Qué es la hipoplasia dental

La hipoplasia dental es una afección muy común en la actualidad que afecta al esmalte dental y, por lo tanto, a la estética de nuestra sonrisa.

En la mayor parte de los casos, es una condición desconocida por los pacientes. Por ello, en el presente artículo vamos a contarte en qué consiste, cómo podemos evitar su afección o cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso.

¿Qué es la hipoplasia dental?

El esmalte dental es una fina capa traslúcida que recubre la superficie de nuestras piezas dentales.

Cumple una labor fundamental a la hora de proteger a nuestros dientes de la recepción de estímulos externos -frío, calor-, así como de la acción de agentes patógenos.

La hipoplasia dental es una anomalía en la correcta formación del esmalte. Su origen se remonta a la etapa de formación de las piezas dentales, durante el proceso conocido como dentición.

Quienes padecen hipoplasia presentan un grosor de esta capa inferior al habitual, lo cual se traduce en ciertas repercusiones en la estética -y, en algunos casos más severos, también en la funcionalidad- de las piezas dentales.

¿Qué consecuencias tiene la hipoplasia dental para nuestros dientes?

La hipoplasia dental es, por lo tanto, un defecto en la formación del esmalte dental.

Causas de la hipoplasia dental

Esta debilitación tiene consecuencias en una triple vertiente para la sonrisa del paciente.

En primer lugar, un menor espesor en la capa del esmalte dental supone un mayor riesgo a padecer caries dentales.

Por otro lado, esta falta de mineralización puede incidir en la existencia de una superficie dental más rugosa o porosa. En estos casos, es más frecuente el cúmulo de placa bacteriana y, por lo tanto, es mayor el riesgo de padecer enfermedades periodontales.

Y, por último, la hipoplasia se manifiesta en forma de manchas más o menos acentuadas en función de la severidad de la afección. Por ello, esta desmineralización afecta notablemente a la estética de la sonrisa de quienes la padecen.

¿Cómo detectar la hipoplasia dental?

Los signos de este defecto en el desarrollo del esmalte dental se manifiestan de distintas maneras, en función del grado de severidad de la afección.

A continuación, enumeramos los distintos síntomas típicos de las personas que padecen hipoplasia dental:

  • En los casos más leves, se manifestará en forma de pequeñas blancas en tonalidades blancas.
  • En casos más avanzados, es habitual que provoque manchas en tonalidades amarillas o marrones, e incluso fisuras o surcos en la superficie dental.
  • En los casos más severos, el paciente no presenta esmalte en sus piezas dentales, lo que provoca el desgaste de las mismas y la existencia de piezas de formas anómalas.

¿Por qué se produce la hipoplasia dental?

Esta anomalía en la formación del esmalte dental puede venir originada por distintos motivos. Entre las causas más comunes, destacan:

  • Procesos infecciosos sufridos durante la etapa de formación del esmalte dental, así como enfermedades renales -entre otras-, malnutrición o la ingesta de determinados medicamentos que inciden en la mineralización dental.
  • Fuertes traumatismos sufridos durante la etapa de formación del esmalte dental, lo que da lugar a pequeñas manchas blanquecinas. En este caso, los odontólogos hacen referencia a la conocida como hipoplasia de Turner.
  • La exposición a una cantidad exacerbada de flúor a edades tempranas. Es decir, el padecimiento de una afección conocida como fluorosis dental.

Caso de fluorosis dental

A día de hoy, resulta complejo discernir cuál es la causa concreta de a la que se remite el origen de la hipoplasia. De igual manera, lo que sí se conoce es que ésta suele originarse antes de que el niño cumpla, por lo general, los 3 años de edad.

Tratamiento de la hipoplasia dental

A la hora de abordar un caso de hipoplasia, el odontólogo tendrá en cuenta el grado de severidad de la afección y, por lo tanto, hasta qué punto ésta afecta a las piezas dentales.

A continuación, desgranamos uno a uno los distintos tratamientos más habituales encaminados a erradicar las consecuencias de esta afección, ordenando éstos de menor a mayor severidad de su incidencia.

¿Qué son los selladores dentales?

El sellado dental es un procedimiento restaurador. Consiste en aplicar una fina capa de resina dental en el surco de la pieza afectada, de manera que actúa de escudo ante el ataque de agentes patógenos.

Éste es el procedimiento más adecuado cuando la afección es muy leve.

Procedimiento de microabrasión dental

La microbrasión dental es un tratamiento que consiste en la eliminación de manera superficial de las pequeñas coloraciones presentes en el esmalte dental.

De esta manera, gracias al pulido de la superficie se eliminan las manchas producto del desarrollo anómalo del esmalte dental, y se devuelve la homogeneidad a la tonalidad de la pieza afectada.

Eso sí, para que este tratamiento sea efectivo es necesario que las manchas que presente el paciente sean leves.

Blanqueamiento dental combinado

En caso de que el paciente muestre manchas blancas en el esmalte dental, el odontólogo puede decantarse por la realización de un blanqueamiento dental.

Para ello, realizará un estudio previo del caso. De esta manera, descartará la afección de distintas patologías bucodentales como caries o enfermedades periodontales.

Posteriormente, le indicará al paciente las distintas modalidades de blanqueamiento dental: ambulatorio, con lámpara de luz fría -o láser– o blanqueamiento dental combinado.

Lámpara Zoom de Philips

En Avodent recomendamos este último procedimiento, que aúna la acción de las férulas blanqueadoras con una sesión de lámpara en clínica.

De esta manera, se consiguen mejores resultados y, además, se prolongan de manera cuantiosa su duración en el tiempo.

Carillas estéticas de porcelana o composite

En los casos más severos de hipoplasia, los tratamientos descritos con anterioridad resultan ineficaces a la hora de eliminar las manchas en el esmalte dental. En estas ocasiones, el odontólogo puede optar por sugerir la colocación de carillas dentales.

Las carillas son unas finas láminas -de un grosor semejante al de una lentilla- que se adhieren a la cara vestibular -o visible- de las piezas dentales.

Gracias a su colocación, se puede modificar el color de las piezas dentales, pero también su forma, su posición o su tamaño.

En casos de hipoplasia dental, se opta por un tratamiento de carillas estéticas cuando el paciente presenta tinciones severas que no han llegado a suponer una merma cuantiosa de la estructura dentaria.

Coronas sobre dientes

Aquellos pacientes que presenten fisuras o surcos vistosos, podrán optar, por el contrario, por un tratamiento de coronas sobre dientes.

Las coronas dentarias -conocidas popularmente como fundas- requieren un tallado mayor del diente natural que las carillas dentales.

Por el contrario, cubren la superficie total de las piezas, restableciendo la estética y la funcionalidad en la sonrisa del paciente.

Modelo coronas estéticas

Extracción de la pieza y colocación de un implante dental

Los casos más severos de hipoplasia suponen un daño considerable de la estructura dentaria.

Los pacientes que los padecen no presentan la capa de esmalte dental. Por ello, la estructura de sus dientes se ve dañada y mermada, modificado su forma y su tamaño.

En aquellos casos en los que los odontólogos descarten la posibilidad de abordar un tratamiento restaurador, podrán optar por la extracción de la pieza y la posterior colocación de un implante dental.

Es importante recalcar que esta situación se restringe a unos pocos casos en los que la pieza, a causa del desarrollo anómalo del esmalte, ha sufrido un daño muy severo que imposibilita su mantenimiento en boca.

¿Se puede prevenir la afección de la hipoplasia dental?

En algunas ocasiones, la afección de la hipoplasia dental es inevitable. Sin embargo, sí existen ciertas precauciones que los padres pueden tener a la hora de favorecer el correcto desarrollo del esmalte a edades tempranas.

Uno de ellos es cuidar la correcta alimentación de los niños. Una dieta variada y rica en alimentos saludables y naturales puede ser muy beneficiosa a la hora de asegurar la salud dental -y general- de los más pequeños.

Además, para evitar la afección de fluorosis, es importante exponer los dientes del niño a la cantidad de flúor adecuada.

Para ello, los padres deben asegurarse de comprar un dentífrico de uso exclusivamente pediátrico y, en caso de tener dudas al respecto, consultarlo con su odontopediatra.

Esperamos que, tras leer este artículo, hayamos resuelto todas tus dudas respecto a la hipoplasia dental y sus posibles maneras de abordarla.

En caso de que quieras acudir a Avodent para que valoremos tu caso de manera personalizada, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros.

Para ello, puedes pedir cita a través del formulario de nuestra página web o, si lo prefieres, llamando al 91 654 17 13. ¡Te esperamos!

Resumen
¿Qué es la hipoplasia dental y cómo tratarla?
Título del Artículo
¿Qué es la hipoplasia dental y cómo tratarla?
Descripción
La hipoplasia dental es una anomalía en el desarrollo del esmalte dental durante la etapa de formación de las piezas dentales. Descubre cuáles son sus posibles causas y cómo se puede tratar.
Autor
Publicado por
Clínica dental Avodent

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *