periodoncia

El alargamiento coronario es un procedimiento que se incluye dentro de la cirugía dental y está orientado a remodelar el contorno de la encía alrededor de los dientes para exponer más superficie de estos.

¿Para qué sirve?

La mayoría de la gente ha oído el termino corona dental antes. Pero no tantos conocen el procedimiento del alargamiento coronario o si lo podrían necesitar en un momento dado. De hecho el alargamiento coronario es a menudo un paso previo en la preparación del diente para poner una corona.

La técnica implica quitar parte del tejido de la encía y/o hueso para dejar a la vista más de su estructura.

Por ejemplo, imagina que te has partido un diente al nivel de la línea de la encía, o sin traumas de por medio, simplemente tienes un diente cariado. En ocasiones cuando el dentista quita la caries, no queda suficiente estructura en el diente natural sobre la línea de la encía para que soporte una corona o más material de empaste.

Sin suficiente estructura a la que agarrarse, las coronas mal encajadas pueden convertirse en un serio problema que cause inflamación crónica e irritación o, lo que es peor, la caries se puede meter por debajo de la corona generando más tratamientos y llegando a la eventual pérdida total de la pieza dental.

Aunque menos común, el alargamiento de corona puede ser usado en ocasiones para tratar las llamadas sonrisas gingivales o de caballo en las que gran cantidad de este tejido se expone al sonreír. Tu dentista de confianza puede exponer un poco más tus dientes para luego diseñar la línea de las encías que tu quieras.

El alargamiento coronario se encuentra clasificado como cirugía periodontal, y puede ser llevada a cabo por dentistas especialistas en la materia (periodoncistas).

¿Como és el procedimiento?

El procedimiento en sí puede ser llevado a cabo en uno o varios dientes o en la totalidad de la encía dependiendo de cuáles sean las necesidades de tus boca.

Se suele realizar en la propia consulta usando únicamente anestesia local. En el caso de que se necesite, la sedación puede ser usada también para evitar la ansiedad durante el transcurso de la sesión quirúrgica.

Si tienes puesta una corona provisional, el periodoncista la quitará antes de comenzar y la volverá a colocar al finalizar. Lo primero que hará será hacer cortes en el tejido para despegar la encía del diente. Así puede tener acceso a su raíz y al hueso circundante. En algunos casos eliminar un poquito de encía es suficiente, aunque lo más normal es que se requiera quitar también un poco de hueso.

Cuando el profesional ha dejado expuesta suficiente estructura dental, limpiará el agua con suero salino y dará algunos puntos. A veces puede cubrirse la herida con una tiritas especiales.

¿Duele?

Pues el alargamiento coronario se considera un tipo de cirugía menor y por tanto el dolor que se sufre es relativamente poco. Aun con todo pueden recetarse fármacos para mitigarlo junto a las instrucciones concretas de higiene y cuidado de la herida durante el proceso de curación de esta.

Tras una semana, más o menos, se retirarán los puntos. De todos modos las encías necesitarán curarse durante más tiempo antes de que se te pueda poner la corona definitiva.

Como toda cirugía, el hecho de que sea “menor” no quiere decir que esté exenta de riesgos. Puedes sangrar o sufrir una infección. Además puedes ser más sensible a la temperatura de los alimentos, aunque esta incomodidad desaparecerá en cuanto te coloquen la corona.

Si tu dentista te recomienda una corona, pregunta también si requerirás de un alargamiento de corona. Dependiendo de la cantidad de diente sano con la que él o ella pueda trabajar será más o menos necesaria.

En Alcobendas y alrededores, Avodent está a tu disposición para todo tipo de consultas y asesoramiento sobre esta y cualquier otra materia relacionada con la salud de tu boca y la de los tuyos. Tu primera consulta es gratuita.