regenerar encias

Sin saber por qué, las encías se te han retraído y ahora los dientes parecen más largos y afilados que antes.

Aunque las enfermedades periodontales se constituyen como el principal motivo de la retracción de encías, también hay casos en los que el motivo puede ser un lavado de dientes demasiado agresivo o con un cepillo de cerdas duras.

De cualquier forma, conviene que sepas que esta recesión está dejando sin protección a los dientes, con lo que estos se encuentran más expuestos a los posibles daños.

Pero quédate tranquilo porque hoy en día existen terapias para regenerar las encías.

En este artículo te explico cómo son este tipo de terapias.

¿Por qué se retraen las encías?

En odontología consideramos que hay una recesión gingival cuando los tejidos de las encías que recubren y protegen los dientes comienzan a encogerse, dejando al descubierto parte del diente o de la raíz del mismo.

Este fenómeno de reducción de la encía es causado por algún elemento que provoca irritación.

Los tejidos gingivales son muy sensibles y por eso retroceden ante un posible daño.

¿Cuáles son las causas de la recesión gingival?

Ante la irritación, la encía se encoge. Pero esta irritación puede venir provocada por varios motivos:

  • Enfermedades periodontales.
  • Cepillados agresivos que irritan las encías.
  • Maloclusiones.
  • Bruxismo.
  • Morderse las uñas o morder en general objetos duros.
  • Los aparatos de ortodoncia mal puestos pueden causar retracción de la encía.
  • Las restauraciones dentales poco precisas, que presionan sobre la encía.
  • Traumatismos o golpes en la boca.
  • La predisposición natural de origen genético.

Principales consecuencias de la retracción de encías

El problema que conlleva las encías retraídas no es solo de carácter estético —evidentemente la sonrisa empeora bastante cuando se muestra más diente de lo habitual— sino que también tendrá graves consecuencias:

  • Aumenta la sensibilidad dental al frío o al calor.
  • Es más fácil que se acumule sarro en las bolsas periodontales, al estar estas más expuestas.
  • Se incrementa la erosión de los dientes, al perder estos su protección.
  • Es posible que los dientes se muevan o terminen cayéndose.

Mucha gente piensa erróneamente que esta retracción es inevitable con el paso de los años (la creencia popular lo relaciona con la edad).

Pero esto no es así, ya que la recesión se puede producir a cualquier edad.

Y no solo eso: también puede atajarse, ya que las encías se regeneran si se llevan a cabo los cuidados necesarios.

Cómo regenerar las encías

Aunque estamos ante un problema odontológico grave, existen varias soluciones que nos permitirán regenerar encías retraídas.

En este caso, la solución puede venir de la mano de la cirugía plástica y reparadora, cuyo objetivo es reconstruir y hacer que la encía vuelva a su estado natural.

Mientras que en otro artículo ya expliqué la técnica de la gingivectomía (dirigida a aquellas personas que muestran demasiada encía al sonreír) a la hora de reparar las encías retraídas efectuaremos una gingivoplastia.

Este tipo de intervenciones quirúrgicas tienen la misión de recuperar la encía del paciente mediante injertos.

Injerto de encía

Utilizando parte de la piel del paladar, procedemos a injertar estos tejidos en la parte de la encía que se ha retraído.

Lo bueno de este tipo de operaciones es que apenas necesitan puntos de sutura, puesto que para las mismas empleamos el SIROlaser Blue de Sirona, un laser dental orientado específicamente a cirugías gingivales poco invasivas.

Tratamiento con Emdogain

En algunos casos se puede reconstruir encía y diente usando medicamentos como Emdogain, un fármaco compuesto de proteínas biológicas y factores de crecimiento.

Su función básicamente es que el cuerpo genere de nuevo hueso y tejidos en la zona en la que faltaban. De ese modo, la encía se regenera de un modo natural

Cómo evitar que las encías se retraigan

Como digo siempre en este blog, la mejor solución es la prevención.

Por lo tanto, conviene que extremes tu higiene dental.

Y cuando hablo de higiene dental, me estoy refiriendo no solo al uso de cepillos de dientes (blanditos, sobre todo si tienes delicadas las encías), sino también a la utilización de seda dental, cepillos interproximales e irrigadores dentales.

De lo que se trata es de mantener limpios los dientes, los espacios interdentales y la zona que une los dientes y las encías (en donde se deposita el sarro que provoca la gingivitis).

Por otra parte, el cepillado que hagas en casa debe ser suave.

Aunque mucha gente piensa que imprimiendo más fuerza y presión se eliminará más placa dental, lo único que están haciendo es irritar las encías sin que la limpieza mejore.

Pero eso no es todo: además debes acudir a nuestra clínica con regularidad para que te hagamos limpiezas profilácticas, en las que profundizaremos más en la higiene de las zonas a las que no eres capaz de llegar con tu cepillo de dientes.

Solo de este modo estarás garantizando que tus encías se mantengan sanas y en su sitio.

¿Te has mirado al espejo y te parece que tus dientes son más alargados que antes?

Es posible que si tus dientes ahora parecen más largos que antes, tus encías se estén retrayendo.

Si te sucede esto —y vives en la zona de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes—, conviene que te pases por nuestra clínica Avodent lo antes posible para que veamos cuál es el motivo de esta retracción.

Estamos en la calle Constitución, 6, de Alcobendas.

Y si quieres ahorrarte esperas innecesarias, puedes pedir cita online cumplimentando este sencillo formulario

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *