Qué hago cuando tengo las encimas inflamadas

Las enfermedades de las encías son mucho más habituales de lo que parece. De hecho, las asociaciones profesionales estiman que más del 80% de la población sufre algún tipo de problema gingival. Y el porcentaje de personas enfermas aumenta todavía más conforme se incrementa la edad.

Está claro que tarde o temprano puedes sufrir algún tipo de molestia en las encías: sangrados, enrojecimientos, inflamación de encías…

Por eso hoy te voy a explicar qué debes hacer si un día te encuentras que tienes las encías inflamadas.

Los motivos por los que se inflaman las encías

Un día te levantas por la mañana. Vas al baño. Te pones delante del espejo. Coges el cepillo de dientes y, tras poner pasta dentífrica, justo en el momento en el que abres la boca para cepillarte los dientes, notas que tus encías se han inflamado.

Tras observar con más detenimiento el reflejo que te devuelve el espejo, compruebas que han cambiado de color, se han puesto muy rojas —casi moradas— y están abultadas, anormalmente agrandadas.

En tu mente empiezas a pensar que eso no puede ser nada bueno.

Entonces la preocupación te invade y decides que ya ha llegado el momento de llamar al dentista para que te haga esa revisión que tanto tiempo llevas posponiendo.

Pero ¿por qué se inflaman las encías?

Sin una revisión por parte del dentista, es difícil aventurar las causas: puede tratarse de una enfermedad periodontal, como la gingivitis o la periodontitis, o de una irritación provocada por algún producto o alimento que has ingerido (por ejemplo, sustancias como el café o el alcohol pueden irritar las encías).

En general, conviene que sepas que las bacterias que residen en el interior de tu boca van generando una placa pegajosa y dura conocida como sarro, que no puede retirarse por completo con el cepillado y el uso de la seda dental. Solo por medio de limpiezas dentales profesionales se retira ese sarro.

Si no se hace, el sarro se va acumulando debajo de las encías y con el tiempo causa las siguientes enfermedades:

  • Gingivitis: la gingivitis es una inflamación de las encías causada por la acumulación de sarro sin retirar por un higienista dental. La placa se descompone y va provocando infecciones en las encías. Ese es el motivo por el que sangran, se inflaman y se enrojecen.
  • Periodontitis: si la gingivitis no se trata, el siguiente estado pasa a denominarse periodontitis. La infección provoca que la encía se retraiga y genere bolsas llenas de toxinas bacterianas. Estas toxinas se adhieren al hueso y provocan pérdidas dentales.

¿Hay personas con más tendencia a la inflamación de las encías que otras?

Existen determinados factores que favorecen que algunas personas tengan más probabilidad de sufrir problemas en las encías que otras. Estos son los factores más destacados:

  • Tabaquismo: los fumadores tienen más probabilidades de que se les hinchen las encías.
  • Diabetes: los diabéticos son más proclives a sufrir infecciones en general y gingivitis en particular. También lo son aquellos pacientes que sufren enfermedades inmunodepresoras como algunos cánceres o el SIDA.
  • Ortodoncias y prótesis dentales: los pacientes a los que se les han colocado ortodoncias, brackets, prótesis fijas o removibles pueden ver dificultada su higiene dental, con lo que son más proclives a las enfermedades de las encías.
  • Carencia de vitaminas o nutrientes: si tu cuerpo está bajo de vitamina C o de hierro, es posible que, entre otros problemas, tus encías se irriten e inflamen.
  • Cambios hormonales: las mujeres, a lo largo de su vida, sufren determinados cambios hormonales que pueden desencadenar gingivitis.
  • Predisposición genética: hay determinados pacientes más propensos que otros a las enfermedades de las encías por cuestiones genéticas.

Remedios caseros para las encías inflamadas

No me canso de repetir que la prevención es la mejor forma de evitar las encías inflamadas.

Para prevenir la gingivitis, debes ser muy riguroso con tu higiene dental (con cepillados después de cada comida y uso continuo de la seda dental). Pero eso no es todo: también es necesario cada cierto tiempo acudir al dentista para que te haga una limpieza dental en profundidad.

Incluso así, si surge la enfermedad y tus encías se hinchan, debes acudir rápidamente al dentista para que te aplique un tratamiento adecuado, que puede pasar por el raspado y alisado de las raíces para retirar el sarro depositado bajo las encías.

En caso de que te sea imposible acercarte hasta una clínica dental, puedes aplicarte alguno de los siguientes remedios caseros que te aliviarán un poco hasta que un dentista pueda tratarte:

  • Realiza enjuagues bucales con agua y sal.
  • Haz buches con agua y limón.
  • Aplícate enjuagues de agua con bicarbonato sódico.
  • Límpiate los dientes con tu cepillo impregnado con unas gotas de aceite esencial de clavo.

¿Preocupado por tus encías inflamadas?

La inflamación de las encías es una señal que la boca manda para avisar de que hay un problema que debe ser tratado. Y es normal que te preocupes, sobre todo si nunca te ha ocurrido antes. Pero ya has visto que es algo normal, que le sucede a mucha gente.

Es importante que acudas cuanto antes a una clínica dental, donde te indicarán el mejor tratamiento.

Si vives en Alcobendas (o sus alrededores), estaremos encantados de atenderte en nuestra clínica Avodent.

Comentarios desactivados