puente-dental-clinica-alcobendas

En ocasiones un diente totalmente dañado no se puede restaurar, ni siquiera con el uso de una corona. Lo más usual es que tu dentista de confianza te sugiera su eliminación y posteriormente alguna técnica para preservar el alvéolo óseo y así impedir que la forma de la mandíbula se vea alterada.

 Muchas personas necesitan reponer dientes a resultas de caries, abscesos, fracturas o enfermedades periodónticas. Este reemplazo es importante y no sólo por cuestiones estéticas, de ahí que incluso reponer los dientes posteriores y menos visibles sea también muy recomendable.

La plena capacidad de masticación así como la preservación del contorno facial son factores tan importantes como el de mantener una bonita sonrisa. Otro factor importante es evitar que los dientes adyacentes a aquél que falta se desplacen al sitio que ocupaba el que ya no está.

Ante esta tesitura tenemos dos opciones: el implante dental o el puente.

¿Qué es un puente dental exactamente?

Los puentes se componen de dos “dientes de coronación” a cada lado del hueco dejado por el o los dientes que faltan. Es decir, hace falta tallar los dientes adyacentes al espacio vacío y colocar sobre ellos dos coronas llamadas “retenedores”. Estos dientes pilares llevan unidos mediante elementos machihembrados (ataches) el o los dientes que faltan y que se conoce como póntico.

En resumen, es el “póntico” lo que va a suplir el o los dientes que faltaban. La preparación para la colocación de un puente es la misma que para la colocación de una corona. En un puente, sin embargo, todas las coronas están unidas como las estacas en una valla. Así un puente de tres unidades utilizado para reemplazar un diente tendrá dos dientes pilares y un póntico (el del diente que falta).

Es habitual el uso de puentes provisionales, sobretodo en la parte frontal de la boca ya que hay que probar que si pueden afectar de manera negativa a la apariencia o a la dicción. El dentista finalmente será el que realice los ajustes finales necesarios para convertirlo en definitivo.

Como los implantes individuales, los puentes requieren un correcto cuidado en casa y un adecuado mantenimiento con consultas periódicas al odontólogo.

Pros y contras

Este sistema ha sido utilizado con éxito durante décadas aunque tiene una parte poco favorable: necesita preparar -un eufemismo que significa limar y probablemente debilitar- dientes sanos para poder cimentar en ellos los retenedores del póntico. Además la unión entre los dientes naturales y la corona es una zona más sensible de lo normal para la caries, lo que requiere un especial cuidado.

Otra razón para el paulatino desuso de los puentes es que la colocación de implantes cada vez se hace más versátil y adaptable a las distintas situaciones. Sin embargo, si el hueco se ha creado justo en medio de dos dientes ya implantados, un puente puede ser la mejor de las soluciones antes de poner un tercer implante individual.

Además, no siempre es posible usar implantes. En ocasiones simplemente no hay hueso suficiente para poder insertar el pilar o si lo hay éste no dispone de la densidad suficiente para que la osteointegración resulte exitosa. También algunas enfermedades como una diabetes incontrolada, del sistema inmune, fumar en exceso o bruxismo pueden impedir la cirugía de implantes con éxito. Aunque muchos inconvenientes son salvables, lo cierto es que los implantes no son para todo el mundo sin excepción.

La cuestión económica también es un factor a considerar. El coste de un implante dental completo es inicialmente más elevado que un puente de tres piezas, pero la duración del primero hace que con el tiempo sea una inversión más rentable.

Afortunadamente hoy hay múltiples opciones para reemplazar una o varias piezas dentales, para conocer cuál es la indicada para tu caso, en Alcobendas y alrededores nos tienes a tu disposición en Avodent. No dudes en concertar una cita para conocernos.

 

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)