periodoncia

Es una de las técnicas más conocidas de los odontólogos ya que es la más adecuada a la hora de acabar con las caries. Es una enfermedad dental que destruye los tejidos de los dientes debido a la desmineralización que producen los ácidos de la placa bacteriana, aunque también se puede dar por un mal cuidado de la dentadura, es decir, por no cepillarse, por hacerlo de una manera inadecuada, o por no usar hilo dental, entre otros.

Como veréis, hay varias causas que pueden provocar esta afección en nuestra salud bucal. En cuanto se detecte un mínimo problema, hay que acudir al especialista para que analice la situación y nos recomiende el mejor tratamiento a seguir.

¿Qué es un empaste?

Se trata de un procedimiento que lleva a cabo el dentista para eliminar las caries de los dientes y de las muelas. En odontología, se denomina como “obturar” para referirse a la acción de limpiar el espacio ocupado por las caries, para una vez limpia, rellenarla de algún material. Gracias a este proceso, se consigue eliminar el problema que pueda tener la pieza y se protege para que no vuelva a pasar.

¿Cómo es el proceso de limpieza de una pieza dental?

En primer lugar, una vez detectado el lugar donde está, se procede a la limpieza de la zona para, a continuación, realizar un grabado en el esmalte. Después, se coloca un adhesivo cuya finalidad es que mantenga el material de relleno que se aplicará, el cual se pone por capas y aplicando luz halógena para que selle bien. El dentista moldeará este relleno para que quede de manera homogénea con el resto de las piezas de la dentadura del paciente. Se finaliza el procedimiento puliéndolo para darle brillo consiguiendo un resultado perfecto.

¿Qué tipo de obturaciones existen hoy en día?

Lo más utilizado por los odontólogos en este momento, en función de los materiales de relleno utilizados, son:

Metales: Los más frecuentes son la amalgama de plata, el oro y el cobre. Se trata de los materiales que mayor durabilidad tienen ya que pueden resistir más de 30 años, frente a su aspecto poco estético debido a que no se parecen a las piezas originales.

Resina: Dan un aspecto natural a la dentadura gracias a que su color es parecido a la pieza original. Se utilizan materiales de cerámica y plásticos. Son estéticos frente a su duración que es de un máximo de 10 años. Los dentistas los utilizan frecuentemente para los dientes frontales. Además, este tipo se usa para disimular otras imperfecciones como son las diferencias de tamaño de las piezas, la separación o las alteraciones que pueden sufrir de color.

Aunque el especialista utilice uno u otro material, la vida del empaste dental siempre dependerá del buen cuidado que el paciente haga y de las futuras revisiones a la clínica dental para observar el proceso del mismo y evitar algún tipo de problema.

Es necesario realizar un adecuado mantenimiento de los empastes acudiendo al dentista para realizar una limpieza dental y así mantener una buena salud bucodental. También es aconsejable utilizar un dentífrico que lleve flúor y usar el hilo dental para eliminar los restos de comida que se hayan podido quedar entre nuestras piezas dentales.

La utilización de enjuagues bucales también es recomendable ya que ayudan a eliminar el nivel de acidez de nuestra boca, consiguiendo acabar con las bacterias que son las causantes de la formación de caries en la dentadura.

Como siempre indicamos, la prevención y el buen cuidado son la clave para tener una buena salud bucodental.

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *