Resultados de la Categoria: implantología

Caso de puente dental fijo

Un puente dental es una prótesis parcial fija. Gracias su colocación, los pacientes que han perdido más de una pieza pueden ver restablecida tanto la estética como la funcionalidad de su sonrisa.

En el presente artículo, quiero que conozcas qué tipos de puentes dentales hay, cuánto tiempo duran y cuáles son los más eficaces en cada caso.
(más…)

Cuánto cuestan los implantes dentales

El precio del implante dental es uno de los factores, junto con la cirugía en sí, que más asusta a nuestros pacientes. Y es que aquellos que han perdido una -o varias- piezas dentales, llegan asustados en muchas ocasiones a nuestra clínica.

Hay dos preguntas que se vuelven especialmente habituales entre las personas que padecen la pérdida de piezas dentales: una relativa al dolor, y otra relativa al coste del tratamiento.

En este artículo quiero que conozcas cuál es el precio de distintos tipos de implantes y, además, me gustaría darte una serie de claves para que entiendas cuál es el motivo de dicho coste.

(más…)

Tipos de implantes dentales

Los implantes dentales son una solución perfecta para reemplazar aquellas piezas dentales definitivas que se han perdido o que, por el contrario, tienen una lesión extensa que hace necesario extraerlas. Para cubrir el amplio espectro de necesidades que presentan los pacientes, en el campo de la Odontología existen diferentes tipos de implantes.

La elección de uno u otro deberá tomarla el implantólogo especializado que aborde el caso tras estudiar la situación inicial de la boca del paciente.

En este artículo te contaremos qué tipos de implantes existen, y cuáles son los motivos por los que el odontólogo puede decantarse por uno u otro en tu caso.
(más…)

Qué es la periimplantitis

La periimplantitis es una afección que puede suponer el fracaso de la osteointegración de los implantes dentales.

Y es que éstos son la solución perfecta para restituir las piezas dentales que se han perdido. Su colocación tiene numerosos beneficios para la estética y la funcionalidad de la sonrisa de los pacientes.

Sin embargo, también requiere de unos cuidados específicos y de un mantenimiento periódico para evitar futuras complicaciones y garantizar el éxito del tratamiento.

En el presente artículo resolveré todas tus dudas acerca de la periimplantitis, sus causas, cómo evitarla o cuál el procedimiento más adecuado para curarla.
(más…)

Cómo realizar un buen mantenimiento de implantes dentales

Los implantes dentales -y la colocación de una corona, un puente o una prótesis atornillada sobre los mismos- son la solución perfecta para aquellos pacientes que han perdido una o varias piezas dentales. Además, siempre que tengan un buen mantenimiento, éstos pueden durar de por vida.

Y es que actos tan sencillos como unas rutinas de higiene rigurosas o acudir a las revisiones pautadas por tu dentista de confianza puede colaborar en gran medida a ello.

En el presente artículo incidiremos en las acciones que contribuirán a prolongar la duración de los implantes dentales como el primer día.
(más…)

Instrucciones para el postoperatorio tras un implante dental

Llevabas un tiempo pensándolo, dándole vueltas, hasta que finalmente te has decidido a acudir a la consulta del odontólogo especialista y dar luz verde al asunto.

Y es que ya has pasado ese mal trago que llevabas un tiempo posponiendo: te han quitado esa molesta muela del juicio que estaba siendo un quebradero de cabeza.

O, por el contrario, ya te has decidido a reponer esa pieza dental que te faltaba. Te han colocado un implante y, en unos meses, podrás comer y sonreír con las mismas ganas que antes.

Tras la intervención, te has dado cuenta de que es un proceso rápido y que no has sentido dolor alguno. Sin embargo, ahora entras en una nueva fase: la de las dudas.

Y es que toda cirugía dental requiere una serie de precauciones que colaborarán notablemente a la hora de cicatrizar debidamente y en el menor tiempo posible.

¿Qué puedes comer tras el procedimiento? ¿Debes lavarte los dientes o aplicar hielo en la zona? ¿Qué debes hacer si se te infecta la herida?

En este artículo, trataremos de resolver todas estas preguntas que acechan tu mente -y la de tantos otros pacientes- tras la extracción de los molares -o cualquier otra pieza dental- o la colocación de un implante.

(más…)

Qué es el edentulismo y cómo se trata la pérdida de dientes

Todas aquellas personas que sufren edentulismo tienen una calidad de vida un tanto truncada, ya que este problema dental, no solamente afecta a la autoestima en cuestiones de estética, sino que priva a los pacientes de consumir determinados alimentos, así como de impedir masticar de forma correcta, entre otras dificultades.

Actualmente, se trata de un problema muy habitual en la sociedad y vale la pena conocer sus causas, los posibles tratamientos para remediarlo y de qué manera prevenir esta condición que además de ser antiestética, puede acarrear una serie de problemas en nuestra salud bucal. (más…)

Cómo limpiar tu dentadura postiza paso a paso

La dentadura postiza, asimismo conocida como prótesis dental son carcasas artificiales diseñadas especialmente para sustituir los dientes que se han perdido. Estas prótesis son muy importantes para muchas personas, pues son su salvación tras perder piezas dentales originales. La dentadura postiza permite que se restablezcan elementos imprescindibles para el día a día como la acción de hablar, masticar y la ingestión para poder comer, así como la estética. A continuación, te contamos cómo limpiar la dentadura postiza.

(más…)

Mi dentadura postiza y yo

Son muchos los factores que nos llevan a plantear la necesidad de una dentadura postiza. La edad, la salud o sufrir algunos accidentes son entre otros algunas de las causas. No te preocupes si necesitas una dentadura postiza, actualmente los tratamientos de prótesis dentales son muy avanzados y tendrás no solo ventajas estéticas, también disfrutaras de una buena masticación de los alimentos, y por tanto de una buena salud. En Avodent te presentamos los beneficios, los tipos y los cuidados para mantener una buena salud y sonrisa perfecta. (más…)

¿Me puedo poner implantes dentales si tengo periodontitis?

Es muy habitual encontrarse a pacientes que llegan a nuestra consulta con la intención de colocarse implantes dentales, tras haber perdido alguna pieza dental.

Conforme aumenta la edad de los pacientes, la probabilidad de que se les vayan cayendo algunos dientes aumenta exponencialmente.

La causa principal de esta pérdida de dientes viene impuesta, sobre todo, por el impacto de las enfermedades periodontales en pacientes adultos.

A ciertas edades, la periodontitis empieza a ser cada vez más habitual. Y estas infecciones de las encías, si no se tratan adecuadamente, pueden terminar aflojando el ligamento que sujeta el diente a la encía (con la consecuente caída de una o más piezas dentales).

Es en ese momento —nada más sufrir la pérdida o al punto de que el diente se caiga—, cuando se plantean seriamente ponerse implantes dentales.

Por eso en este artículo te voy a explicar cuál es la relación entre la periodontitis y los implantes dentales, ya que es mucho más estrecha de lo que puede parecer a primera vista.

(más…)

protesico dentista

Las disciplinas relacionadas con la salud requieren siempre de un buen trabajo en equipo para que cada tratamiento llegue a buen término.

El alto grado de especialización al que han llegado las ciencias de la salud implica que cada vez sean más los profesionales que se ven implicados en cualquier tratamiento, con lo que es necesario que todos los profesionales implicados formemos un equipo compenetrado y eficaz.

En el caso de Avodent, hemos creado un equipo de trabajo formado por diferentes especialistas con el objetivo de ofrecerte el mejor tratamiento dental posible.

Para que nuestros flujos de trabajo sean verdaderamente operativos no solo tenemos que formar equipo con los profesionales sanitarios de otras especialidades, sino que también debemos engranar muy bien nuestras labor con la de otras disciplinas necesarias en un tratamiento dental como puede ser la de higienista dental o la de protésico dental.

En este artículo me voy a centrar en aclararte algunas cuestiones sobre el papel de un protésico dental en una clínica dental como Avodent.

(más…)

Se puede padecer gingivitis con implantes dentales

¿Sabías que los tratamientos de implantes dentales no te inmunizan contra las enfermedades de las encías como la gingivitis?

De hecho, tras haberte puesto implantes, debes mantener una serie de cuidados y hábitos para garantizar el éxito a medio plazo de esta intervención.

De no seguir nuestras indicaciones, es posible que surjan complicaciones como la gingivitis, una enfermedad que puede volver a reproducirse después de la colocación de implantes dentales.

Si te has puesto implantes dentales y tienes gingivitis (o crees que la puedes estar padeciendo), sigue leyendo porque en este artículo te voy a dar algunas soluciones para atajar el problema del modo más rápido posible.

(más…)

Hoy hablamos de uno de los momentos más dolorosos de los tratamientos odontológicos.

Y no me refiero en concreto al dolor físico, ya que los tratamientos dentales —junto con las técnicas de anestesia y sedación— han evolucionado mucho y cada vez causan menos molestias.

Pero lo que no ha cambiado es la sensación que sienten los pacientes en su bolsillo cuando llega el momento de pagar las facturas.

En este artículo me voy a centrar exclusivamente en los precios y tarifas de los implantes dentales, que hoy en día son considerados por muchos pacientes como tratamientos de precio elevado (y que encima generan alguna que otra controversia por culpa de la proliferación de ofertas engañosas).

(más…)

dentadura postiza

Ya sea por uno u otro motivo, los dientes se pueden perder.

En ocasiones, un traumatismo puede provocar la ruptura total de un diente. O una enfermedad como la periodontitis sin tratar puede llevar a la pérdida de una o varias piezas.

Además, determinadas situaciones generan la necesidad de una extracción odontológica.

Y aunque los implantes han evolucionado mucho y dan estupendos resultados, no todo el mundo puede hacérselos.

En este artículo te voy a explicar todo lo que debes saber sobre la dentadura postiza.

(más…)

¿Quieres poder sonreír sin complejos, por fin? Eso mismo le pasaba a Carlos.

Te contamos su historia y cómo los implantes fueron su mejor opción.

Se levantó con sigilo de su despacho.

Cogió su tablet, su móvil y el café a medio acabar que había comprado esa mañana en el local de comida rápida al lado de su casa.

Estaba frío pero no le importaba. Le ayudaba a calmar los nervios.

Llevaba semanas preparando la presentación y se conocía el tema a fondo.

Pero aun así, no se sentía cómodo.

Había algo que le impedía sentirse totalmente seguro ante los 10 compañeros y clientes presentes en la sala de reuniones.

Y lo peor es que sabía perfectamente lo que era: le faltaba una pequeña muela en el lado derecho de la boca.

Hacía tiempo que quería reponerla. Le habían hablado de los implantes dentales.

Pero la vida siempre se había interpuesto.

Incluso su jefe se lo había mencionado:

“Es que te da una apariencia descuidada, y no nos podemos permitir ningún error. Total, ¡tampoco es tan difícil ponerse un implante! ”.

Carlos entró en la sala donde ya se habían acomodado los 4 hombres bien trajeados y las 2 mujeres de apariencia impecable.

Intentó dibujar un saludo en su rostro sin abrir la boca, pero resultó algo torpe. Sabía perfectamente que de ahí no pasaba. Tenía que empezar con las cordialidades y la presentación.

Se armó de coraje y dijo:

Buenos días, soy Carlos Ramírez, encantado”.

En ese preciso momento todas las miradas de los asistentes se centraron en un único punto de la sala: su boca.

O mejor dicho, en el vacío que había en su boca.

Al menos eso le pareció a Carlos.

Siempre había tenido la sensación de que la sociedad le juzgaba por ese vacío en su boca.

No por sus habilidades ni por su capacidad incomparable de trabajo.

Allí mismo, con los ojos de sus clientes fijados en su boca, se dijo que al salir de la reunión pediría cita para ponerse ese implante de una vez por todas.

 

Vivir con complejos y sin oportunidades por culpa de una mala salud dental

El complejo que Carlos siente no es imaginado.

Muchos de nosotros atribuimos, consciente o inconscientemente, una serie de características positivas a las personas que lucen una sonrisa blanca, bonita y sin vacíos.

Y al que no, le juzgamos, y le juzgamos sin compasión.

Nos lo confirman las encuestas.

Por ejemplo, el 45% de los 800 españoles entrevistados por la empresa Philips afirmaron que la sonrisa es el primer rasgo en el que se fijan en una persona del sexo opuesto y el 90% creen que en cualquier entrevista de trabajo el entrevistador se fija de forma muy concreta en la sonrisa del candidato.

En los Estados Unidos, un estudio llevado a cabo el año pasado por la Universidad Deakin incluso llegó a confirmar el vínculo estrecho, pero hasta ahora desconocido, entre una mala salud dental y la depresión, con el 57,4% de los 10.000 pacientes de depresión encuestados alegando una salud bucal poco deseable.

Pero no hace falta recurrir a estudios para saber que una persona a la que le falte un diente o que tenga la boca en un estado visiblemente descuidado, va a pagar las consecuencias.

El equipo de Avodent lo ve cada día.

Mujeres y hombres que tras una separación, se sienten solo/as y no consiguen encontrar pareja por la falta de confianza que les supone el/los dientes desgastados, rotos o ausentes.

Novio/as que tienen la certeza de que no van a poder disfrutar del día de su boda por falta de confianza en su sonrisa.

Incluso gente joven con ganas de viajar y conquistar el mundo y a quienes lo único que les detiene es una sonrisa incompleta o insana.

Pero no tiene por qué ser así.

¿La solución?

 

Implantes dentales: abre puertas con tu sonrisa, no las cierres.

La implantología es uno de los métodos más fiables y eficaces para reemplazar piezas dentales a largo plazo.

El proceso es de lo más sencillo y nada doloroso.

Te realizaremos un TAC dental, en nuestra propia clínica, para determinar el tipo de implante o implantes dentales adecuados a tus necesidades.

Te colocaremos entonces el implante, que es la pieza de titanio que se inserta dentro del hueso del maxilar o la mandíbula para sustituir a la raíz perdida.

Aproximadamente tres meses después del procedimiento, y una vez que esté asegurada la osteointegración del implante, te colocaremos la corona definitiva sobre el implante.

¿Titanio?, te estarás preguntando.

Sí, pero no tienes por qué preocuparte.

El titanio tiene un alto nivel de biocompatibilidad que lo convierte en el metal ideal para conseguir la osteointegración que buscamos y, minimizar las posibilidades de rechazo por parte de nuestro sabio cuerpo.

Es decir, con el titanio garantizamos que el implante quede perfectamente integrado en tu hueso.

Y que tu sonrisa deslumbre.

Por fin.

Y que empieces a vivir una vida que ni te la hubieses podido imaginar.

Sin complejos.

Sin ansiedad y sin nervios.

Y todo gracias a los implantes dentales.

Llámanos al 91 654 17 13 / 91 005 22 43 o pide cita en aquí.

Y si quieres saber algo más sobre los implantes, te recomendamos que leas otros artículos de nuestro blog, donde aprenderás cuántos tipos de implantes dentales hay, cómo están hechos, y cómo mantenerlos.

Porque tienes mucha vida por delante.

 

Ventajas de los puentes dentales

Se trata de una técnica que vienen realizando los dentistas desde hace muchos años para restaurar las piezas dentales, ya que son anteriores a la implantología. Hoy en día, se siguen utilizando porque hay pacientes que por alguna circunstancia no pueden llevar implantes.

¿Qué son los puentes dentales?

Son una composición de coronas dentales unidas para proporcionar la misma funcionalidad que los dientes originales que se perdieron o desgastaron por algún motivo.

Cuando el paciente acude al odontólogo porque ha perdido una muela o un diente se utiliza este procedimiento para reponer dicha pieza. Se colocan de manera fija ya que se cementan con otros elementos para que no se muevan. Para realizarlos serán siempre necesarios dos o más dientes adyacentes donde sujetar el nuevo, y solamente pueden ser quitadas por un especialista.

¿Qué función desempeñan?

Al ponerse para sustituir otra pieza, su finalidad es rellenar el hueco que ha quedado en la dentadura para evitar males mayores en el futuro y conseguir una mordedura correcta, cuidando así la salud bucodental del paciente. Es importante solucionar este problema a tiempo ya que si no lo hacemos puede derivar, por ejemplo, en enfermedades de las encías.

¿Cómo es el proceso de colocación de los puentes dentales?

El procedimiento que el especialista realiza se puede dividir en varios pasos:

– Preparación de la zona donde se va a colocar el puente, es decir, los pilares donde se va a sostener, y tallado de los dientes cercanos para que quede como si fuera propio.

– Realización de un molde de la boca del paciente para que el laboratorio cree el puente dental adecuado a las necesidades de la persona.

– Una vez que se obtiene el molde, se procede a realizar las pruebas necesarias para que el soporte quede perfecto.

– Después de comprobar que está ajustado a la dentadura, ya se puede disfrutar como si fuera propio.

¿Qué materiales se utilizan para realizarlos?

Hoy en día, los más utilizados son los puentes dentales metálicos, de cerámica o de porcelana, como en los implantes. Siempre será el odontólogo quien determine qué tipo de material es el más adecuado para el paciente.

Si el dentista cree que el mejor es el de cerámica, el color de dicha pieza se podrá asemejar a la tonalidad de los dientes naturales.

¿Cuál es la duración de un puente?

Lo más habitual es que dure toda la vida, aunque existen casos de personas que se les ha aflojado. Para asegurarse que nos dura y que no nos va a dar problemas, lo aconsejable es llevar una buena higiene dental y acudir periódicamente a las revisiones estipuladas por el dentista.

Como siempre indicamos, la prevención es la mejor solución para evitar problemas bucales. Hay que cuidar nuestros dientes y encías cepillándolos todos los días y utilizar el hilo dental para eliminar cualquier tipo de residuo de las comidas en nuestra dentadura.

Puentes dentales versus implantes

En la actualidad, para restaurar un espacio en la dentadura de un paciente en odontología disponemos de dos opciones: los puentes o los implantes. La elección dependerá de las circunstancias del paciente, las cuales tendrá en cuenta el dentista para recomendar lo más adecuado para él.

El puente es recomendable para aquellas personas que por algún tipo de medicación que estén tomando no puedan realizarse una cirugía. Por ejemplo, pacientes que hayan recibido algún tratamiento relacionado con el cáncer, personas con diabetes no controlada o con hipertensión no controlada, entre otros.

Es una solución para aquellos casos en los que los implantes dentales no son aconsejables para la sustitución de las piezas que faltan.

Las piezas dentales se disminuyen, es decir, se tallan para crear espacio para el material del puente.

woman-509973_640

Últimamente, hemos oído mucho hablar sobre los implantes dentales como la mejor opción para la sustitución de piezas originales, ya que proporcionan al paciente las mismas características que su diente original. Ésta técnica se realiza mediante una cirugía menor y lo que se hace es sustituir la raíz. Vamos a conocer un poco más sobre ellos y sus características.

¿Qué es un implante dental?

Es una pieza diseñada para sustituir la raíz que falta al original para poder mantener el diente en la misma posición en nuestra dentadura. Normalmente, tiene un tornillo de titanio con el que se enrosca en la zona requerida donde se va a poner para unirlo de esta manera al hueso del maxilar del paciente. Una vez que se ha fijado correctamente, se coloca una corona o un puente fijo, según el caso para conseguir un resultado perfecto.

Una corona y un puente son prótesis que se ponen de forma fija en la boca, frente a prótesis movibles que se ponen y quitan, y las cuales requieren de una limpieza diaria. Las coronas y los puentes fijos se ponen sobre los dientes o los implantes del paciente. El especialista determinará si hay que colocar una corona (que se usa para cubrir completamente un diente en mal estado) o un puente (que se utiliza cuando falta alguna pieza dental, reemplazándolos y ocupando el espacio libre).

¿De qué material están hechos?

Suelen estar fabricados con materiales biocompatibles para que no produzcan rechazo en la persona a la que se le va a poner. El material que se utiliza para estos productos es el titanio ya que es ligero y da los mejores resultados a la hora de integrarse en el hueso donde se introduce.

¿Cómo es el proceso de la implantología dental?

Para el tratamiento, se requieren una serie de pasos para conseguir los óptimos resultados esperados en el paciente:

1) Lo primero de todo es acudir a la consulta del odontólogo para realizar todas las pruebas necesarias para la intervención. Hoy en día, con la radiografía en 3D se puede ver todas las características de la pieza en cuestión (altura, anchura, forma y hasta la calidad del hueso del paciente) para decidir cuál es el implante más adecuado.

2) Planificación de la cirugía: Con un software específico en odontología se puede hacer la planificación total de la cirugía digitalmente, y a partir de ésta organización, podemos realizarla guiada con férulas para organizar la intervención y cada detalle de la misma.

3) Realización de la colocación de las nuevas piezas con una técnica guiada poniendo los implantes sin tener que abrir la encía y sin dolor usando sedación consciente.

4) Después de unos tres meses, tras la etapa de cicatrización, se vuelve a la consulta del dentista para poner un pilar que fijará el implante y la corona.

¿Cuántos tipos de implantes hay?

Actualmente, se pueden clasificar en tres tipos diferentes:

1) Implantes unitarios: Se trata de cambiar una sola pieza dental.

2) Sustituir varias piezas por implantología: En este caso, se colocan los pilares que hemos citado antes.

3) Dentadura extraíble sobre los implantes: Se usa para la sustitución de dientes y de hueso, y en algunos casos, por la pérdida de tejido en las encías.

¿Cuánto puede costar un implante dental?

La colocación de una pieza de estas características depende de cada caso y de las necesidades del paciente. Una implantología de calidad y de garantía puede costar desde 1.000 euros, incluyendo el implante con su correspondiente corona. Siempre hay que tener en cuenta que hay que acudir a un profesional que nos de las máximas garantías tanto en el trabajo como en el material.

Las marcas principales son Nobel, Biohorizons y 3I con las que nosotros trabajamos.

Para aquellos que están pensando en ponerse un implante dental, tienen que tener en cuenta que la pieza se puede colocar en una sola cita, previa visita al dentista para realizar todas las pruebas pertinentes para la colocación del mismo. Para después de completar el periodo de osteointegración, es decir, periodo de tiempo en el que esta cicatrizando el hueso, que suele ser en torno a los tres meses, se realiza la colocación de la corona definitiva.

endodoncia

La odontofobia es el miedo irracional e infundado que algunas personas tienen a la hora de acudir al dentista, cuando ir al odontólogo es igual que acudir a otro médico, como puede ser el otorrinolaringólogo o el dermatólogo, que nos va a atender para revisar o solucionar alguna dolencia que tengamos. Lo que conseguimos al visitar a nuestro especialista es prevenir o curar el problema que podamos tener.

Al padecer dicha ansiedad, se retrasan las visitas ordinarias a una clínica dental, lo que puede repercutir en el futuro de manera negativa en nuestra salud dental. Así una pequeña molestia en la boca puede transformarse en una dolencia mayor por no solucionarla a tiempo.

¿Qué es la sedación consciente?

La sedación consciente en odontología consiste en proporcionar al paciente una sensación de relajación y de bienestar reduciendo la tensión para que en el tiempo que pasa en la clínica dental se olvide de cualquier miedo que pueda tener. Al conseguir este efecto en la persona, repercute en el buen hacer del profesional que le atiende, ya que puede trabajar de una manera más cómoda.

Durante el periodo que dura el tratamiento, el paciente mantiene en todo momento la consciencia para que pueda responder y ayudar al odontólogo en lo que le pregunte durante su visita. Con la aplicación de la sedación se disminuye el nivel de conciencia del paciente permitiendo responder perfectamente a la estimulación física.

No hay ningún peligro al aplicar la sedación consciente, ya que el equipo de profesionales de la clínica dental dispone del historial médico del paciente para tener toda la información necesaria, siendo esta la mejor solución y más segura para aquellas personas que padecen odontofobia.

¿Quiénes te van a atender durante el servicio de sedación consciente?

Las técnicas de sedación consciente en odontología deben de ser realizadas siempre por médicos especialistas en anestesiología y reanimación, o por médicos estomatólogos y por odontólogos debidamente formados para ello.

¿Qué niveles de sedación consciente existen hoy en día?

En odontología, existen varios niveles de sedación que se aplican en los procedimientos realizados en las clínicas dentales dependiendo de cada caso. Dichos niveles son:

  • Sedación mínima o ansiolisis: Se realiza mediante la ingesta de fármacos por vía oral
  • Sedación inhalatoria con óxido nitroso: Se lleva a cabo por vía inhaladora.
  • Sedación moderada: con la administración de fármacos por vía endovenosa

¿Qué se consigue al aplicar sedación consciente a un paciente?

Los objetivos que se persiguen cuando se da sedación consciente a una persona que acude a una clínica dental son los siguientes:

  • Reducir de alguna manera los nervios y la tensión con la que acuda el paciente a la clínica para realizarse un tratamiento dental.
  • Disminuir o hacer desaparecer algún movimiento poco favorable del paciente que pueda dificultar la realización del servicio que se le esté realizando.
  • Con la sedación consciente se busca un equilibrio para que el odontólogo pueda trabajar de la manera más cómoda posible a la vez que el paciente se sienta tranquilo y en buenas manos.
  • El efecto que se consigue con la sedación consciente permite que los tratamientos odontológicos se acorten y se realicen en menos tiempo ya que ayudan a facilitar el procedimiento dental.

Como veréis todo son ventajas a la hora de utilizar la sedación consciente a los pacientes que tienen reparo en acudir a su dentista. Se trata del mejor servicio para aquellas personas que padecen odontofobia y gracias al cual conseguirán que acudir al dentista sea una experiencia igual y satisfactoria como lo es ir a cualquier otro tipo de médico.

caries-bajo-corona-dental

Eso de “corrupción bajo la corona” la verdad es que suena a título de novela de intrigas palaciegas más que a otra cosa. Pero a la hora de describir el tema que vamos a tratar hoy no se nos ha ocurrido una manera más gráfica y clara de reflejar a que nos referíamos.

A la hora de colocar una corona sobre un diente ya preparado para recibirla, esta debe ajustarse perfectamente. De hecho es fundamental que sea así porque si bien a la corona le dan lo mismo las bacterias y nunca jamás va tener caries alguna, no ocurre igual con el diente natural que le da soporte (hablamos claro de coronas sobre dientes y no sobre implantes, donde no hay nada natural que pueda cariarse).

Una corona normalmente se utiliza cuando ha habido una gran destrucción de la estructura del diente por encima de la línea de las encías. Es un tipo de restauración dental a largo plazo y si se realiza adecuadamente puede incluso ser más fuerte que el diente original.

Que no lo veas no significa que no esté ahí

Algunos pacientes creen que como el diente natural no es visible se encuentra “protegido” ante los eventuales ataques de las bacterias que provocan caries. Lo cierto es que bajo la línea de las encías tu diente sigue estando ahí, si las dejas, la placa bacteriana seguirá metiéndose bajo la línea de las encías y, eventualmente, acabarán por atacar a tu pobre diente que creías protegido por una bonita corona de porcelana.

Por esta razón las caries bajo las coronas se forman alrededor de los bordes de las mismas. La única forma de arreglar de forma permanente una corona con caries alrededor es quitarla, eliminar la caries y hacer una nueva corona.

Contra la “corrupción”, prevención

La manera más sencilla de evitar tener una caries bajo tu corona es poner especial atención en tu casa a los bordes de la misma, en la zona en la que está pegada al diente. El cepillado constante y el uso de la seda dental son prácticamente obligatorios si queremos una larga vida para nuestras prótesis.

No dudes en preguntar a tu dentista sobre instrumentos o técnicas específicas de higiene dental que puedan ser aún más adecuadas a tu caso concreto.

Nada dura eternamente… las coronas tampoco

Puede ser que, eventualmente, una corona se salga de su sitio. Si hemos sido diligentes con lo recomendado en el paso anterior esto ocurrirá muchos años después de que hubiera sido colocada. Pero dejando de lado colocaciones incorrectas, traumatismos por fractura o bruxismo y demás lo cierto es que, en el caso de las coronas blancas, éstas son reemplazadas más por su éxito que por que otra cosa. 

La razón es que la porcelana no cambia, se puso blanca y blanca continuará… siempre. Pero tus dientes no. Y al final no queda nada estético tener un blanco nuclear al lado de unos dientes cuya coloración natural ya no casa con la eterna blancura de la corona.

Otra razón es que las encías pueden ir poco a poco retrayéndose con lo que es visible lo que un día no lo fue (la unión entre el diente natural y la corona que quedaba oculta bajo la línea de las encías de aquella época)

Una caries bajo una corona se expande rápidamente. Las ventajas de las coronas totalmente cerámicas es que no tienen metal que interfiera con los rayos x y dificulten la detección precoz de las pequeñas caries. Pero no todo el mundo tiene este tipo de prótesis y son muy comunes las coronas de metal o al menos con núcleo de metal bajo la porcelana, en estos casos para detectar la caries habrá que modificar el ángulo de la radiografía para poder apreciarla.

En resumen, las coronas dentales están hechas para durar, pero como cualquier otra cosa hecha por el ser humano, pueden fallar en un momento dado (o dejar de parecernos tan estupendas como lo fueron en un principio). Las caries bajos las coronas son una forma común de fallo de estos tratamientos. Su detección precoz en los bordes de la corona reducirá la cantidad de diente afectado.

 

precio-implantes-no-importante

Hay más de 100 fabricantes de implantes dentales en el mundo que ofrecen una amplia variedad de calidades y diseños. Para que te hagas una idea, ya hace 15 años había 1.300 diseños distintos de implantes y alrededor de 1.500 tipos de pilares (la piececita que va entre el implante propiamente dicho y la corona) todos con una tremenda variedad de materiales, formas, tamaños y superficies.

Con todo lo anterior no creas que los pacientes son los únicos que lo tienen complicado a la hora de elegir implantes dentales, los profesionales realmente nos vemos abrumados con la inmensa variedad de oferta en el mercado, cada marca ponderando lo que según ella le hace sobresalir de la competencia.

Afortunadamente, el conocimiento de nuestra profesión, la constante puesta al día en sus avances técnicos y, por encima de todo, el servicio de calidad que se le quiere dar al paciente hacen que la elección sea siempre más sencilla, eligiendo, como en el caso de Avodent,  el mejor producto disponible para el completo éxito terapéutico del procedimiento.

Materiales.

Para abreviar se dice que los implantes están hechos de titanio o de aleación de titanio y poco más. Con eso el paciente se suele dar por informado, pero se puede profundizar un poco más añadiendo que realmente existen cinco tipos de titanio que van desde el grado 1 al 5 dependiendo de si tienen menor o mayor dureza.

La dureza se la da la cantidad de hierro y oxígeno existente (menos en el grado 1 y más en el 4, siendo el 5 una aleación de titanio), con el hierro y el oxígeno de por medio el factor corrosión entra en juego, aunque realmente las diferencias físico-mecánicas de los implantes una vez puestos en la boca son, a expensas de más estudios, aún inciertas.

Vale ¿y qué implante elijo?

Cuál es el mejor no es una pregunta fácil de responder. Hay muchos factores que se deben considerar en cada caso y entre ellos la reputación del fabricante es uno que no debe dejarse de lado siempre en consonancia con las preferencias del profesional que al final vaya a colocarlos.

Realmente hay muchas buenas marcas de implantes disponibles, pero hay otras… que no lo son tanto ya que no ofrecen los mismos controles de calidad que los líderes del sector mantienen para sus productos.

Hay que hacer ver que actualmente nos vemos abrumados por una competencia brutal de precios que en algunos casos ofrecen la colocación del implante por debajo del precio de coste para el profesional de un implante de calidad. Lo mejor es que se pregunte siempre al profesional con qué marcas trabaja para saber qué calidad de producto maneja. A modo de simple ejemplo, podemos citar como marcas de garantía Nobel Biocare, Biohoriozons, 3i, Astra, Zimmer o Straumann, pero, como hemos dicho antes, no son las únicas.

Si quieres ampliar (mucho, pero mucho más) la información sobre tipos, sistemas, estudios y demás sobre implantes puedes seguir la lectura con este estudio sobre ellos.

Recuerda que el precio es algo que obviamente siempre tenemos que tener en cuenta a la hora de someternos a cualquier tipo de tratamiento. Pero conviene valorar costes ya que el de un implante fallido superará siempre al de una intervención de éxito. Infórmate y pregunta todo lo que necesites antes de someterte a cualquier tipo de tratamiento sobre implantes.

que-puedo-comer-tras-sacarme-muela-juicio

Tras una extracción de una muela del juicio es frecuente la consulta sobre si hay algún tipo de pautas o recomendaciones concretas para el caso.

Poniendo siempre por delante lo que tu profesional te recomiende, vamos a centrarnos en este post en aquello que hace referencia a la alimentación.

Durante unos días vamos a estar fastidiados. La molestia ira mitigándose con el tiempo pero si queremos que esa situación sea lo más breve posible, podemos ayudar no causando problemas añadidos a la sanación de la herida.

¿Qué puedes comer si te acaban de quitar una muela del juicio?

Debes evitar comer comidas calientes ya que esto lo más probable es que acabe en sangrado con lo que conseguirías un retraso en la curación de la herida. Mejor comer platos fríos que además contribuyen a mitigar el dolor y la hinchazón propios tras este tipo de tratamiento dental.

Es frecuente recurrir a helados u otro tipo de postres fríos, sin embargo, recuerda que no sólo la temperatura importa, también la textura. Si nos líamos a comer helados con “tropezones” del tipo nueces, galleta o frutas podemos encontrarnos con problemas en forma de molestias innecesarias.

Resulta obvio, pero es necesario comentarlo: Hay que evitar comidas duras especialmente en la zona afectada. Una comida dura puede hacernos una buena faena al eliminar el coágulo de sangre que está a modo de tapón ayudando a curar la herida. Pero, aún sin quitar el coágulo, las comidas duras causan presión que duele y, eventualmente, también sangrado. No cuesta nada abstenerse de comer comidas de este tipo al menos durante una semana tras la extracción.

Evita las comidas picantes y ricas en carbohidratos

Las comidas picantes o muy especiadas contienen compuestos químicos que pueden irritar la cobertura de la herida. Pimienta, curris picantes, chiles, etc. deben estar alejados de tu dieta hasta que la herida sane completamente. Hay que tener en cuenta que en el caso de las especias picantes, estas incrementan el flujo sanguíneo en la zona a la que afectan así que imagina las consecuencias…

Otro tipo de alimento a evitar son aquellos ricos en carbohidratos y con mucho almidón como el arroz o el pan. La razón es que los alimentos con almidón tienen  mucha facilidad para quedarse adheridos a los dientes con el consiguiente aumento de bacterias y por tanto de infección. Si las bacterias logran llegar al hueco de la herida y prosperar podemos empezar a precuparnos. Si quieres saber por qué lee esto.

Realiza enjuagues de manera habitual

Enjuágate la boca a menudo: tras cada comida, al levantarte y antes de irte a la cama. Basta que sea simplemente con agua, no hacen falta fuertes colutorios de momento.

No fumes durante el postoperatorio

Si eres fumador, debes dejar este hábito de lado. Y es que el tabaco complica la salud general y bucodental, y también el postoperatorio tras la extracción de una muela del juicio.

Fumar retrasará la curación de la herida al afectar a la forma en que tu sistema inmune afronta las infecciones. Si quieres que el trance de la recuperación sea lo más breve posible, no fumar ayuda.

No tomes bebidas alcohólicas

Tienes que tener en cuenta que el acohol es un vasodilatador por lo que aumenta el riesgo de sangrado. Por ello, durante el postoperatorio debes evitar las bebidas alcohólicas y, en cambio, mantenerte bien hidratado bebiendo una cantidad suficiente de agua -de 2 a 3 litros diarios-.

Como ves, la alimentación y en general todo aquello que nos llevamos a la boca aunque no sea para alimentarnos influye en la curación de una herida de este tipo. Que dure más o menos el trance tras una extracción de muela del juicio depende en parte de ser inteligentes a la hora de elegir qué nos llevamos a la boca.

muelas-juicio-remedios-naturales-clinica-dental-alcobendas

Al crecer, es muy normal que las muelas del juicio causen dolor. Pero el por qué duelen puede ser debido a varias causas, lo cual equivale también a una variedad de posibles tratamientos.

Una de las razones más comunes del dolor de las muelas del juicio es por no haber erupcionado totalmente lo cual origina la famosa “muela impactada” de la que ya hablamos en un post anterior. Además de los clásicos analgésicos hay algunas otras maneras de aliviar el dolor de las muelas del juicio.

Las tres causas más comunes.

Cuando una muela o cualquier otro diente duele hay una alta probabilidad de que la razón sea una infección. La verdad es que la posición tan retrasada de las muelas del juicio como terceros molares hace bastante fácil que se depositen en ellas residuos de alimentos que al pudrirse generan bacterias nada beneficiosas que infectan encías, dientes adyacentes, en fin… un desastre.

Las muelas impactadas que sólo han erupcionado parcialmente pueden afectar a los dientes, encías e incluso al hueso maxilar. Pero además esto puede causar dolor que se irradia por toda la zona, haciendo que duelan los ojos, el cuello, el oído, en fin…otro desastre.

Para acabar, uno de los motivos de que sólo parcialmente salgan estos incómodos terceros molares, es que estén colocadas en un ángulo que haga presión sobre los dientes aledaños, con lo cual tenemos otra causa de intenso dolor.

Cómo aliviar el dolor de las muelas del juicio

La mejor forma de erradicar el dolor es someterse a una extracción. Punto. Sin embargo, cuando hablamos de dientes infectados, lo que se hace normalmente es tratar dicha infección antes de proceder a sacar la muela. Así que para bregar con el dolor mientras esperamos al día en que nuestro dentista de confianza nos haya programado la intervención podemos optar por algunos métodos como estos:

Los medicamentos sin receta suelen ser bastante utilizados. El ibuprofeno o el paracetamol suelen estar entre los más populares, aunque también el metamizol  (compuesto activo del popular Nolotil) suele ser bastante utilizado. Para un alivio farmacológico más intenso será necesaria la prescripción de una receta por tu dentista de confianza.

Puedes utilizar compresas frías sobre la zona dolorida. Una pequeña toalla húmeda con agua fría puede ser suficiente. Colócala sobre la mejilla y cámbiala de vez en cuando. Puedes usar una bandeja de cubitos para presionar ligeramente la zona y, si puedes, puedes derretir lentamente trocitos de hielo directamente sobre la muela.

Usar remedios naturales puede ser una buena alternativa, como ejemplo podemos citar los siguientes:

  • El ajo. Tiene una propiedad terapéutica natural que puede contribuir a reducir la hinchazón de la zona mejorando así los signo de inflamación. El ajo, también tiene conocidas propiedades antibacterianas que pueden ayudar a reducir el crecimiento de bacterias en tu boca. Coloca un diente de ajo en la muela y muérdelo, deja que el jugo cubra todo el diente y escupe un poco si el picor se vuelve demasiado intenso. Ojo, cocinados, los ajos suelen perder casi todas sus propiedades así que hay que usarlos crudos.
  • Aceite de clavo. Los clavos también gozan de propiedad analgésica. Se aplica sobre la zona dolorida, masajeándola un poco (todo lo que permita el dolor, claro) y aplicándolo dos veces al día suele reducir tanto el dolor como la hinchazón.
  • La hierba de trigo. Se ha convertido en un remedio natural bastante popular y también tiene su utilidad para lidiar con el dolor de muelas. Puedes usar un zumo de hierba de trigo y utilizarlo a modo de enjuague bucal, haciendo gárgaras dos o tres veces al día para reducir toxinas y contribuir a curar heridas en infecciones.
  • Té negro. Está hecho de un conjunto de hierbas que tienen propiedades naturales para reducir la hinchazón y el dolor de mejillas.
  • Jengibre. Esta aromática raíz no sólo se usa para la cocina sino que también contribuye a reducir la inflamación y tiene propiedades analgésicas. Poniendo una pequeña cantidad en el diente afectado cuando duela puede contribuir a reducir la incomodidad.

Por último recuerda dos consejos muy básicos: mantén la zona limpia de posibles residuos de comida hasta la fecha de la extracción y, aunque en ocasiones se vuelva insoportable, intenta tomarlo con calma y pensar en otra cosa. Cuando piensas en lo que te duele…¡duele más!

En Avodent tendrás siempre la atención más adecuada para todo tipo de extracciones de muelas del juicio así como los consejos más idóneos para tu caso concreto si no es posible realizarlo en el momento. No dudes en concertar una cita.

muela-juicio-impactada-clinica-dental-alcobendas

La evolución humana ha hecho que las muelas del juicio resulten innecesarias en los humanos, de hecho se estima que el 85% de estos terceros molares pueden requerir que en un momento dado sean extraídos debido al apiñamiento dental que se ocasiona.

Y es que lo normal es que tengamos cuatro muelas del juicio (hay quien tiene menos) que son las últimas en salir y se sitúan en la parte más posterior de la boca. Aunque comienzan a formarse al rededor de los 9 años, no es sino hasta los 20 cuando erupcionan y resulta visible su corona.

Si hay espacio para que las raíces acaben de formarse y ocupen su lugar en la boca no hay por qué echarle más cuenta que al resto de dientes, es decir, no por obligación hay que sacar siempre las muelas del juicio.

Pero no es raro que no haya espacio suficiente y se queden bloqueadas en su camino, es decir, impactadas.

En ocasiones (muchas) las raíces de estas muelas no están rectas sino que debido a que el espacio no es demasiado suelen curvarse o girarse, ello hace que a la hora de cicatrizar la cosa vaya más lenta y la extracción para el cirujano dental sea más compleja.

Para saber si hay o no -o va a haber en el futuro- muelas impactadas se recurre por los profesionales a las radiografías, que claramente muestran el presente y futuro de nuestros dientes.

¿Espero a que moleste para sacármela?

Pues la verdad, esperar no suele ser lo más recomendable a la hora de tratar con muelas del juicio impactadas. Las infecciones del periodonto (los tejidos blandos que la rodean) son habituales ya que las muelas posteriores son más difíciles de limpiar que las demás y no es extraño que las bacterias accedan a la encía comenzando una infección que al inflamarse provoca bastante molestia… vamos, que duele. Mucho.

Hay que dejar claro que si la encía se inflama no es porque la pobre muela esté haciendo esfuerzos para salir al exterior sino que simplemente hay algún problema que debe ser tratado.

Debemos ser conscientes de que una infección de encía sin tratamiento puede llegar a afectar a la muela del juicio que aún esté en el interior del hueso, fastidiándose muela y hueso a la vez. Lo peor de todo es que esta infección puede desarrollarse durante años sin que el paciente sea consciente.

Si no hay más remedio ¿cuándo es mejor extraer una muela del juicio impactada?

La respuesta adecuada la debe dar tu dentista de confianza, de todos modos debemos decir que en los adultos podemos encontrarnos con algunas complicaciones tales como:

  • Raíces gruesas que la fijan aún más dificultando la extracción.
  • Problemas en cicatrizar tras la extracción que pueden acabar afectando a la muela de al lado.
  • Anquilosis (fusión del diente con el hueso alveolar)
  • Fractura de mandíbula si hubiera una infección o quiste que ya hubiera debilitado el hueso.

En cualquier caso un cirujano dental cualificado es el profesional más indicado para planificar la extracción con total garantías de tu muela del juicio impactada. Si ese es tu caso y resides en Alcobendas o alrededores no dudes en acercarte a Avodent para una primera consulta gratuita.

alveolo-seco-osteitis-alveolar-clinica-dental-alcobendas

Si alguna vez te ha sacado un diente, puede que te suene de algo una circunstancia bastante dolorosa conocida acertadamente como alvéolo seco o, más técnicamente, osteítis alveolar.

La osteítis alveolar puede tener lugar cuando el coágulo de sangre que protege el espacio de un diente que ha sido extraído se desplaza, dejando el hueco en el que estaba el diente seco y expuesto.

El coágulo de sangre se forma normalmente en el lugar donde estaba el diente, protegiendo así los nervios y el hueso que se encontraban bajo él. Sin embargo, sin esta protección, nervios y hueso están expuestos por lo que se desencadena el dolor en la zona y se expande por todo el recorrido del nervio afectando a oreja y ojo de ese lado de la cara.

¿Por qué ocurre?

Pues puede ocurrir por varios factores pero el más común suele ser la contaminación bacteriana del lugar de la extracción, del hueso o del tejido circundante o por la presencia de  pequeños fragmentos de hueso en el hueco tras la cirugía.

Hay varios factores que pueden poner a los pacientes en un riesgo más alto de sufrir osteítis alveolar tras una extracción. Los fumadores, por ejemplo, tienen “más papeletas” para sufrirla ya que los productos químicos presentes en el tabaco pueden irritar o contaminar una herida.

También si tenemos un historial previo de problemas gingivales o enfermedades periodontales o si simplemente ya hemos sufrido de alvéolo seco en una extracción anterior podemos correr cierto riesgo.

Las mujeres que toman la píldora pueden tener un riesgo más alto ya que los altos niveles de estrógenos en estos fármacos pueden disolver los coágulos de sangre.

Cuándo puede surgir y cómo se desarrolla.

Es cierto que tan “hueco” es el que deja un incisivo como el de un molar, pero sin duda el alvéolo seco es una dolencia que sobretodo se relaciona con la extracción de las muelas del juicio del maxilar inferior.

Una vez que se ha perdido el coágulo de sangre la sensación puede llegar a ser muy dolorosa varios días después de haber tenido lugar la extracción, y, además, no es raro que se den episodios de halitosis en el transcurso de la dolencia. En todo caso casi siempre se producen más visitas al dentista o a la clínica dental así como ausencias laborales producidas por el malestar que ocasiona.

Prevención

Según algunos estudios el enjuague con gluconato de clorhexidina antes y después de sacar el diente redujo el riesgo de desarrollar el alvéolo seco, así como utilizar gel con este compuesto en el propio alvéolo del diente extraido. De todos modos, dado que se han producido casos graves por alergia o reacciones adversas a la clorhexidina es necesario estar seguros de su aplicación llegado el caso.

No obstante, desarrollar o no esta dolencia depende de muchos factores como hemos visto, pero no todos son conocidos. En cualquier caso debe ser tu dentista de confianza el que debe valorar adecuadamente el riesgo concreto que puedes tener de desarrollar alvéolo seco e informarte suficientemente sobre el mismo y su tratamiento.

En Avodent estamos para tratar cualquier tipo de actuación que tu boca o la de los tuyos requiera con toda la experiencia, seguridad y calidad que mereces. No dudes en concertar una cita para conocernos.

coronas-dentales-dentista-alcobendas

Aunque los dientes permanentes están preparados para durarte toda la vida, la verdad es que es fácil que los pobres vayan cayendo en la batalla a medida que pasan los años.

No cepillarlos es una de las formas más habituales para que tus dientes sucumban ante la caries; evitar las revisiones periódicas o simplemente no pisar nunca la consulta de un dentista es otra.

La verdad es que hay varias cosas que pueden hacer desvanecerse la salud de tus dientes, de ahí que un tratamiento como la colocación de una corona dental sea algo tan común en las consultas de dentistas, y algo sobre lo que habitualmente se busca información.

Para qué sirven

Las coronas dentales son una de las soluciones más efectivas para restaurar la forma de un diente, su tamaño, consistencia y apariencia. Pueden estar indicadas en los siguientes casos:

  • Dientes descoloridos o colocación de implantes (en este último caso es casi obligatorio)
  • Protección del diente ante la caries.
  • Restauración de un diente roto.
  • Como sujeción de un puente.

Procedimiento habitual para poner coronas dentales.

Preparar un diente para colocar una corona a menudo requiere al menos dos visitas. Las coronas pueden ser preparadas y colocadas en una única visita si tu dentista de confianza utiliza alguna herramienta como el sistema cerec.

Durante la primera visita se te tomará una radiografía para examinar la extensión de la caries. Si no es necesaria una endodoncia, tu dentista puede hacer lo siguiente:

  • Rellenar la superficie, lados y alrededores del diente.
  • Tomar una impresión del diente preparado y de los de alrededor.
  • Colocar una corona provisional que cubra el diente preparado mientras se fabrica el diente definitivo .
  • En la segunda visita, tu dentista quitara la corona temporal, verá si coinciden el color y la forma de la corona permanente y luego la colocara en su sitio.

De qué están hechas las coronas dentales

Pueden estar hechas de varios materiales incluyendo metales (oro, níquel, cromo), porcelana con metal, sólo porcelana o cerámica y resina.

Cómo cuido mis coronas

Hay que tener en cuenta que una corona de metal requiere que se quite menos estructura dental para colocarla, pero es menos atractiva que una de porcelana. Por otra parte, una corona de porcelana, aunque se nota menos, puede no durar tanto como una de metal o resina.

Si los costes son algo a tener en cuenta, lo mejor es comentarlo con tu dentista de confianza y preguntar los precios de cada opción para ver cuál conviene más.

Una nueva corona puede hacer que tus dientes se vuelvan sensibles al calor y al frío. Una corona de porcelana puede fragmentarse fácilmente y algunas pueden incluso soltarse.

Por último una cosa importante a tener en mente es que una corona no evita la caries. Aún necesitas una higiene diaria como está mandado y evitar barbaridades como abrir cosas con los dientes, mascar hielo, etc. Las coronas dentales bien cuidadas pueden durar mucho tiempo.

Leer sobre coronas dentales está muy bien, pero hablar directamente de ellas con tu dentista de confianza es aún mejor. :) En Alcobendas y alrededores, estamos a tu disposición para todo tipo de consultas y asesoramiento sobre coronas y cualquier duda sobre la salud de tu boca y la de los tuyos. Tu primera consulta es gratuita.

periodoncia

El alargamiento coronario es un procedimiento que se incluye dentro de la cirugía dental y está orientado a remodelar el contorno de la encía alrededor de los dientes para exponer más superficie de estos.

¿Para qué sirve?

La mayoría de la gente ha oído el termino corona dental antes. Pero no tantos conocen el procedimiento del alargamiento coronario o si lo podrían necesitar en un momento dado. De hecho el alargamiento coronario es a menudo un paso previo en la preparación del diente para poner una corona.

La técnica implica quitar parte del tejido de la encía y/o hueso para dejar a la vista más de su estructura.

Por ejemplo, imagina que te has partido un diente al nivel de la línea de la encía, o sin traumas de por medio, simplemente tienes un diente cariado. En ocasiones cuando el dentista quita la caries, no queda suficiente estructura en el diente natural sobre la línea de la encía para que soporte una corona o más material de empaste.

Sin suficiente estructura a la que agarrarse, las coronas mal encajadas pueden convertirse en un serio problema que cause inflamación crónica e irritación o, lo que es peor, la caries se puede meter por debajo de la corona generando más tratamientos y llegando a la eventual pérdida total de la pieza dental.

Aunque menos común, el alargamiento de corona puede ser usado en ocasiones para tratar las llamadas sonrisas gingivales o de caballo en las que gran cantidad de este tejido se expone al sonreír. Tu dentista de confianza puede exponer un poco más tus dientes para luego diseñar la línea de las encías que tu quieras.

El alargamiento coronario se encuentra clasificado como cirugía periodontal, y puede ser llevada a cabo por dentistas especialistas en la materia (periodoncistas).

¿Como és el procedimiento?

El procedimiento en sí puede ser llevado a cabo en uno o varios dientes o en la totalidad de la encía dependiendo de cuáles sean las necesidades de tus boca.

Se suele realizar en la propia consulta usando únicamente anestesia local. En el caso de que se necesite, la sedación puede ser usada también para evitar la ansiedad durante el transcurso de la sesión quirúrgica.

Si tienes puesta una corona provisional, el periodoncista la quitará antes de comenzar y la volverá a colocar al finalizar. Lo primero que hará será hacer cortes en el tejido para despegar la encía del diente. Así puede tener acceso a su raíz y al hueso circundante. En algunos casos eliminar un poquito de encía es suficiente, aunque lo más normal es que se requiera quitar también un poco de hueso.

Cuando el profesional ha dejado expuesta suficiente estructura dental, limpiará el agua con suero salino y dará algunos puntos. A veces puede cubrirse la herida con una tiritas especiales.

¿Duele?

Pues el alargamiento coronario se considera un tipo de cirugía menor y por tanto el dolor que se sufre es relativamente poco. Aun con todo pueden recetarse fármacos para mitigarlo junto a las instrucciones concretas de higiene y cuidado de la herida durante el proceso de curación de esta.

Tras una semana, más o menos, se retirarán los puntos. De todos modos las encías necesitarán curarse durante más tiempo antes de que se te pueda poner la corona definitiva.

Como toda cirugía, el hecho de que sea “menor” no quiere decir que esté exenta de riesgos. Puedes sangrar o sufrir una infección. Además puedes ser más sensible a la temperatura de los alimentos, aunque esta incomodidad desaparecerá en cuanto te coloquen la corona.

Si tu dentista te recomienda una corona, pregunta también si requerirás de un alargamiento de corona. Dependiendo de la cantidad de diente sano con la que él o ella pueda trabajar será más o menos necesaria.

En Alcobendas y alrededores, Avodent está a tu disposición para todo tipo de consultas y asesoramiento sobre esta y cualquier otra materia relacionada con la salud de tu boca y la de los tuyos. Tu primera consulta es gratuita.

cirugias e implantes

Si tu dentista de confianza te recomienda la cirugía dental para un problema con tu boca, tus dientes o tu mandíbula es comprensible que te entren dudas al respecto. Cualquier tipo de cirugía de la clase que sea no debe ser tomada a la ligera y la dental tampoco.

Pero eso no quiere decir que haya que tenerle miedo. La cirugía dental como tal es un término muy amplio que comprende desde actos simples como extracciones a complejos procedimientos quirúrgicos como son todos los relativos a implantes dentales.

La amplitud del término hace que dependiendo de qué se trate pueda ser llevada a cabo con simple sedación, anestesia local o, en los casos más complicados, anestesia general. Obviamente también teniendo en consideración el nivel de ansiedad del paciente ante el procedimiento al que se vaya a someter.

Cirugía de implantes y otras procedimientos comunes.

Como técnicas más habituales dentro del amplio panorama de la cirugía dental podemos encontrar las siguientes:

  • Cirugía de implantes: Reemplaza los dientes dañados o perdidos por otros artificiales cuya función y apariencia son como los naturales. Dependiendo del tipo de implante y la condición de la mandíbula así será la técnica concreta empleada. Lo más frecuente es que se realice en etapas y que el “ponerse implantes” conlleve por lo general varias semanas o meses.
  • Cirugía dental cosmética: Está destinada a mejorar tu sonrisa. Puede incluir desde la colocación de carillas o coronas en los casos de dientes individualmente descoloridos u otro tipo de técnicas como las gingivectomías (recorte de encías) para casos de “sonrisa gingival” o “de caballo”
  • Extracción de dientes retenidos: Estos dientes son los que en su crecimiento salen por donde no debieran o incluso no llegan a salir por lo que provocan mucho dolor y pueden llegar a causar problemas dentales. La cirugía dental puede estar recomendada en algunos casos, siendo los más frecuentes los de muelas del juicio.
  • Cirugía mandibular correctiva: Puede estar indicada para determinados casos de ATM, mejorando el encaje de las dentaduras y corrigiendo los problema de encaje de las mismas.
  • Tratamiento y corrección de traumatismos y deformaciones faciales. La cirugía dental también incluye la reparación de los daños causados por traumas en la cara, boca, dientes o mandíbulas.

¿Cómo es la experiencia de pasar por un tratamiento de cirugía dental?

Ya sea porque necesites cirugía dental para aliviar el dolor de una muela del juicio o quieras mejorar tu sonrisa de forma radical lo mejor que puedes hacer es saber qué esperar de la experiencia.

Pregunta a tu dentista de confianza cuánto tiempo va a durar y que tipo de anestesia va a emplear. Ten claro los pasos que debes seguir por tu cuenta para una correcta recuperación tras la operación.

Que no se te olvide preguntar si hay tipo de alimentos que tienes prohibidos, cómo mitigar el dolor en el caso de que se presente y en general qué atenciones debes darle a la herida mientras se cura.

No es raro que la gente que ha pasado por algún proceso de cirugía dental se sienta incómoda. Son normales episodios de sangrado puntuales de encías, dolor en la zona operada, hinchazón en cara y zona operada, rigidez o incapacidad de abrir la boca totalmente. Por eso es fundamental seguir las indicaciones del profesional para el periodo postoperatorio en todo momento.

La mayoría de las personas desconocen que pueden ser perfectos candidatos para una cirugía dental por la sencilla razón de que no saben cómo de mal están sus bocas. Por eso es muy importante acudir a tu dentista periódicamente para identificar las posibles amenazas a la salud de tu boca.

Si necesitas una clínica dental de confianza en Alcobendas y alrededores, Avodent está a tu disposición para todo tipo de consultas y asesoramiento. No dudes en concertar una cita con nosotros.

curetas-limpieza-implantes-dentista-alcobendas

Esta cuestión surge de vez en cuando acudimos al higienista dental y vemos cómo utiliza unos instrumentos especiales para limpiar el implante que no son iguales a los utilizados para los dientes naturales.

Para decirlo en pocas palabras hay dos razones principales de por qué es así:
la primera es que la forma en que uno y otro tipo de elemento está unido al hueso es diferente , la segunda es que los materiales que componen los implantes son muy diferentes a los que forman un diente natural.

Los implantes dentales reemplazan la raíz del diente, mientras que las coronas, puentes o dentaduras se unen a estos. Entre ambos hay a menudo una pieza intermedia llamada pilar. El éxito de todo el sistema esta basado en el encaje del implante con el hueso (la llamada osteointegración) gracias al titanio del que está hecho, material totalmente biocompatible.

Un diente natural está unido al hueco del hueso que le da soporte por el ligamento periodontal, que se compone de pequeñas fibras que se anclan por un lado a la raiz del diente y por otro al hueso. Cuando ya no hay hueso, estas fibras lo que hacen es fijar el diente a la encía.

Pero un implante no tiene este tipo de fijación. No hay ligamento periodontal que valga, lo cual hace que los implantes sean más resistentes a las infecciones…de entrada.

De todos modos, dicho esto, hay que afirmar rotundamente que la limpieza de las coronas e implantes es tan importante como la de los dientes naturales ya que ambos dependen de la salud de los tejidos que los rodean.

La placa bacteriana se posa sobre las coronas lo mismo que sobre los dientes naturales y debe ser quitada de forma diaria con el cepillado. Sin esa desaparición continua y periódica, en los implantes se puede desarrollar una infección conocida como periimplantitis (normalmente precedida de una mucositis) que acabe con la pérdida de esa sujeción que la encía que rodea al implante proporciona.

A diferencia de la piorrea o inflamación de las encías, la periimplantitis puede ser bastante más dañina que su equivalente en los dientes naturales, progresando con rapidez y pudiendo llegar a la pérdida de la osteointegración lograda, puede acabar finalmente con la pérdida del implante. Un desastre, vaya.

El higienista dental tiene por tanto un importantísimo papel en mantener los implantes libres de gérmenes y posibles infecciones. Hay muchos factores que tener en cuenta a la hora de elegir los instrumentos necesarios para una limpieza profesional. Entre ellos podemos citar la naturaleza de los desechos (es decir si son blandos o duros), la localización de dichos depósitos, el tipo de superficie en la que se acumulan y la dureza con que están adheridas a la misma.

Las herramientas más adecuadas.

El o la higienista debe por tanto seleccionar la herramienta más adecuada para no dañar la corona, el pilar o el propio implante. Mantener totalmente pulidas y suaves las superficies del pilar y la corona resulta fundamental. Si están rayadas pueden almacenar ahí bacterias.

Por eso el instrumental que se usa para los implantes por parte de los higienistas (las típicas curetas, por ejemplo) están la mayoría hechos de plásticos y resinas. El diente natural no se raya de la misma forma y por eso en ellos sí se utilizan instrumentos de metal.

Además también existe instrumental ultrasónico que tiene fundas de nylon o plástico para minimizar el daño al implante. Limpian gracias a vibraciones de alta frecuencia, las cuales pueden ser necesarias cuando hay grandes cantidades de residuos acumulados. Se utilizan con baja intensidad y mucha irrigación bien con agua o en algunos casos con soluciones antibacterianas.

Gracias a un adecuado cuidado y mantenimiento, los implantes tienen una tasa de éxito en largo plazo de más del 95%. En Avodent, tu clínica dental en Alcobendas y alrededores, contamos con un equipo de profesionales expertos en la colocación y posterior cuidado de tus implantes. No dudes en ponerte en contacto con nosotros para cualquier duda sobre ellos o su cuidado.

implante dental clinica dental alcobendas

Siguiendo con la serie de posts que le estamos dedicando al mundo del implante dental, hoy vamos a tratar el tema de la idoneidad para ser objeto de uno o varios de ellos. Así en general, podemos decir que si has perdido dientes, puedes ponerte implantes…pero, hay matices.

Conocer los antecedentes… y los presentes.

Efectivamente, hay cosas que, aunque creas que no, van a influir y son importantes para el éxito del tratamiento tales como tener una buena salud ya que algunas condiciones y enfermedades pueden afectarte.

Por ejemplo, una diabetes no controlada, cáncer, fumar, alcoholismo o una piorrea sin tratar pueden tener consecuencias y por tanto repercutir en que el implante dental no acabe fusionándose con el hueso o lo haga de forma inadecuada. Hablaremos de algunos casos continuación.

Por eso, es muy importante que tu dentista conozca todo lo referente a tu estado de salud (pasado y presente) y también la medicación que estés tomando, no sólo la prescrita por receta sino también aquella que puedas tomar “por libre” sin recetas (de naturopatía o de herbolario por ejemplo)

En general, se pueden señalar algunas condiciones en las que el implante dental está desaconsejado tales como:

Embarazo: Si estás embarazada deberías evitar someterte a tratamientos como los implantes dentales hasta, al menos, haber pasado el primer trimestre. Aunque, para mayor seguridad, lo mejor es esperar al parto para comenzar tras éste.

Tratamiento psiquiátrico: La depresión crónica u otras enfermedades psíquicas, así como personas con problemas emocionales graves podrían tener algún tipo de estrés adicional derivado del tratamiento de implantes dentales que no los haga aptos para tolerarlos. No obstante, cada caso es único y por tanto la opinión de los distintos profesionales implicados es la que debería tomarse en consideración en este caso.

Carencia de motivación a continuar con el tratamiento: Un implante dental no es algo de un día y punto, requiere un compromiso por parte del paciente para que éste siga todos los pasos antes, durante y tras el tratamiento. Si no se dispone de la mínima voluntad o deseo de cuidar los nuevos dientes de manera periódica, no debería plantearse un implante dental.

Falta de coordinación muscular o imposibilidad de realizar una higiene dental adecuada:
Para mantener el hueso y las encías alrededor del implante saludables es necesario mantener una higiene adecuada. Personas con artritis severas u otro tipo de discapacidades que afecten a manos y brazos pueden no ser buenos candidatos para un tratamiento de implantes. Obviamente es algo absolutamente genérico y de lo que se trata es de “no ser capaz”, en el caso de que por sí mismo o con la ayuda de un tercero se lograse el objetivo pretendido, no habría inconveniente alguno.

Enfermedades invalidantes o sin tratar: Las condiciones que afectan a la capacidad del cuerpo para curarse o “repararse” a sí mismo pueden tener consecuencias en la colocación y evolución posterior de un implante. Personas con dolencias como la diabetes que no estén sometidas a un tratamiento, leucemia o hiperparatiroidismo, no son buenas candidatas ya que tienen afectada su capacidad de autocuración normal.

Son simples ejemplos, ante cualquier duda es necesario consultar al dentista de confianza y al médico especialista que te asesorarán claramente sobre la conveniencia o no de someterte a un implante dental.

Por último, recuerda que en Alcobendas y alrededores tu dentista de confianza puedes encontrarlo en Avodent, donde estamos dispuestas a darte toda la información que precises para tu caso concreto, ya que la primera visita no te cuesta nada, ¿hablamos? :)

diferencia diente implante clinica dental alcobendas

El deseo de los distintos profesionales que participan en el proceso de colocar un implante dental la verdad es que pretenden que la respuesta a esa pregunta sea “en nada” ya que toda la tecnología, diseño, pericia y arte de quienes los planifican, fabrican y colocan, van orientados a conseguir que tanto su aspecto, como su tacto y por supuesto su funcionalidad sean lo más parecida a la o las piezas que sustituyen.

Sin embargo, diferencias hay como es lógico. Las más importantes son la forma en la que los implantes están sujetos al hueso circundante, su respuesta a las distintas enfermedades dentales, su mantenimiento y, eventualmente, su reparación.

Diferencias estructurales.

Muy resumidamente, los dientes naturales se sujetan al hueso por el ligamento periodontal que es más o menos una especie de capa de fibras elásticas de colágeno, capilares y nervios que se encuentran entre el propio diente y el hueso alveolar de los maxilares.

Los implantes en ese aspecto tiran “por la calle de en medio” sin nada de intermediarios a base de colágeno, directamente al hueso y punto. Gracias a su composición y el material del que se fabrica y del que ya hablamos en un post anterior, logran una perfecta osteointegración y son aceptados por el organismo sin problemas.

Los tejidos de las encías también se fijan a la raíz de los dientes naturales con fibras de colágeno, sin embargo la encía sólo puede pegarse a la superficie del implante ya que, como hemos dicho más arriba, el implante está fijado al hueso sin nada más de por medio.

Diferencias a las agresiones.

Los dientes pueden sufrir enfermedades dentales tales como la caries, o bien necesitar tratamientos de endodoncia que saneen el conducto radicular, por ejemplo. A los implantes dentales les dan lo mismo las bacterias, son de metal y ya pueden venir legiones de “microbichos” que ni van a tener caries, ni van a necesitar endodoncia alguna.

Sin embargo, si bien es cierto que al propio implante no le pasa nada por la “fauna local” no se puede decir lo mismo respecto de problemas con las encías circundantes. Así, mientras que los dientes naturales respecto de las encías tienen su frente de batalla principal en la piorrea, los implantes pueden ser objeto de periimplantitis, que es una respuesta inflamatoria de la encía debido a las bacterias que rodean al implante.

Si se abandona la cuestión por el típico “ya se pasará” o “no es tan grave” puede evolucionar a síntomas más preocupantes, ya que el hueso sobre el que está anclado el implante puede comenzar a verse afectado y por tanto comenzar a notarse movilidad en el mismo, dolor (en sus distintas intensidades), sangrado (más aún), retroceso de las encías dejando visible el implante, etc.

Si tienes implantes y ves que se las encías se inflaman, están sensibles, sangran con el cepillado o cambian de color, ya tardas en acudir a tu dentista de confianza a que revise la situación.

En Alcobendas y alrededores, queremos que encuentres en Avodent a tu dentista de confianza. Nuestra especialización en implantología nos permite estar preparadas y dispuestas a darte toda la información que precises para tu caso concreto. Pásate y en tu primera visita (gratuita) revisaremos tu caso. 

proceso colocacion implante dental clínica alcobendas

Como ya dijimos en el primero de los posts de esta serie dedicada a los implantes dentales, estos son básicamente tornillos de titanio incrustados en el hueso de las mandíbulas y sobre los que se coloca una corona, que viene a ser el equivalente a la parte visible del diente o dientes que se sustituyen, (ya que ir por ahí con una sonrisa a base de cabezas de tornillos…pues como que no resulta demasiado atractivo, ¿verdad? :) .

El caso es que para poder implantar es necesario tener una buena base donde hacerlo y por ello, la calidad del hueso es fundamental para garantizar el buen resultado del tratamiento.

Por calidad entendemos no sólo la densidad y el volumen del hueso en concreto sino también la salud general de la persona que se va a someter al implante, ya que puede ser determinante para la curación y regeneración de los tejidos implicados, cuestión que ya tratamos en un post anterior.

¿Por qué se pierde hueso cuando se pierde un diente?

Quizá te suene eso de que los astronautas en el espacio pierden masa ósea a causa de la ingravidez, y es que un hueso necesita ser estimulado para mantener su forma y densidad. En el caso del hueso que recubre y da soporte al diente, dicha estimulación viene dada por el mismo diente. Cuando se pierde, la falta de estimulación provoca la pérdida del hueso que le da soporte.

Así, disminuye un 25% la anchura del hueso durante el primer año tras la pérdida del diente y la altura va también progresivamente disminuyendo con el tiempo. Cuantos más dientes se pierden, menor es la funcionalidad del hueso en su conjunto, lo cual puede conducir a serios problemas estéticos y funcionales, particularmente en personas que han perdido la totalidad de sus dientes. Una vez que el hueso alveolar (el que está en contacto directo con el diente) se pierde, lo que viene detrás, es decir, la mandíbula propiamente dicha, también comienza a retirarse.

Pero si eres de los que pensaste en su día que “total, si esas muelas no se ven, para qué me voy a gastar dinero en implantarme nada. Ya me apaño con las que me quedan…” o algo parecido y resulta que ahora ves que tu maxilar no era el que solía, es bueno que sepas de la existencia de técnicas quirúrgicas específicamente orientadas a generar el hueso que se ha perdido y, así, proporcionar la base necesaria para el anclaje de los implantes.

Es más, antes que el aspecto estético, que por supuesto es innegable, la razón principal para considerar un implante dental es la conservación de la forma del maxilar.

Dado que los implantes dentales se fusionan con el hueso (osteointegración) logran que éste se estabilice y se evite la pérdida ósea que de otro modo sería reabsoribido por el organismo ya que el cuerpo tiende a hacer desaparecer el hueso cuando ya no es de apoyo o, concretamente en este caso, está conectado con los dientes. Solo los implantes dentales pueden detener este proceso y preservar el hueso.

Si estás en Alcobendas o alrededores, acabas de perder un diente o te estás planteando la posibilidad de volver a tenerlos, en Avodent tendrás cercanía y la atención que mereces, con uno precios ajustados a tus necesidades. Siendo la primera consulta gratuita, ¿te pasas un día y nos conoces? ;)

implantes dentales clínica dental alcobendas

Los implantes han significado una revolución en los tratamientos dentales desde hace más de 25 años. Como la mayoría de los tratamientos hoy en día, en cuestión de implantes no sólo estamos hablando de descubrimientos científicos, investigación y materiales más o menos exóticos sino también de técnicas aplicables en la práctica clínica que tienen que ver con una buena planificación previa, técnicas quirúrgicas y de restauración dental.

Se trata casi (bueno, si nos preguntas a nosotros, sin el “casi”) de un arte complejo en el que experiencia y ciencia están absolutamente unidas. Lo que vamos a intentar en esta serie de posts que hoy comenzamos es ofrecerte una guía lo más clara posible para informarte de lo necesario, para que a la hora de acudir a tu dentista conozcas un poco mejor de qué te habla y tus dudas sean las menos posibles.

 Qué es un implante dental

Pues dicho de forma breve, es uno de los métodos más fiables para reemplazar piezas dentales a largo plazo. Desde que en los años ochenta del siglo pasado comenzaron a popularizarse, numerosos estudios han demostrado tasas de éxito superiores al 95%.

Al igual que las raíces dentales, los implantes están asegurados en el hueso y no son visibles una vez que son colocados quirúrgicamente. Son utilizados para asegurar las coronas (parte de la prótesis con la forma del antiguo diente), puentes o prótesis dentales mediante una variedad de sistemas.

Corazón de titanio

Los implantes de calidad están hechos de titanio, material que a su ligereza une la dureza y sobre todo, la biocompatibilidad para que no sea rechazado por el cuerpo. El titanio y sus aleaciones son los componentes más utilizados en todo tipo de prótesis en las que hay hueso en contacto (cadera, rodilla, etc…) pero son los implantes dentales lo que tienen una tasa de éxito más elevada.

¿Por qué el titanio?

Pues porque tiene la propiedad de “fundirse” con el hueso, lo que técnicamente se llama osteointegración y es la razón principal del elevado éxito del sistema. Cuando se pierden los dientes, el hueso que les daba soporte también lo hace, por lo que colocar implantes estabiliza dicho hueso y previene su pérdida.

Junto a la reposición de piezas dentales los implantes dentales ayudan a mantener la forma de la mandíbula y también su densidad, lo que supone que dan soporte al esqueleto facial e indirectamente también a los tejidos blandos que lo rodean (encías, mejillas y labios principalmente)

Además, son absolutamente funcionales y con ellos vas a poder comer, masticar, sonreír, etc. como con tus piezas naturales, lo cual va a contribuir de forma positiva a la imagen que de ti tengas y por tanto en tu bienestar tanto físico como psíquico.

La pregunta que puedes hacerte ahora es, “vale, me parece estupendo pero… ¿los implantes dentales sirven para todo el mundo? y, lo más importante,…¿en mi caso valdrían?”

Pues de eso hablaremos en nuestro próximo post, pero si quieres salir ya de dudas, estás en Alcobendas o alrededores y buscas claridad, cercanía y la atención exquisita que mereces, pásate por Avodent y, ya que la primera visita es gratuita, nos cuentas y te contamos. ;-)