Dientes amarillos

El paso del tiempo, la ingesta de determinados alimentos o factores genéticos pueden ser alguna de las causas que se encuentran detrás de tener los dientes amarillos. 

En este artículo, citaremos qué factores pueden ser el origen de un oscurecimiento del esmalte dental y qué tratamientos dentales son los más indicados para tener unos dientes blancos y radiantes.  

Causas: ¿por qué se ponen los dientes amarillos? 

En la actualidad, el hecho de tener de unos dientes bien alineados y blancos ha cobrado una especial importancia. De hecho, muchos de nuestros pacientes acuden a nuestra clínica dental preocupados porque su esmalte dental se ha oscurecido con el paso del tiempo.

En primer lugar, queremos tranquilizarte: no debes alarmarte porque tus dientes ahora se muestren más amarillentos. Este oscurecimiento no tiene por qué ser una muestra de que tus dientes no se encuentren sanos, ni es un síntoma de padecer ninguna enfermedad bucodental.

Y es que las causas que se encuentran detrás de tener los dientes amarillos son muy diversas

A este respecto, debes saber que existen dos tipos de factores que inciden en el color de nuestros dientes: por un lado, aquellos en los que podemos incidir directamente y, por otro, aquellos que se escapan de nuestro control.

Dentro del primer grupo, podemos distinguir las siguientes causas de tener los dientes amarillentos:

  • Nuestra alimentación incide, de manera directa, en el color de nuestro esmalte. Y es que algunas bebidas con una fuerte coloración como, por ejemplo, el café, el té o el vino tinto pueden teñir nuestros dientes. Además, alimentos como las espinacas, los frutos rojos o los cítricos pueden colaborar también a oscurecer el tono de nuestro esmalte. 
  • El tabaco también afecta de manera directa a la hora de tener los dientes amarillos y, además, contrarresta los efectos de tratamientos estéticos como el blanqueamiento dental.
  • El cúmulo de sarro afea nuestro esmalte dental. Ésto es especialmente común en pacientes que no siguen una técnica correcta de cepillado o que llevan un aparato fijo de ortodoncia como los brackets que dificulta sus rutinas de higiene. Por ello, una limpieza oral deficiente también es una de las causas de tener los dientes amarillos.
  • En algunas ocasiones, la ingesta de algunos medicamentos como las tetraciclinas -unos antibióticos de amplio espectro empleados especialmente en las décadas de los 60 y 70- puede causar tinciones en los dientes. 
  • La fluorosis es una afección que se produce como consecuencia de una exposición excesiva al flúor en la etapa de formación de las piezas dental. Depende de su grado de severidad, puede suponer manchas blancas o amarillas en los dientes, e incluso pequeños surcos o fisuras en la superficie dental.

Fluorosis dental

Por otro lado, existe otro grupo de causas que se escapan a nuestro control. En éste, destacamos las siguientes: 

  • En primer lugar, la edad. Y es que, con el paso del tiempo, es habitual que el esmalte se desgaste y que, por ello, se exponga más fácilmente la dentina -de color más amarillento-. 
  • Además, el color del esmalte es diferente en cada persona y, en él, incide un componente genético. Así es que, si tienes los dientes más oscuros que otros de tus conocidos, es posible que tengas antecedentes familiares con un esmalte más poroso o más amarillento. 
  • Por último, los traumatismos dentales también pueden afectar al esmalte dental si llegan a dañar el nervio dental. En ese caso, el diente queda desvitalizado y se oscurece. 

¿Los niños pueden tener los dientes amarillos? 

Los dientes de leche tienen un esmalte mucho más blanco que las piezas definitivas -de ahí su nombre-.

Sin embargo, si un niño no se cepilla los dientes de manera correcta o inciden alguno de los factores descritos anteriormente como causa del oscurecimiento del esmalte, pueden verse amarillos sus dientes.

En ese caso, lo ideal es acudir al odontopediatra para que valore el estado de su boca y, en caso de ser necesario, le indique a los padres y a él mismo cómo debe seguir unas buenas rutinas de higiene oral. 

¿Cómo blanquear los dientes amarillos? 

Si tienes los dientes amarillos, no debes preocuparte: existen diferentes tratamientos de estética dental destinados a blanquear el color del esmalte o a modificar el tono del diente. 

A continuación, vamos a enumerar los 3 tratamientos más habituales a la hora de conseguir unos dientes blancos. 

Es importante que sepas que será un odontólogo cualificado quien, tras valorar tu caso, la causa del color amarillento de tus dientes y tu salud bucodental, te prescriba uno u otro. 

Limpieza dental profesional

También conocida como profilaxis, la limpieza dental puede ser de gran ayuda cuando los dientes se muestran amarillos a causa del cúmulo de sarro. Pero, además, también permitirá eliminar algunas manchas fruto del tabaco o de la ingesta de determinados alimentos o comidas. 

De igual manera, es un tratamiento obligatorio para todos los pacientes. Y es que, a pesar de tener la boca sana, es importante que te realices una higiene profesional al menos una vez al año para evitar posibles enfermedades bucodentales. 

Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es el tratamiento más habitual para mejorar el esmalte de unos dientes amarillos. Eso sí, antes de iniciar uno, debes tener en cuenta 3 factores diferentes: 

  • Por un lado, no está recomendado en caso de que sufras alguna patología dental como, por ejemplo, caries o enfermedades periodontales. Por ello, es importante que antes de someterte a uno, acudas a tu dentista de confianza para que valore el estado de tu boca. 
  • Además, no debes olvidar que el blanqueamiento dental es un tratamiento médico y que, por ello, debe estar supervisado en todo momento por un odontólogo especializado. 
  • Por último, es importante que sepas que, a pesar de haber proliferado en los últimos años, los blanqueamientos ambulatorios de venta en farmacias o internet no tienen la eficacia deseada. Y es que no tienen la concentración necesaria de peróxido de carbamida -el agente blanqueante- para tener un efecto duradero y efectivo en el esmalte dental. 

El blanqueamiento es un tratamiento mínimamente invasivo que tiene resultados espectaculares en un periodo muy breve de tiempo -en apenas 2 semanas, comenzarás a notar tus dientes más blancos-. 

Existen tres tipos diferentes de blanqueamiento dental

  • El blanqueamiento dental ambulatorio, que se basa en la aplicación del agente blanqueador en unas férulas realizadas a medida en la clínica dental que el paciente deberá ponerse durante las horas de sueño.
  • El blanqueamiento dental LED, que consiste en una cita en la cual se aplicará el agente blanqueador en las piezas dentales y se potenciará su acción mediante una sesión de lámpara de luz fría en clínica. 
  • Por último, el blanqueamiento dental combinado aúna el efecto del agente blanqueador posicionado en las férulas con la acción de la lámpara de luz fría. 

En Avodent apostamos por este último tratamiento porque, además de conseguir aclarar más tonos las piezas dentales, ofrece resultados más duraderos en el tiempo. 

Lámpara Zoom de Philips

Carillas estéticas

En algunas ocasiones, las tinciones son tan severas que el blanqueamiento dental resulta ineficaz a la hora de mejorar el tono de los dientes amarillos. 

Éste es el caso típico, por ejemplo, de las tinciones severas a causa de la ingesta de tetraciclinas. 

En estos casos, las carillas dentales son el tratamiento más indicado para devolver la estética a la sonrisa del paciente. 

Las carillas son unas finas láminas de porcelana o composite que se colocan cementadas sobre la cara vestibular -o visible- de las piezas dentales. Gracias a las mismas, podemos modificar tanto el color como la forma, el tamaño y la posición de las piezas dentales. 

Carillas estéticas

Por ello, además, están indicadas también para pacientes que, además de tener los dientes amarillos, sufren fuertes desgastes dentales -generalmente, a causa del bruxismo-. 

Remedios para evitar tener los dientes amarillos

Como hemos explicado en un inicio, hay algunos factores que están fuera de control del paciente. Sin embargo, sí podemos seguir una serie de consejos para evitar tener los dientes amarillos. 

Entre ellos, destacan: 

  • Mantener una higiene dental muy rigurosa, completando el cepillado con el uso de hilo dental, cepillos interproximales o waterpik.
  • Acudir a las revisiones con el dentista de manera rigurosa y realizarse, al menos, una limpieza dental profesional al año
  • Si eres padre o madre, consultar con el odontopediatra la pasta de dientes más adecuada para tu hijo o hija y asegurarte de que estás exponiendo sus piezas dentales a las cantidades correctas de flúor para su edad.
  • Evitar el consumo excesivo de bebidas y comidas que tiñen las piezas dentales y reducir -o erradicar, si es posible- el hábito de fumar y consumir bebidas alcohólicas

Como ves, tener los dientes amarillos es más común de lo que parece y, por suerte, puede corregirse con distintos tratamientos estéticos. 

En Avodent somos expertos en Estética Dental, y ponemos a tu disposición todos los tratamientos descritos anteriormente para que luzcas una sonrisa radiante.

Si quieres acudir a una primera visita gratuita para que nuestros especialistas valoren tu caso y puedan darte un plan de tratamiento sin compromiso, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros. 

Para ello, puedes llamar al 91 654 17 13 o, si lo prefieres, rellenar el formulario de nuestra página web. ¡Te esperamos! 

0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *