disilicato de litio

Una gran parte del trabajo diario en Avodent tiene relación con la restauración dental.

De hecho, en Avodent nos hemos especializado fundamentalmente en estética dental. Y la estética dental se fundamenta, en gran medida, en los distintos tipos de restauraciones.

La restauración dental tiene por objetivo recuperar total o parcialmente una o más piezas que se han perdido por diversos motivos.

Y para ello, el disilicato de litio es uno de nuestros materiales favoritos, pues gracias a su aspecto natural podemos hacer reconstrucciones parciales de un modo más conservador.

Si te interesa este tema de las restauraciones de disilicato de litio, te recomiendo que sigas leyendo el resto de este artículo.

¿Qué es una restauración dental?

Los dientes pueden perderse por diversos motivos.

Ya sea por una enfermedad periodontal, por una caries, por un traumatismo o por cualquier otra razón, los dientes pueden perder su funcionalidad y su estética de un modo total o parcial.

Cuando se cae o se rompe una pieza dental (o un trozo de la misma), se está empeorando la estética. Pero asimismo los dientes tienen una función importante en la masticación que deja de garantizarse en estos casos.

Si se produce una pérdida parcial o total de un diente, los dentistas procederemos a la reconstrucción con el fin de recuperar la funcionalidad y la estética perdida.

La restauración más habitual suele hacerse mediante relleno de las cavidades que han quedado tras un empaste o una endodoncia, o utilizando carillas colocadas en la superficie dental que tratan de mejorar la estética de la dentadura corrigiendo irregularidades y coloraciones no deseadas.

Pero en otros casos más graves no queda otro remedio que retirar los restos de la pieza para colocar una nueva corona que sustituya a la original. Y aquí es donde las incrustaciones de disilicato de litio se erigen como la alternativa perfecta a las coronas de recubrimiento total.

Las incrustaciones dentales

En caso de que se haya producido un daño extenso en la estructura dental, tradicionalmente había que proceder a la retirada de todo el tejido enfermo (incluso llegando a extirpar la pieza completa).

Con posterioridad, se colocaba encima una corona que trataba de simular el tamaño y la forma del diente desaparecido.

Pero hoy en día se prefieren tratamientos más conservadores como las incrustaciones dentales, sobre todo en dientes posteriores con caries o que han sufrido pequeñas fracturas, así como en piezas que han sido sometidas a endodoncia.

Las incrustaciones se llevan a cabo en dos fases:

  • Se moldea la cavidad y se rellena provisionalmente después de haber tomado un molde para fabricar la incrustación definitiva.
  • En una sesión posterior, cuando el laboratorio envía la incrustación, se procede a la colocación definitiva.

Restauraciones de disilicato de litio

El disilicato de litio es uno de los mejores materiales en lo que a restauraciones dentales se refiere.

El disilicato de litio es perfecto para este tipo de restauraciones porque, no solo es un material cerámico de alta resistencia, sino que también es muy fácil de pulir y de adaptarse a cualquier forma necesitada.

Estos son algunos de los principales beneficios de las incrustaciones de disilicato de litio:

  • Color natural, similar al de los dientes originales.
  • Es más translúcido, lo cual permite usarlo sin necesidad de añadir por encima materiales cerámicos de recubrimiento para que se parezca más a los dientes.
  • Es más duro y resistente, lo que hace que aguante más tiempo sin fracturas.
  • Estéticamente es una de las mejores opciones, ya que este material es el más parecido a los dientes naturales.
  • En muchos casos, nos evita el uso de coronas completas.

Aplicaciones del disilicato de litio en odontología

Debido a sus estupendos beneficios, el disilicato de litio —conocido comercialmente como E-Max— es un material muy recomendable para las siguientes aplicaciones odontológicas:

  • Incrustaciones dentales, siendo el material que permite un tratamiento menos invasivo.
  • Carillas de disilicato de litio, que proporcionan un acabado muy natural gracias a la delgadez de las mismas (0,3 milímetros), lo cual permite la colocación sin necesidad de tallado dental.
  • Coronas, tanto anteriores como posteriores, en casos en los que la reconstrucción no es posible.
  • Coronas sobre implantes, cuando el diente se ha perdido por completo y es necesario recurrir a implantes de titanio con coronas de disilicato de litio.
  • Restauraciones anatómicas completas, así como grandes puentes de varias piezas, ya que es el material más adecuado para todo tipo de restauraciones.

¿Necesitas asesoramiento personalizado? Te esperamos en Avodent

Ya te he explicado en este artículo que en Avodent hemos hecho una apuesta por la estética dental y por la sonrisa de nuestros pacientes.

Por ese motivo, trataremos de ofrecerte siempre el tratamiento más adecuado para tu caso, con la idea de ser lo más conservadores y lo menos invasivos posibles.

Para saber si en tu caso te convienen más las incrustaciones de disilicato de litio lo mejor es que te pases por nuestra clínica, para poderte hacer un estudio diagnóstico personalizado.

Te estamos esperando en Avodent.

Y si no quieres esperar más de la cuenta, lo mejor es que pidas cita online rellenando este formulario

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *