diabetes problemas dentales

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 422 millones de personas en el mundo padecen diabetes. Esto implica que 1 de cada 11 habitantes de la población mundial sufren este trastorno metabólico de graves consecuencias.

Entre las muchas complicaciones que trae consigo la diabetes, las enfermedades dentales tienen una gran relevancia debido a su incidencia en un alto porcentaje de la población.

En el presente artículo, trataremos de resolver todas tus dudas acerca de qué riesgos entraña la diabetes para tu salud bucodental y cómo puedes prevenir estas consecuencias en caso de que seas diabético.

¿Qué es la diabetes mellitus?

La diabetes es un trastorno metabólico causado por una elevada concentración de glucosa en sangre. Se trata de una enfermedad crónica cuyo origen puede estar ligado a tres fenómenos diferentes:

  • Un defecto en la producción de insulina
  • Un aumento en la producción de glucosa
  • Una alta resistencia a la acción de la insulina, que debe procesar los niveles de glucosa en la sangre.

En caso de no estar debidamente controlada, la diabetes puede tener numerosas consecuencias para el estado de salud general de quien la padece.

Entre las más reseñables, podemos hablar de problemas de riñón, de vista, enfermedades cardiovasculares graves o vasculopatías en las extremidades inferiores -que, en los casos más graves, pueden suponer la amputación de las mismas-.

Pero, además, tiene numerosas consecuencias en el plano odontológico.

¿Qué consecuencias tiene la diabetes para la salud bucodental?

La diabetes descontrolada, tanto si es de tipo 1 como 2, afecta al estado de salud bucodental de quien la padece. Los diabéticos son, por lo tanto, más propicios a padecer procesos infecciosos o patologías bucodentales.

Por ello, estos pacientes deben extremar sus precauciones en cuanto a higiene bucodental y respetar debidamente las revisiones pautadas por su dentista de confianza.

A continuación, vamos a enumerar las más frecuentes.

Riesgo de padecer enfermedades periodontales

Las enfermedades periodontales son un conjunto de patologías que dañan los tejidos de soporte de las piezas dentales: es decir, el hueso y encías. En función del grado de avance de la enfermedad, podemos distinguir entre:

  • Gingivitis, cuando la patología se encuentra en un estado inicial y puede ser reversible.
  • Periodontitis, en casos en los que la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada y es crónica.

Avance de la enfermedad periodontal

Entre los síntomas más comunes de estas patologías, destacamos la irritación, inflamación y sangrado de las encías -síntomas típicos de la gingivitis-, mal sabor de boca, retracción gingival y, en los casos más severos, movilidad dentaria e incluso pérdida de las piezas dentales.

Diversos estudios afirman, al contrario que ocurre con otras complicaciones derivadas de la diabetes, la relación entre esta patología y la periodontitis es de doble sentido:

  • Por un lado, la diabetes provoca una menor resistencia frente a los procesos infecciosos. Por ello, es más frecuente que los diabéticos padezcan enfermedades periodontales asociadas a infecciones por el cúmulo de bacterias en la cavidad oral.
  • Por otro, la periodontitis puede provocar un descontrol del nivel de glucosa en sangre, contribuyendo pues a la progresión de la diabetes.

Es evidente, entonces, que los altos niveles de glucosa en sangre pueden agravar la incidencia de las bacterias causantes de la gingivitis y la periodontitis.

Por lo tanto, si eres diabético conviene que se lo adviertas a tu dentista. De esta manera, podrá tenerlo en cuenta a la hora de realizar exploraciones y tratamientos que permitan detener el progreso de la enfermedad periodontal.

Mayor prevalencia de las caries dentales

La placa bacteriana es una fina capa transparente que albergamos en nuestra cavidad oral. Sobre la misma se adhieren distintos tipos de bacterias, que se nutren de los azúcares y los almidones presentes en los distintos alimentos.

La acumulación de placa bacteriana y la liberación de los ácidos presentes en la misma daña la estructura dentaria -esmalte, y dentina-, provocando la aparición de lesiones cariosas.

Unos niveles altos de azúcar en sangre, típicos de las personas diabéticas, hacen que la boca sea un hábitat con una concentración superior en azúcares. Y, por este motivo, los diabéticos tienen una mayor predisposición a padecer caries dentales.

Pérdida de las piezas dentales

Como ya hemos mencionado anteriormente, las personas que sufren de diabetes tienen una mayor predisposición a sufrir enfermedades gingivales y a verse afectados por la formación de caries dentales.

