coronas-dentales-dentista-alcobendas

Dentro de nuestra especialidad de estética dental, debemos de destacar las fundas dentales. Una funda dental se encarga de proteger el diente entero, es decir, por delante y por detrás del mismo, y su nombre técnico es corona dental.

¿Para qué sirven las fundas dentales?

Los dentistas utilizan las fundas dentales para mejorar el diente natural de una persona y conseguir una dentadura más uniforme y a la vez bonita, por eso se engloba dentro de la especialidad anteriormente citada. Pero, no solo se ponen fundas por estética para ocultar alguna mancha que ha sido imposible blanquear o para cambiar la forma y tamaño, sino también por temas de salud, ya que podemos tener un diente en diferentes condiciones, como por ejemplo roto, que nos dificulte la labor de masticar a la hora de comer, como también después de un tratamiento de endodoncia para fortalecerlo.

¿Hay diferentes tipos de fundas dentales?

Existen varios tipos de fundas dentales adecuadas a las necesidades que mejor se adecuen a cada paciente. Los tres tipos que existen son:

Corona metal-porcelana: Cuyo interior es de metal y está recubierto de porcelana. Es la solución más utilizada porque es resistente y menos costosa para el paciente. Las de metal-porcelana se usan sobre todo en el sector posterior ya que no son tan visibles.

Coronas libres de metal que también están recubiertas de porcelana. El interior suele ser de disilicato de litio o circonio y el recubrimiento es de porcelana. Este tipo de coronas son más estéticas que las de metal-porcelana y por eso se utilizan mucho más para tratamientos estéticos, sobre todo, para los dientes del sector anterior debido a que al estar libres de metal son translúcidas y se asemejan más a un diente natural.

Coronas totalmente metálicas: que se utilizaban anteriormente en sectores posteriores (que no se ven), también se utilizan cuando la oclusión del paciente esta comprometida, por ejemplo, en bruxismo dental.

Carillas: Se usan en el sector anterior y también son libres de metal. En este caso, las más habituales son las de disilicato de litio por su translucidez y alta resistencia. Las carillas dentales, a diferencia de las fundas, solo recubren el diente por la cara anterior (no recubre la totalidad del diente).

En odontología se trata de dar la mejor solución para restaurar el tamaño de un diente y protegerlo contra fracturas. Como veréis, todo son ventajas.

Si estabas pensando en ponerte fundas dentales, esperamos que te hayamos explicado lo que son y no dudes en venir a visitarnos a Alcobendas para que te podamos asesorar personalmente.