carillas-dentales-dentista-alcobendas

En cuestiones de estética dental, nada es más rápido que la colocación de carillas dentales para modificar (para bien) nuestra sonrisa y volverla espectacular.

Vamos a contestar a nueve preguntas comunes sobre ellas para conocerlas un poco mejor.

¿Qué es una carilla dental?

Son finas láminas de porcelana o composite pensadas para colocarse sobre la superficie del diente, tal y como hacen las uñas de porcelana, y como éstas con fines fundamentalmente estéticos o reparadores.

¿Cómo sé si necesito carillas dentales?

Las carillas pueden mejorar el color, forma y en alguna medida posición de tus dientes. Un adecuado tono de porcelana puede ser la solución para mejorar un diente descolorido concreto o iluminar totalmente una sonrisa.

También pueden utilizarse para reparar dientes astillados y que de nuevo vuelvan a parecer intactos. Así, la porcelana cubre todo el frente del diente con una parte más gruesa que sustituirá al trozo que falta.

Las carillas también pueden utilizarse para cerrar pequeños huecos en el caso de que una ortodoncia no sea adecuada así como para encajar adecuadamente una pieza dental que no está del todo alineada con el resto.

¿Qué ventajas tienen las carillas?

Las principales es que parecen del todo naturales sin que pueda apreciarse nada artificial en ellas (salvo para las personas que te conocieran antes de ponértelas ;-) ) . Además, gracias a que son muy delgadas y se mantienen en su sitio gracias a un pegamento especialmente fuerte, no se requiere apenas preparación del diente.

¿Y cómo se prepara un diente para las carillas dentales?

Puede que sea necesario retirar algo de la capa brillante de esmalte del diente para asegurarnos de que la carilla quede permanentemente pegada en su sitio. La cantidad de esmalte que hay que quitar de todos modos es mínima y será como mucho igual a la fina carilla que vayamos a ponernos, ya que así el diente mantendrá su tamaño.

Durante el proceso puede usarse un anestésico local o sedación pero lo normal es que no haga falta nada de esto. Una vez que el diente ha sido preparado, se toma una impresión para el protésico dental, así como otras informaciones necesarias para la confección de la carilla. El color de los dientes adyacentes es logrado gracias a una guía de colores que garantizan que la carilla parecerá totalmente natural.

¿Cuánto dura el proceso?

Por lo menos requiere dos visitas al dentista. La primera para preparar el diente y tomar el tono de color que necesitamos y la segunda para colocar las carillas. Antes de hacerlo, el dentista te las enseñará en tu boca para asegurarse de que estás de acuerdo con ellas, ya que una vez adheridas con el pegamento especial, se quedan ahí permanentemente.

¿Entre visitas necesitaré carillas temporales?

Lo más normal y probable es que no. Lo primero porque no es un proceso que se demore demasiado y lo segundo porque el diente ya preparado se parecerá mucho al de antes del proceso, aunque tú lo notarás algo menos suave.

¿Qué pasa después de ponerlas?

Tras la colocación solo se pueden hacer pequeños ajustes. Tu dentista de confianza probablemente quiera comprobar y pulir un poco las carillas una semana o así tras su colocación y, sobretodo, asegurarse de que estás contento o contenta con ellas.

¿Cuánto cuestan?

Los gastos de este tratamiento pueden variar de uno a otro caso así que es importante discutir las opciones posibles con tu dentista antes de empezar el proceso.

¿Cuánto duran?

Mucho. Pero, como cualquier diente, también pueden romperse o fragmentarse. Tu dentista te dirá cuánto durará cada carilla en concreto. Recuerda que roturas pequeñas pueden repararse.

Para todo tipo de consultas sobre estética dental en Avodent, tu clínica dental de confianza en Alcobendas y alrededores, estamos para servirte. La primera consulta es gratuita.

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)