En ambos casos, la falta de un tratamiento en estados iniciales de ambas patologías puede llegar a suponer un desenlace fatal como es la pérdida de piezas dentales.

Sequedad bucal o xerostomía

La sequedad bucal es otra de las molestias causadas por los aumentos de concentración de glucosa en sangre. De hecho, muchos pacientes se quejan de padecer el síndrome de la boca seca.

También conocido como xerostomía, quienes lo acusan no pueden producir los niveles óptimos de saliva para hidratar los tejidos blandos de la boca, ni neutralizar el PH de la misma.

Por ello, la sequedad bucal supone un aumento de la posibilidad de sufrir caries y enfermedad periodontal.

Procesos infecciosos, llagas y aftas bucales 

La diabetes también puede provocar otras complicaciones en la boca, como por ejemplo una mayor propensión a padecer candidiasis oral.

Esta patología es una infección micótica causada por la proliferación exacerbada del hongo Candida Albicans, presente en nuestra cavidad oral.

Sus síntomas más acusados son la aparición de manchas blancas en la lengua y en el interior de las mejillas, así como de llagas, aftas o pequeñas úlceras.

Candidiasis oral

Dificultades en la cicatrización de heridas

Una diabetes sin controlar supone unos altos niveles de azúcar en la sangre. Este es un factor ligado a distintas dificultades de cicatrización de las heridas.

Por ello, los pacientes diabéticos padecerán procesos de curación de las heridas en la boca o de las aftas bucales más prolongados en el tiempo.

Consejos de salud bucodental para diabéticos

Si eres diabético, hay dos hechos clave a la hora de minimizar las consecuencias que esta patología puede tener en su salud bucodental:

  • Por un lado, controlar el nivel de glucosa en sangre y estar bajo supervisión médica.
  • Por otro, la prevención es vital a la hora de garantizar el buen estado de sus dientes y encías.

A continuación, desarrollamos 5 consejos muy útiles a la hora de mejorar tu salud dental.

  1. Mantén una higiene bucodental rigurosa

Para evitar la afección de enfermedades periodontales o de caries dentales, es imprescindible que seas muy riguroso en cuanto a tu limpieza oral.

Cepíllate los dientes después de cada comida durante, al menos, 2 o 3 minutos. Además, puedes completar tu higiene con el empleo de hilo dental o cepillos interproximales para eliminar de manera eficaz los restos de placa de tu boca.

HIgiene dental para pacientes con diabetes

  1. Respeta tus revisiones dentales

Las visitas preventivas periódicas al dentista son obligatorias para todo el mundo, pero con más motivo deben respetarse si el paciente sufre diabetes.

Además, conviene informar al dentista de que se padece dicha enfermedad, de manera que éste lo tenga en cuenta a la hora de prescribir los tratamientos adecuados.

  1. Precauciones para pacientes con prótesis dentales

Aquellos diabéticos que llevan dentaduras postizas o prótesis removibles deben extremar la higiene de sus aparatos, de manera que en ellos no se depositen bacterias que puedan agravar o suponer un proceso infeccioso en la cavidad oral.

Por otra parte, si la prótesis no se ajusta debidamente y supone ciertas molestias al paciente, éste debe comunicárselo de manera inmediata a su odontólogo de confianza. 

  1. No fumes

El tabaco complica, aún más, las afecciones dentales. Por ello, es vital que los pacientes diabéticos erradiquen o reduzcan en la medida de lo posible el mal hábito del tabaquismo.

Esperamos haber resuelto todas tus dudas acerca de las implicaciones que la diabetes puede tener en tu estado de salud bucodental.

Si te acaban de diagnosticar esta patología, lo más conveniente es que visites al dentista de inmediato. De esta manera, podrás minimizar a tiempo los daños dentales que pueda haber causado el descontrol de los niveles de glucosa en sangre.

Si vives en Madrid o en sus alrededores y quieres que nuestros expertos valoren tu caso, te invitamos a venir a una primera cita gratuita.

Para ello, puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al 91 654 17 13 o, si lo prefieres, rellenar el formulario de nuestra página web. ¡Te esperamos!

Resumen
¿Cómo afecta la diabetes a la salud dental?
Título del Artículo
¿Cómo afecta la diabetes a la salud dental?
Descripción
La diabetes tiene numerosas consecuencias en la salud y el estado de nuestros dientes y encías. Conoce cuáles son sus consecuencias y qué riesgos entraña, y cuál es el tratamiento idóneo para reducir estos perjuicios.
Autor
Publicado por
Clínica dental Avodent

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *