diabetes problemas dentales

Según la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente 422 millones de personas padecen diabetes hoy en día. Esto implica que 1 de cada 11 habitantes del mundo sufren este trastorno metabólico de graves consecuencias.

Entre otras muchas complicaciones de la diabetes, las odontológicas tienen gran importancia por su gran incidencia en una parte reseñable de la población.

En este artículo te voy a explicar cuáles son los principales problemas dentales relacionados con la diabetes.

La diabetes melitus

La diabetes se manifiesta en los pacientes como una serie de trastornos del metabolismo causados por una elevada concentración de glucosa en sangre.

Esto puede deberse a tres fenómenos:

  • Por defectos en la producción de insulina.
  • Por un aumento en la producción de glucosa.
  • Por una resistencia a la acción de la insulina que debe procesar la glucosa en sangre.

Sin ánimo de ser exhaustivo, la diabetes descontrolada puede llegar a provocar ceguera, deterioro en los riñones, vasculopatía en las extremidades inferiores (que requeriría la amputación de miembros) y enfermedades cardio-vasculares muy graves.

La diabetes melitus es considerada hoy en día como uno de los principales problemas de salud pública, con importantes consecuencias odontológicas, debido a que el exceso de glucosa en sangre puede afectar a la boca y a las encías.

Diabetes y problemas dentales

Los pacientes que padecen diabetes deben extremar su higiene dental, además de cuidar con mimo todo lo referente a su salud dental, pues su enfermedad les hace más propicios que otras personas a sufrir infecciones en la boca como las aftas o las enfermedades periodontales.

Periodontitis, el gran problema odontológico asociado a la diabetes

Al explicar las consecuencias de la diabetes melitus hablamos de muchas enfermedades graves que son causadas por una diabetes descontrolada.

Pues una de las que más incidencia tiene entre los diabéticos es la gingivitis y la periodontitis (segundo estado de la enfermedad de las encías, que puede terminar causando la pérdida de piezas dentales).

La periodontitis es una de las complicaciones habituales en los diabéticos. Pero según los últimos estudios, al contrario que con otras complicaciones de la diabetes como el derrame cerebral o los fallos renales, la relación entre diabetes y periodontitis es de doble sentido:

  • Por una parte, los diabéticos son más proclives a padecer enfermedades gingivales, debido a su poca resistencia a las infecciones por bacterias que provocan la gingivitis y la periodontitis.
  • Pero, además, la periodontitis también puede causar descontrol en el nivel de glucosa en sangre, contribuyendo con ello a la progresión de la diabetes.

Es evidente, entonces, que los altos niveles de glucosa en sangre pueden agravar la incidencia de las bacterias causantes de la gingivitis y la periodontitis.

Por lo tanto, si eres diabético conviene que se lo adviertas a tu dentista para que este lo tenga en cuenta a la hora de realizar exploraciones y tratamientos que permitan detener el proceso periodontal.

Sequedad bucal en pacientes diabéticos

Otra de las molestias causadas por los aumentos en la concentración de glucosa en sangre es la sequedad bucal.

Muchos pacientes diabéticos se quejan de tener siempre la boca seca: no pueden producir la suficiente saliva para hidratar los tejidos blandos de la boca, ni eliminar restos de comida ni neutralizar los ácidos propios de la cavidad bucal.

Esta sequedad bucal genera un aumento en la posibilidad de sufrir caries y enfermedad periodontal.

Llagas, aftas e infecciones micóticas

La diabetes también puede producir otras complicaciones en la boca como aftas, llagas, úlceras o infecciones micóticas.

En concreto las aftas suelen aparecer cuando existe una alta concentración de glucosa en sangre que varía el pH de la boca.

Debido a eso, los hongos pueden crecer sin control en el interior de su boca, provocando aftas y llagas.

La prevención, clave para minimizar los problemas dentales causados por la diabetes

Lo primero que hay que hacer es controlar el nivel de glucosa en sangre e intentar estabilizarlo bajo supervisión médica.

A nivel dental, los diabéticos deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • La higiene dental debe ser máxima. Los pacientes diabéticos deben cepillarse los dientes después de cada comida y usar también seda dental para retirar los restos de placa que no se eliminan mediante el cepillado.
  • Las visitas preventivas periódicas al dentista son obligatorias para todo el mundo. Con más razón se deben realizar si el paciente sufre diabetes. Además, conviene informar al dentista de que se está sufriendo la enfermedad, para que este lo tenga en cuenta a la hora de prescribir los tratamientos adecuados.
  • Para aquellos diabéticos que llevan dentaduras postizas o prótesis removibles es básico que extremen la higiene de sus aparatos, para que en ellos no se depositen bacterias que puedan agravar alguno de los procesos.
  • Por otra parte, si la dentadura empieza a molestar, o no se ajusta bien, el diabético debe comunicárselo inmediatamente a su odontólogo.
  • Los diabéticos fumadores deberían dejar de fumar, para que sus afecciones dentales no se les compliquen todavía más.

¿Sufres diabetes y vives en Alcobendas? Pásate por Avodent y te daremos algunos consejos personalizados para que tu boca esté sana

Si te acaban de diagnosticar de diabetes melitus, lo más conveniente es que visites al dentista de inmediato para minimizar los daños dentales que te pueda haber causado el descontrol de la glucosa en sangre.

Si vives en Alcobendas o en sus alrededores, estaremos encantados de atenderte en Avodent.

Puedes pedir cita online completando este formulario o llamarnos por teléfono al 91 654 17 13.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *