dientes-bonitos

Aunque pueda parecerte imposible, tener una sonrisa y dientes bonitos como los de los famosos está al alcance de tu mano.

Tan solo tienes que seguir los consejos que hoy te voy a dar para que tus dientes se muestren sanos y bonitos. Voy a ayudarte a crear rutinas que, una vez interiorizadas, te ayuden a disfrutar de una boca saludable.

En otras palabras, si lo que quieres es tener unos dientes bonitos… ¡no dejes leer los siguientes consejos!

Antes de empezar… ¿sabrías distinguir unos dientes bonitos?

Antes de empezar con los consejos específicos, voy a darte unas mínimas nociones para que sepas por qué determinadas sonrisas son más bonitas que otras.

Los dientes deben ser blancos, de una forma regular, de un tamaño proporcionado, correctamente alineados y distribuidos simétricamente a lo largo de toda la boca.

Las encías también influyen mucho en la sonrisa. Es más, unos dientes bonitos no son garantía de una sonrisa saludable si las encías no están sanas o son excesivamente grandes.

Lo ideal es que al sonreír apenas se vean. Como máximo, no debe enseñarse más de 1 mm. de encía.

Por último, lo verdaderamente estético en lo que a sonrisas se refiere es que, al abrir la boca para sonreír, tan solo se muestren unos pocos dientes de la fila superior y que estén alineados siguiendo la línea imaginaria de los labios.

Los 5 consejos definitivos para tener dientes preciosos

1.- El cepillado, imprescindible después de cada comida

En esto no valen las excusas: da igual si comes mucho fuera de casa o si te da pereza hacerlo con la conveniente regularidad. No dejes nunca de cepillarte los dientes después de cada comida. Porque si no te lavas los dientes, los problemas terminan por aparecer.

De hecho, una gran parte de los pacientes que atendemos en nuestra clínica Avodent acuden por problemas relacionados con la falta de higiene oral. Así que debes ser riguroso con tu higiene bucal.

Si te cuesta, crea una rutina en la que nada más levantarte de la mesa vas inmediatamente a lavarte los dientes.

2.- El blanqueamiento dental es básico para que sonrías con seguridad

Si tienes los dientes con manchas o algo oscurecidos, tal vez sea el momento de someterte a un tratamiento de blanqueamiento dental.

Puedes recurrir a blanqueamientos como el que hacemos en Avodent, mediante luz LED Zoom WhiteSpeed de Phillips, totalmente efectivo tras una sesión de 45 minutos.

Otra opción que queda muy bien son las carillas dentales Lumineer, unas carillas de porcelana ultrafina que son las que usan muchos de los famosos que salen en las revistas.

3.- Evita determinados hábitos y alimentos

No todo lo que consumimos es bueno para nuestra salud. Uno de los hábitos más dañinos para tu dentadura es el del tabaco. Mientras fumas, estás agrediendo los tejidos de tu boca, lo cual impide que tengas una sonrisa saludable.

El efecto más directo del tabaco es que amarillea los dientes.

Pero hay más sustancias que oscurecen y manchan los dientes: el té, el café o el vino tinto son bebidas que ensucian tu dentadura y empeoran también tu aliento. Así que si quieres mostrar unos dientes hermosos tendrás que reducir el consumo de esta sustancias.

También debes tener cuidado con las bebidas carbonatas y ácidas como el zumo de naranja, ya que sus ácidos pueden destruir el esmalte de tu dentadura.

Y algo parecido ocurre con los alimentos que tienen una gran cantidad de azúcar, ya que pueden aumentar el riesgo de sufrir caries.

4.- Consume alimentos buenos para los dientes

Aunque hay muchos alimentos y sustancias nocivas para la dentadura, también hay otros alimentos cuyo consumo beneficiará a tu sonrisa.

Por eso es bueno que comas alimentos ricos en proteínas y vitaminas. También son buenas las comidas que contengan calcio o flúor, que son sustancias que mejoran tu salud oral.

Y no pienses que es necesario tomar ningún aporte artificial de flúor o calcio, pues alimentos como la leche o el queso tienen una buena cantidad de calcio natural. Otros pescados como el salmón, las sardinas o el bacalao o carnes como la de pollo garantizan la cantidad necesaria de flúor.

5.- Tus dientes no son una navaja multiusos

Si necesitas cortar un plástico o quitar el tapón de una botella, es mejor que utilices el instrumento adecuado. Pero no emplees tu dentadura para esas acciones, ya que el daño sobre tu boca está garantizado.

Ten en cuenta que una vez que mudamos los dientes de leche, los siguientes que salen son definitivos y nos tienen que durar toda la vida. Por eso es conveniente no someterlos a agresiones innecesarias.

Si accidentalmente sufres un golpe que te rompe un diente –o una parte del mismo–, acude inmediatamente a un dentista para que estudie si se puede reconstruir el trozo que se ha roto o hace falta la colocación de un implante.

De hecho, este tipo de lesiones mal tratadas pueden provocar problemas de oclusión y apiñamientos dentales que más adelante harán necesario el uso de ortodoncias.

¿Necesitas más información? Ven a vernos

Creo que estos consejos te servirán para que puedas mostrar unos dientes bonitos y sanos cuando sonríes.

Pero si tienes dudas o necesitas información adicional, estaremos encantados de atenderte en nuestra clínica Avodent, en la calle Constitución, 6, de Alcobendas (Madrid).

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *