muelas-juicio-remedios-naturales-clinica-dental-alcobendas

Al crecer, es muy normal que las muelas del juicio causen dolor. Pero el por qué duelen puede ser debido a varias causas, lo cual equivale también a una variedad de posibles tratamientos.

Una de las razones más comunes del dolor de las muelas del juicio es por no haber erupcionado totalmente lo cual origina la famosa “muela impactada” de la que ya hablamos en un post anterior. Además de los clásicos analgésicos hay algunas otras maneras de aliviar el dolor de las muelas del juicio.

Las tres causas más comunes.

Cuando una muela o cualquier otro diente duele hay una alta probabilidad de que la razón sea una infección. La verdad es que la posición tan retrasada de las muelas del juicio como terceros molares hace bastante fácil que se depositen en ellas residuos de alimentos que al pudrirse generan bacterias nada beneficiosas que infectan encías, dientes adyacentes, en fin… un desastre.

Las muelas impactadas que sólo han erupcionado parcialmente pueden afectar a los dientes, encías e incluso al hueso maxilar. Pero además esto puede causar dolor que se irradia por toda la zona, haciendo que duelan los ojos, el cuello, el oído, en fin…otro desastre.

Para acabar, uno de los motivos de que sólo parcialmente salgan estos incómodos terceros molares, es que estén colocadas en un ángulo que haga presión sobre los dientes aledaños, con lo cual tenemos otra causa de intenso dolor.

Cómo aliviar el dolor de las muelas del juicio

La mejor forma de erradicar el dolor es someterse a una extracción. Punto. Sin embargo, cuando hablamos de dientes infectados, lo que se hace normalmente es tratar dicha infección antes de proceder a sacar la muela. Así que para bregar con el dolor mientras esperamos al día en que nuestro dentista de confianza nos haya programado la intervención podemos optar por algunos métodos como estos:

Los medicamentos sin receta suelen ser bastante utilizados. El ibuprofeno o el paracetamol suelen estar entre los más populares, aunque también el metamizol  (compuesto activo del popular Nolotil) suele ser bastante utilizado. Para un alivio farmacológico más intenso será necesaria la prescripción de una receta por tu dentista de confianza.

Puedes utilizar compresas frías sobre la zona dolorida. Una pequeña toalla húmeda con agua fría puede ser suficiente. Colócala sobre la mejilla y cámbiala de vez en cuando. Puedes usar una bandeja de cubitos para presionar ligeramente la zona y, si puedes, puedes derretir lentamente trocitos de hielo directamente sobre la muela.

Usar remedios naturales puede ser una buena alternativa, como ejemplo podemos citar los siguientes:

  • El ajo. Tiene una propiedad terapéutica natural que puede contribuir a reducir la hinchazón de la zona mejorando así los signo de inflamación. El ajo, también tiene conocidas propiedades antibacterianas que pueden ayudar a reducir el crecimiento de bacterias en tu boca. Coloca un diente de ajo en la muela y muérdelo, deja que el jugo cubra todo el diente y escupe un poco si el picor se vuelve demasiado intenso. Ojo, cocinados, los ajos suelen perder casi todas sus propiedades así que hay que usarlos crudos.
  • Aceite de clavo. Los clavos también gozan de propiedad analgésica. Se aplica sobre la zona dolorida, masajeándola un poco (todo lo que permita el dolor, claro) y aplicándolo dos veces al día suele reducir tanto el dolor como la hinchazón.
  • La hierba de trigo. Se ha convertido en un remedio natural bastante popular y también tiene su utilidad para lidiar con el dolor de muelas. Puedes usar un zumo de hierba de trigo y utilizarlo a modo de enjuague bucal, haciendo gárgaras dos o tres veces al día para reducir toxinas y contribuir a curar heridas en infecciones.
  • Té negro. Está hecho de un conjunto de hierbas que tienen propiedades naturales para reducir la hinchazón y el dolor de mejillas.
  • Jengibre. Esta aromática raíz no sólo se usa para la cocina sino que también contribuye a reducir la inflamación y tiene propiedades analgésicas. Poniendo una pequeña cantidad en el diente afectado cuando duela puede contribuir a reducir la incomodidad.

Por último recuerda dos consejos muy básicos: mantén la zona limpia de posibles residuos de comida hasta la fecha de la extracción y, aunque en ocasiones se vuelva insoportable, intenta tomarlo con calma y pensar en otra cosa. Cuando piensas en lo que te duele…¡duele más!

En Avodent tendrás siempre la atención más adecuada para todo tipo de extracciones de muelas del juicio así como los consejos más idóneos para tu caso concreto si no es posible realizarlo en el momento. No dudes en concertar una cita.

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)