implantes dentales periodontitis

Es muy habitual encontrarse a pacientes que llegan a nuestra consulta con la intención de colocarse implantes dentales, tras haber perdido alguna pieza dental.

Conforme aumenta la edad de los pacientes, la probabilidad de que se les vayan cayendo algunos dientes aumenta exponencialmente.

La causa principal de esta pérdida de dientes viene impuesta, sobre todo, por el impacto de las enfermedades periodontales en pacientes adultos.

A ciertas edades, la periodontitis empieza a ser cada vez más habitual. Y estas infecciones de las encías, si no se tratan adecuadamente, pueden terminar aflojando el ligamento que sujeta el diente a la encía (con la consecuente caída de una o más piezas dentales).

Es en ese momento —nada más sufrir la pérdida o al punto de que el diente se caiga—, cuando se plantean seriamente ponerse implantes dentales.

Por eso en este artículo te voy a explicar cuál es la relación entre la periodontitis y los implantes dentales, ya que es mucho más estrecha de lo que puede parecer a primera vista.

Nadie quiere estar mellado

El edentulismo —la pérdida de dientes definitivos durante la edad adulta— es fenómeno que tiende a remitir gracias a los avances en odontología.

La mejora en los hábitos higiénicos, junto con la más habitual asistencia preventiva al dentista, ha permitido reducir bastante la incidencia de las enfermedades periodontales en pacientes adultos.

Pero no solo eso: los tratamientos contra la periodontitis, así como el perfeccionamiento de las técnicas de implantología dental, han sido definitivos para que cada vez sea más difícil ver a alguien al que le faltan algunos dientes en su boca.

Pero está claro que la periodontitis —el estado más grave de la infección de las encías, que comienza con una gingivitis— sigue causando estragos en numerosos pacientes.

Por eso son tan habituales las consultas que nos hacen muchos pacientes sobre los implantes dentales.

Sin embargo, muchos de estos pacientes desconocen que las pérdidas de piezas dentales por culpa de una periodontitis sin controlar, no pueden ser repuestas mediante implantes dentales…

Al menos hasta que no se ataje la periodontitis.

El orden de los factores, en cuestión de implantes, sí que altera el producto

No te asustes, que tu pérdida dental tiene solución.

Pero no es tan sencillo como mucha gente piensa.

Para poder ponerte implantes dentales, primero tenemos que curarte la periodontitis.

Fase 1: Erradicar la periodontitis

Esta infección crónica que inflama los tejidos de las encías, se produce por culpa de una gingivitis que no se ha atajado a tiempo.

En esos casos, la infección empieza a empeorar y se producen bolsas periodontales, de difícil acceso si no se cuenta con el instrumental específico.

Las bacterias acumuladas en las bolsas periodontales atacan la raíz del diente y empiezan a destruir el ligamento de soporte que sujeta el diente a la mandíbula.

En esos casos, si no se toman las medidas oportunas para combatir la infección, el diente afectado terminará por caerse.

Si se procediese a colocar un implante en el hueco que ha dejado el diente perdido, sin haber curado antes la infección periodontal, con total seguridad el implante también se vería afectado por la infección y terminaría cayéndose.

Esa es la razón por la que no podemos empezar nunca una cirugía de implantes sin antes haber erradicado la infección periodontal por completo.

Fase 2: Implantes dentales

Durante el tiempo que dura el tratamiento, solemos colocar prótesis provisionales que cubran los huecos sin dientes, para que estéticamente no se note la mella y el paciente pueda comer sin grandes problemas.

Y una vez que hayamos eliminado la infección de las encías, entonces procederemos a la cirugía de implantes, cuyo objetivo es colocar una nuevas coronas atornilladas a los implantes. De esa forma, la prótesis se integra con el hueso y permite gozar de la misma funcionalidad que se tenía con el diente original.

¿Qué puedes hacer para que la periodontitis no afecte a tus implantes dentales?

Recuerda que las infecciones periimplantarias —infecciones alrededor del implante— son una realidad que afecta a muchos pacientes.

Porque las personas que tienen tendencia a la enfermedades gingivales no van a dejar de sufrirlas por mucho que se pongan implantes.

Por ese motivo, en este tipo de casos la prevención es verdaderamente importante.

Así que si tienes tendencia a la periodontitis, recuerda que los siguientes hábitos preventivos pueden hacer que el éxito de tus implantes dentales esté garantizado:

  • Higiene dental diaria: la limpieza de dientes —junto con el uso de sedas dentales, cepillos interproximales o irrigadores dentales—, debe ser rigurosa y obligatoria después de cada comida.
  • Limpiezas dentales profilácticas: que deben llevarse a cabo en una clínica dental cada seis meses aproximadamente, y que permiten una limpieza mucho más profunda que la que se consigue con el cepillado diario.
  • Curetajes dentales: mediante curetas e instrumental de ultrasonidos se limpia por debajo de las encías, para llegar hasta las bolsas periodontales.

En Avodent te curamos la periodontitis y te ponemos los implantes dentales que te hacen falta

¿Tienes mal las encías o se te mueve algún diente?

No esperes más y pásate por nuestra clínica Avodent, en donde te haremos una revisión y veremos si tienes periodontitis.

Y en caso de que la tengas, llevaremos a cabo el tratamiento más adecuado, antes de analizar si necesitas ponerte implantes.

Puedes pedir cita online en este formulario

Comentarios desactivados