afectada en buen estado. Si el daño causado por la caries es grande pero se opta por un empaste, con gran probabilidad la muela terminará partiéndose a medio o largo plazo y habrá que proceder a extraerla.

¿Cómo se hace un empaste dental paso a paso?

Los empastes dentales son uno de los tratamientos más habituales en una clínica dental. Por lo tanto, los odontólogos estamos acostumbrados a hacerlos con muchísima frecuencia -prácticamente, a diario-.

A continuación, vamos a ennumerar la serie de pasos que sigue un experto en Odontología Conservadora a la hora de realizar un empaste. 

Paso 1: aplicación de la anestesia

Salvo que la caries sea muy superficial, lo normal es aplicar anestesia local en la zona afectada. Y es que este proceso puede llegar a ser doloroso, sobre todo si la caries ha afectado a la dentina o al nervio.

Una vez que la anestesia ha hecho efecto, se puede comenzar a trabajar en el área afectada con total seguridad de no causar molestias y dolores al paciente.

Paso 2: retirada de la caries

Para retirar el tejido afectado por la caries se pueden usar instrumentos como el torno o incluso el láser.

El procedimiento se basa en limpiar toda la zona infectada eliminando las bacterias y no dejando ni rastro de todo el tejido dañado.

El problema es que, tras esa limpieza, quedan agujeros y zonas que deben reconstruirse.

Paso 3: rellenado del hueco

Para rellenar la cavidad que ha quedado tras la eliminación de la caries se tiene que utilizar una pasta que sea maleable y que sirva para cubrir el hueco por completo.

Antiguamente se usaban compuestos metálicos a base de amalgama de plata u otros metales que garantizaban que el empaste durase mucho tiempo. Sin embargo, estos se veían con facilidad cuando el paciente sonreía. 

Por este motivo, hoy en día se opta por el  uso de resinas o pastas de composite. Éstas son de tonalidades blancas, por lo que consiguen un resultado final mucho más estético. 

Una vez que se ha aplicado el composite para cerrar debidamente todas las cavidades, hay que proceder al endurecimiento de este material con la ayuda de una lámpara LED que acelerará el secado.

Paso 4: pulido

Para dar forma al empaste, hay que pulirlo. De ese modo, se asemejará más si cabe a la pieza original. 

Por último, el odontólogo hará unas pruebas de mordida para retirar los restos de composite que sobresalgan más de la cuenta. Así, evitará que éstos puedan perjudicar la funcionalidad de la mordida o provocar llagas o daños en el interior de la boca.

¿Qué cuidados debes tener después de un empaste? 

Tras la consulta, es habitual que sientas la boca dormida durante, aproximadamente, 2 o 3 horas. Este tiempo depende del anestésico que haya empleado el dentista que ha abordado el caso. 

Mientras tengas la boca dormida, no deberás comer para evitar mordiscos indeseados. Eso sí, podrás beber agua con cuidado también de no morderte la lengua sin notarlo. 

Por lo demás, podrás hacer vida perfectamente normal. 

Esperamos que, tras leer este artículo, estés más tranquilo en cuanto al precio de un implante y la complejidad de este proceso. 

Si vives por la zona de Alcobendas o San Sebastián de los Reyes y crees que puedes tener una caries en una de tus piezas dentales, te invitamos a venir a una primera visita gratuita en nuestra clínica dental. 

En ella, te realizaremos una serie de pruebas diagnósticas -radiografías, fotografías intraorales- y un especialista valorará tu caso debidamente. De esta manera, podremos darte un plan de tratamiento personalizado y un presupuesto cerrado sin compromiso. 

Si quieres concertar esta cita, te invitamos a rellenar el formulario de contacto de nuestra página web o, si lo prefieres, llamarnos al 91 654 17 13. ¡Te esperamos! 

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *