dentadura postiza

Ya sea por uno u otro motivo, los dientes se pueden perder.

En ocasiones, un traumatismo puede provocar la ruptura total de un diente. O una enfermedad como la periodontitis sin tratar puede llevar a la pérdida de una o varias piezas.

Además, determinadas situaciones generan la necesidad de una extracción odontológica.

Y aunque los implantes han evolucionado mucho y dan estupendos resultados, no todo el mundo puede hacérselos.

En este artículo te voy a explicar todo lo que debes saber sobre la dentadura postiza.

Cuándo se debe poner una dentadura postiza

La pérdida de uno o más dientes implica el sufrimiento de una gran cantidad de incomodidades y molestias.

Por esa razón, se diseñaron algunos elementos artificiales que sustituyesen a los dientes perdidos.

Las dentaduras postizas son prótesis totales o parciales que sustituyen a esos dientes perdidos, fabricadas con materiales acrílicos sobre una base de plástico rosa que imita a las encías.

La dentadura postiza es necesaria, ya que de ese modo se pueden recuperar tres funciones:

  • Se mejora la masticación.
  • Se mejora la dicción, puesto que la ausencia de dientes provoca dificultades para pronunciar algunas palabras.
  • Se evita que el resto de los dientes se muevan para ocupar el espacio dejado por el diente o dientes perdidos.

Otro detalle a tener en cuenta, en el caso de las dentaduras postizas completas, es que también se recupera el sostén de los músculos faciales, con lo que la estética de la cara también mejora (a la gente edéntula o sin dientes se les suele cambiar la expresión de la cara, porque los labios tienden a retraerse hacia el interior de la boca, al no contar los músculos faciales con el soporte de los dientes).

Implantes dentales o dentadura postiza

Sin ninguna duda, los implantes dentales son siempre la mejor opción porque son más parecidos a los dientes naturales que las prótesis removibles o dentaduras postizas.

Al ir atornillados a la mandíbula, el implante dental es más cómodo y permite una mejor masticación.

Pero no todo el mundo puede someterse a uno o más implantes dentales.

Lo primero porque es posible que se haya producido una pérdida de hueso bajo las encías tan importante que no exista posibilidad de colocar los implantes donde se anclará la prótesis.

También puede suceder que el paciente tenga algún problema en los huesos (como osteoporosis o enfermedades óseas similares) por el que no terminen de sujetarse los implantes.

En esos casos, no habrá otro remedio que recurrir a la dentadura postiza.

Pero también hay un componente añadido que influye a determinados pacientes a recurrir a los dientes postizos en detrimento de los implantes: el económico.

Debido a la mayor prolongación y complejidad del tratamiento, los costes derivados de un implante son más elevados que los de la dentadura postiza.

Por lo tanto, algunas personas optan por este tipo de prótesis removibles para ahorrar algo de dinero.

¿Qué tipos de dentadura postiza hay?

Para saber qué dentadura postiza elegir, conviene que conozcas los distintos tipos de prótesis existen actualmente.

Implantes dentales

Aunque ya hemos visto que la mejor solución son los implantes dentales, conviene que veas cuáles son los dos tipos de implantes posibles antes de ver cuál puede ser la solución más adecuada para ti:

  • Coronas fijas: si apenas hay pérdida de hueso y hay suficiente encía, se fabrica una prótesis de porcelana que sustituirá a los dientes que falten, atornillándola directamente sobre los implantes que están fijados en el hueso.
  • Prótesis híbridas: en el caso de que se haya producido pérdida ósea y de tejido gingival, la prótesis híbrida debe incluir también un soporte de color rosa que sustituya a la encía perdida. Esta prótesis se atornilla sobre los implantes que están anclados al hueso.

Dentaduras postizas o de quita y pon

Se trata de prótesis removibles que se pueden poner y quitar.

De estas las tenemos también de varios tipos:

  • Prótesis mucosoportadas: se colocan cuando ya no queda ningún diente y se deben apoyar directamente sobre las encías. La arcada superior se puede colocar mediante el efecto “vacío” entre la prótesis y la encía, pero la inferior no suele agarrarse tan bien por culpa de la lengua y de los músculos internos del paladar.
  • Prótesis esqueléticas: se denominan mucodentosoportadas, porque no solo se apoyan en el hueso y la encía, sino que también se enganchan en los dientes que quedan. Aunque se fijan mejor y se mueven menos, pueden producir daños en los dientes sobre los que se soportan, así como una pérdida de hueso por la presión de la prótesis.

Cómo debe ser la limpieza de la dentadura postiza

Aunque las dentaduras postizas no pueden sufrir de caries, tampoco esto quiere decir que no haya que limpiarlas con la misma frecuencia que lo harías con los dientes propios.

Las dentaduras postizas también se ensucian y por eso hay que tener mucho cuidado con la higiene de las mismas.

Para evitar la acumulación de bacterias y suciedad que pueden provocar mal aliento y una apariencia poco saludable, se deben utilizar productos específicos para limpiar la prótesis a diario.

¿Te cuesta acostumbrarte a la dentadura postiza?

¿Te acaban de poner una dentadura postiza y estás incómodo con ella?

Es normal que los primeros días cueste acostumbrarse a ella: al principio es complicado hablar cuando la llevas puesta y cuesta masticar.

Y lo peor es que a veces te roza las encías y estas se irritan.

Si estás por la zona de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, y quieres que revisemos tu dentadura postiza para ajustarla y minimizar las molestias, puedes llamarnos por teléfono al 91 654 17 13 o pedirnos cita online rellenando este formulario.

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *