Efectos del alcohol en la boca

Venancio tiene 59 años.

Lleva toda la vida —al menos desde que tenía 16 años—, haciendo su vida social de bar en bar.

A mediodía, sin excepción, suele recorrer la ruta de los bares de su barrio, en donde por lo menos caen 4 o 5 copas de vino antes de comer.

Sobre las 15:00 regresa a su casa para comer, también con vino.

Y tras el almuerzo, baja de nuevo al bar para jugar la partida mientras se toma un café con un chupito.

No se puede decir que Venancio se emborrache, pero ese consumo excesivo le está pasando factura a Venancio en forma de diversas enfermedades dentales que ahora mismo se está tratando en Avodent.

Si como Venancio, eres de los que se toma una copita de vez en cuando y quieres saber cómo afecta el consumo continuado de alcohol a la salud bucal, no dejes de leer este artículo.

¿Qué efectos produce el alcohol en la boca?

El caso de Venancio es muy habitual en España.

Personas de edad madura, que se han acostumbrado a desarrollar toda su vida social alrededor del alcohol.

Y aunque no se puede considerar que tengan un problema con el alcohol —al menos en lo que se refiere a dependencia o adicción—, lo cierto es que les cuesta horrores cambiar de hábitos y dejar de consumir esas copas de vino o licores que tanto les gustan en los momentos de socialización.

En muchas ocasiones este tipo de pacientes llegan a nuestra consulta con graves problemas dentales originados por el consumo regular de bebidas alcohólicas desde edades muy tempranas.

En el caso de Venancio, él mismo me comentó que —pese a que casi nunca bebía más de lo que nos había dicho—, llevaba 45 años tomando alcohol con regularidad.

Y si a eso le unimos una deficiente higiene dental —junto con su dejadez a la hora de visitar preventivamente al dentista—, nos encontramos con una “tormenta perfecta” que se está desarrollando en su boca.

Estos son algunos de los efectos más habituales del alcohol en la boca:

  • Desgaste en las piezas dentales: el alcohol es muy abrasivo y poco a poco va deteriorando el esmalte dental.
  • Trastornos en el pH de la boca: como el pH del alcohol es mucho más bajo que el de una boca sana, al consumir inmoderadamente alcohol se corre el peligro de que aparezcan las caries, ya que la saliva no es capaz de combatir las bacterias propias de la boca.
  • Desmineralización de los dientes: el alcohol va desmineralizando los dientes.
  • Mucosas y tejidos blandos de la boca resecos: con lo que se impide o limita mucho el flujo de saliva y es posible que aparezcan las infecciones.
  • Mal aliento: el consumo continuado de alcohol provoca halitosis, ya que la saliva no es capaz de destruir a las bacterias y estas se pudren produciendo mal olor.
  • Aumento de la ingesta de bebidas azucaradas: el consumo de combinados o cubatas provoca que también se ingiera mucha más azúcar de la recomendable, con lo que el riesgo de sufrir caries también se multiplica.

Alcohol y salud dental

Aunque una gran parte de la sociedad consuma alcohol con ligereza y despreocupación, no debería olvidarse que este tipo de sustancias son peligrosas y se encuentran detrás de numerosas complicaciones.

En lo que a salud dental se refiere, los efectos del alcohol en la boca tienen desastrosas consecuencias de distintos tipos.

¿Qué enfermedades puede producir el alcohol en la boca?

Mucha gente piensa que el alcohol solo puede producir problemas desde el punto de vista de la intoxicación etílica.

Son notorios los efectos que una gran borrachera puede producir en la salud general de una persona (y más si el que se emborracha es un joven).

Pero mucha gente parece desconocer, o no dar la importancia debida, al consumo continuo de cantidades regulares de alcohol.

Una costumbre que también tiene importantes consecuencias, entre las que destacan las siguientes:

  • Enfermedades periodontales: el alcohol produce deshidratación y ya hemos visto que reseca mucho las mucosas bucales. Y en ese caso, la probabilidad de sufrir gingivitis o periodontitis aumenta exponencialmente, ya que la boca seca es el peor enemigo de las encías.
  • Caries: ya hemos visto que la falta de saliva —junto con los azúcares de las bebidas carbonatadas y del propio alcohol que se combina con estas— hace a los dientes más proclives a ser atacados por las bacterias provocando caries.
  • Desgaste dental: el alcohol va deteriorando los dientes, los desmineraliza y los vuelve sensibles. Además, su apariencia también empeora porque se oscurecen y tienden a amarillear. Un efecto que se puede potenciar aún más con el consumo habitual de vino tinto (que oscurece más si cabe los dientes). Por eso, la boca pierde su aspecto saludable y suele emitir mal olor.
  • Caída de dientes: el alcohol puede terminar produciendo pérdida de piezas dentales. Además, tampoco ayudaría positivamente al éxito de los implantes.
  • Cáncer oral: el alcohol se encuentra presente entre las principales causas desencadenantes de muchos cánceres como el de garganta, el de esófago o el oral.

Cómo evitar estas complicaciones

Ni quiero asustarte más de la cuenta ni tengo intención de preocuparte porque de vez en cuando te tomes alguna copita.

Pero si consumes cantidades de alcohol por encima de lo normal con mucha frecuencia, deberías empezar a tomártelo en serio, ya que la única forma de reducir este riesgo es disminuyendo la dosis que consumes.

La clave de todo esto reside en la moderación.

¡Y si dejas por completo de beber alcohol, pues mejor que mejor!

¿Tomas alcohol con frecuencia y algo no va bien en tu boca?

Si bebes alcohol con cierta frecuencia y notas molestias en tu boca, lo mejor es que te pases por Avodent para que podamos hacer una exploración completa y aplicarte el tratamiento adecuado.

Recuerda que la primera visita es gratis.

Para evitarte esperas, conviene que nos pidas cita online completando este formulario

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *