blanqueador de dientes

El blanqueamiento dental está de moda, es una técnica muy popular en los últimos años debido al cuidado y la importancia de la apariencia estética. Las personas, cada vez más, nos preocupamos por tener unos dientes blancos, y perfectamente alineados. Para blanquear los dientes tenemos dos opciones: a través del uso de luces (halógena, LED o láser) o mediante la utilización de las técnicas adaptadas para el tratamiento en casa. En Avodent te vamos a informar de todo lo que debes saber acerca del blanqueador de dientes, pero te recomendamos hacerlo con el asesoramiento de profesionales.

La única diferencia de utilizar uno u otro método es la duración de los procedimientos, los resultados son los mismos. El tratamiento mediante luz es más rápido porque el gel que se utiliza es bastante más fuerte y se activa con la luz, lo que ayuda a acelerar los resultados, mientras que el gel utilizado en casa, llamado peróxido de carbamida requiere de como mínimo tres semanas para conseguir un blanqueamiento completo.

Antes del blanqueador de dientes

Es muy importante que antes del tratamiento, los dientes deben estar lo más limpios posible. Lo más aconsejable es realizar una limpieza dental profesional para que el peróxido entre en contacto con el esmalte de forma directa. Para recibir el blanqueamiento dental deberías eliminar las posibles caries o placa.

Además, si las raíces de los dientes quedan expuestas, no se van a blanquear ya que no están cubiertas por esmalte. Debes consultar con tu odontólogo, sobre todo si tienes fundas, carillas o dientes fijos, ya que es el único que podrá asesorarte sobre el mejor método de blanqueamiento para ti.

Mitos para blanquear los dientes

Algunos de los mitos más conocidos sobre el blanqueador de dientes son:

  • Las pastas dentales blanqueadoras que podemos encontrar en cualquier establecimiento o supermercado no tienen una eficacia real. Escasas pastas dentífricas blanqueadoras contienen realmente agentes blanqueadores como el bicarbonato de sodio. La mayoría suelen ser muy abrasivas, lo que consigue eliminar las manchas externas y dan la impresión de que los dientes son más blancos. Pero lo único que hacen es dañar el esmalte.
  • Los remedios caseros como el bicarbonato de soda, limón y agua oxigenada no funcionan como blanqueantes dentales. Ni frotarse los dientes con determinadas frutas. Casi todos estos elementos suelen incorporar elementos abrasivos que dañan nuestros dientes, provocando problemas de sensibilidad dental.
  • Los kits de blanqueo, las férulas para blanqueado dental o tiras blanqueadoras pueden tener cierto efecto blanqueador, pero en cuanto seguridad son métodos muy dudosos, que pueden ocasionar efectos secundarios como sensibilidad dental, irritación de encías y erosión de esmalte.
  • Las luces LED y otras luces aceleradoras que venden para usar en casa no surten ningún efecto blanqueante. El  blanqueador por fotoactivación solo funciona si se lleva a cabo por un profesional en un centro.

Tipos de blanqueador de dientesblanqueador de dientes

  • Fotoactivación: tiene que llevarse a cabo por profesionales en una clínica odontológica. Es una técnica rápida de blanqueamiento dental cuyos resultados se observan desde la primera sesión, con un aclarado de hasta 8 tonos. El método consiste en colocar una funda que protege las encías, lengua y paladar y después se aplica un gel blanqueante que se activa mediante luz LED.
  • Blanqueamiento en casa con gel: es un blanqueamiento que podemos realizar en casa pero siempre con la supervisión de nuestro odontólogo. Se consigue mediante unas férulas de plástico en las que se aplica un gel blanqueador.
  • Blanqueamiento mixto: es un método combinado de los dos anteriores. Supone un aclarado de hasta 10 tonos, con una mayor duración de los resultados, debido a los dos tratamientos de blanqueamiento recibidos en la clínica y en casa.
  • Blanqueamiento interno: es un blanqueamiento que se utiliza en situaciones concretas como la perdida de color de un diente por alguna causa. En varias sesiones se recibe el tratamiento en la clínica para devolver el color e igualarlo con el resto de dientes.

Remedios caseros para blanquear los dientes

Habrás escuchado hablar de multitud de trucos o remedios caseros para blanquear tus dientes. Desde Avodent te aconsejamos consultar con un especialista antes de hacer uso de alguno de esos remedios ya que un blanqueamiento natural no siempre es más sano o seguro. Muchos de esos tratamientos pueden funcionar a corto plazo, pero dañas tus dientes a largo plazo.

Después del blanqueador de dientes

Al tomar la decisión de blanquear tus dientes, tendrás que no solo preparar tus dientes para antes de recibir el tratamiento, sino que deberás tener un cuidado especial posterior, dependiendo del método y los productos que vayas a utilizar. Como te hemos comentado, no debes olvidar que algunos productos, sobre todo los caseros o naturales realizados en casa, pueden alcanzar y dañar la pulpa del diente, causando problemas de sensibilidad y de fracturas.

Para conseguir mantener unos dientes blancos y saludables te aconsejamos seguir las siguientes pautas:

  • Cepillar los dientes tres veces al día con una crema dental blanqueadora.
  • Usar hilo dental diariamente para eliminar la placa de entre los dientes y debajo de las encías.
  • Usar productos que contienen fluoruro.
  • Evitar los cigarrillos.
  • Disminuir el consumo de café, té negro, vino tinto, salsa de tomate, refrescos y algunos frutos rojos.
  • Usar enjuagues bucales blanqueadores.

Es fundamental buscar orientación de un odontólogo. Los productos comprados por tu cuenta pueden dañar tu esmalte y/o causar problemas de sensibilidad al calor y al frío.

Prevenir la decoloración de los dientesblanqueamiento dental

Al igual que es importante conocer los cuidados antes y después de recibir un tratamiento blanqueador de dientes, te informamos de todos aquellos productos o hábitos que dañan o manchan tus dientes.

  • Cervezas y refrescos: La cerveza y las bebidas gaseosas manchan nuestros dientes y aumentan la producción de caries al contener altos niveles de azúcar.
  • Café: Beber té y café de manera regular mancha tus dientes.
  • Dentista: Realiza visitas a tu dentista al menos dos veces al año para prevenir los posibles problemas.
  • Enjuague bucal: Evita los enjuagues que contienen alcohol y otros componentes químicos que pueden manchar tus dientes.
  • Vino Tinto: El vino tinto contiene elementos altamente de tinción por su la gran cantidad de azúcar y alcohol que lo forman.
  • Tabaco: La nicotina contiene alquitrán y otros productos químicos que manchan gravemente nuestros dientes.
  • Alimentos azucarados: A más alimentos con azúcar, mayor es el riesgo que tienen tus dientes de descomponerse y sufrir enfermedades como las caries.
Resumen
Elige el mejor blanqueador de dientes: salud y estética
Título del Artículo
Elige el mejor blanqueador de dientes: salud y estética
Descripción
El blanqueamiento dental está de moda. Como blanqueador de dientes podemos usar luces (halógena, LED o láser) o técnicas adaptadas para casa.
Autor

Comentarios desactivados