Ortodoncia

Desgraciadamente, todavía hay mucha gente que piensa que la ortodoncia es cosa de niños y adolescentes.

Se trata de una creencia errónea, por la cual muchos consideran que siendo adultos no tienen otro remedio que aguantarse con los dientes apiñados, torcidos, separados,…

Pero estos problemas no son solo estéticos, ya que un adulto que tiene los dientes torcidos o apiñados también puede tener problemas de masticación que pueden derivar en afecciones gástricas.

Con esto te quiero decir que no hay edad para ponerse ortodoncia y que, si te da corte que te vean con la boca llena de hierros, existen alternativas como la ortodoncia lingual.

En este artículo te voy a mostrar cuándo usar ortodoncia lingual.

 

Cuándo usar la ortodoncia lingual

Todos los días te miras al espejo cada vez que te lavas los dientes. Y siempre terminas diciéndote a ti mismo que si fueses más joven no permitirías que tus dientes siguiesen apiñados, con esos colmillos que se montan uno encima de otro.

Lo peor no solo es tu sonrisa antiestética —algo a lo que al fin y al cabo ya te has acostumbrado—; el problema principal está en las molestias al comer.

De hecho, desde que empezaste a hacerte pruebas por tus problemas digestivos, aunque el médico no te lo ha confirmado aún, cada vez estás más convencido de que tus dolores de estómago al hacer la digestión tal vez provengan de lo mal que masticas la comida.

 

Un adulto con los dientes desalineados

Estas reflexiones son habituales en muchos adultos que presentan los dientes separados, apiñados o desalineados.

En muchas ocasiones por dejadez, y otras por temas económicos, han ido dejando que el paso del tiempo arruinase su sonrisa, postergando el arreglo de su boca al tratarse solo de una “cuestión estética”. Pero es obvio que todo es este tipo de problemas tienen implicaciones serias en la salud general.

Aunque muchos adultos piensan que la ortodoncia no es propia de gente con cierta edad, la solución se encuentra al alcance de la mano de cualquier persona, ya que existen tratamientos de ortodoncia para todas las edades.

Pero llegados a este punto, la timidez se suele apoderar de muchos pacientes, que se niegan a verse durante meses o años con la boca llena de hierros.

En esos casos los odontólogos recomendamos soluciones casi invisibles como la ortodoncia invisible Invisalign o la ortodoncia lingual.

 

En qué consiste la ortodoncia lingual

La ortodoncia lingual es un tratamiento en el que los alambres o brackets solo se colocan en la parte interior de los dientes, en la conocida como zona lingual.

Al colocar los hierros en la cara interna de los dientes, estos no se ven a simple vista. Con ello se consigue que nadie se entere de que el paciente se está sometiendo a un tratamiento de ortodoncia.

Gracias a la ortodoncia lingual, se obtiene el primer objetivo perseguido por muchos adultos: que nadie se entere de que llevan una ortodoncia.

Además, la ortodoncia lingual tiene más beneficios, incluso superiores a otro de los tratamiento denominados invisibles: el Invisalign. Para dientes girados o con diferentes alturas, la ortodoncia lingual funciona mucho mejor que las férulas de plástico transparente de Invisalign.

 

Quiénes pueden usar ortodoncia lingual

Tras explicar cuándo usar ortodoncia lingual y aclarar en qué consiste la misma, llega el momento de solventar una duda que tienen muchos pacientes: ¿quiénes pueden usar ortodoncia lingual?

Su preocupación se centra, sobre todo, en si existen limitaciones para este tratamiento. Y la respuesta que damos siempre es absoluta: ninguna.

La ortodoncia lingual se puede aplicar a todo tipo de pacientes, independientemente del estado de sus dientes, de la separación o apiñamiento entre los mismos, incluso cuando existen extracciones o casos que no se pueden tratar con otros tipos de ortodoncias.

Asimismo, no hay una edad máxima o mínima para usarla, por lo que la ortodoncia lingual se puede aplicar tanto a niños y adolescentes, como a adultos de cualquier edad.

 

¿Es efectiva la ortodoncia lingual?

Al colocarse los alambres por la cara interior de los dientes, algunos pacientes piensan que su efectividad es más limitada. Pero esto no es así.

Su efectividad es máxima, siempre que el tratamiento se aplique correctamente.

Y para ello hay que tener en cuenta que la ortodoncia lingual es más incómoda para el ortodoncista (a la hora de trabajar directamente sobre el paciente), porque el acceso hasta la zona interior o lingual de la boca es más complicado, que cuando los brackets se colocan en la parte frontal de la dentadura.

Conviene que sepas asimismo que los tratamientos de ortondoncia lingual también son algo más largos y se requiere de mayor tiempo y paciencia. Pero siendo consciente de eso, ten plena confianza en los magníficos resultados de estos brackets que pasan desapercibidos para todos.

 

¿Te ha quedado claro que ahora es posible ponerse ortodoncia sin que nadie se entere?

Espero que te haya quedado claro que la ortodoncia lingual es un tratamiento pensado para cualquier edad, caracterizado por ser tan discreto que nadie puede verlo, mucho más efectivo que otros tipos de ortodoncias y más barato que el Invisalign (que sería la otra ortodoncia considerada invisible).

Si vives por la zona de Alcobendas o alrededores —y quieres alinear tus dientes sin que nadie se entere—, estamos deseando atenderte en nuestra clínica Avodent.

 

Pídenos cita rellenando este formulario y te explicaremos personalmente todo lo que debes saber sobre este tratamiento.

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *