Teléfono de dentista de urgencias para ortodoncia

Dada la situación actual de confinamiento debido a la afección del coronavirus COVID-19, los dentistas sólo atendemos urgencias dentales. Pero, ¿qué se considera una urgencia en ortodoncia y cuándo debes acudir a tu clínica dental de confianza? 

En este post conocerás cuáles son las molestias más habituales entre los pacientes de ortodoncia. Además, podrás conocer cómo actuar ante las más comunes y te sorprenderás al saber que, en la mayor parte de los casos, ¡podrás solucionarlo desde casa! 

Urgencias en ortodoncia: ¿realmente son tan importantes?

Uno de los temores más habituales entre nuestros pacientes de ortodoncia -especialmente, entre nuestros queridos adultos- es que puedan sentir ciertas molestias a lo largo del tratamiento.

No te vamos a engañar: en algunas ocasiones, puedes sufrir cierta presión en los dientes a causa del aparato y, si has optado por un método fijo como los brackets, es posible que se forme alguna herida o llaga a causa del roce del aparato

Sin embargo, debes saber que, de manera general, las urgencias en ortodoncia no revisten gravedad alguna. Generalmente, son casos leves que en su mayor parte pueden esperar a tu próxima revisión en tu clínica dental de confianza o que puedes solucionar en casa a través de remedios muy sencillos

A continuación, vamos a enumerar una a una las más frecuentes y, también, a darte una solución para cada una de ellas. 

¿Es normal que me duelan los dientes tras la colocación de los brackets? 

Muchos pacientes de ortodoncia se quejan de dolor en las piezas dentales tras colocar los brackets, ajustar el aparato o cambiar de alineador de Invisalign. 

Esta sensación que muchas personas describen como “dolor” no responde más que a la presión que el aparato ejerce sobre las piezas dentales. 

Si éste es tu caso, no debes alarmarte. Es normal que sientas estas molestias de manera temporal.

Hay quienes las acusan durante unas horas, 2 o 3 días e incluso una semana. Sin embargo, éstas acaban remitiendo y con el paso del tiempo podrás comer sin molestia alguna. Por lo tanto, este dolor no se considera como una de las urgencias de ortodoncia. 

Si el dolor es muy acusado y te está afectando en tu día a día -debes saber que estos casos son muy minoritarios- debes ponerte en contacto con tu ortodoncista para consultarle si es adecuado recurrir a la ingesta de analgésicos o antiinflamatorios.

Eso sí: recuerda que es importante que respetes siempre sus pautas al respecto y no tomes ningún medicamento sin previa consulta. 

Me roza el aparato y me ha salido una llaga

Si eres paciente de Invisalign, puedes estar tranquilo al respecto. Y es que los alineadores no producen llagas ni heridas

Sin embargo, sí es frecuente que por el roce de los brackets con la parte interior de la mejilla o de la lengua -en el caso de la ortodoncia lingual-, puedan aparecer molestas llagas.

Si éste es tu caso, debes colocarte cera de ortodoncia en el bracket que te esté rozando y emplear geles con ácido hialurónico para ayudar a la cicatrización de la llaga o herida. 

Cera para ortodoncia

Tanto la cera de ortodoncia como los geles puedes adquirirlos en farmacias. Gracias a su uso, se frenará el roce habitual y la llaga desaparecerá aproximadamente en 2 o 3 días. 

En caso de que no sea así y persista en tu boca más de una semana, sí debes ponerte en contacto con tu dentista de confianza para que valore cuál es la causa que la ha originado. 

Me pincha un arco: ¿debo ir a mi clínica dental? 

Es cierto que los ortodoncistas verificamos en cada revisión que el arco esté debidamente cortado y no roce las mejillas del paciente. Sin embargo, en algunas ocasiones se desajusta en el período de una cita a la siguiente y puede producir ciertas molestias. 

Si éste es tu caso, debes actuar de la misma manera que cuando te roza un bracket: basta con que hagas uso de la cera de ortodoncia para evitar estas molestias. 

En tu próxima cita de revisión, tu ortodoncista podrá cortar de nuevo el arco y evitarás estas molestias. 

Se me ha despegado un bracket, ¿debo ir al dentista? 

En muchas ocasiones, los brackets se despegan a causa de fuertes mordiscos o de emplear los dientes como herramientas. Si estás sometiéndote a un tratamiento de ortodoncia fijo, recuerda que: 

  • Debes evitar comer manzanas o bocadillos a mordiscos, haciendo el efecto “palanca” para trocearlos. En su lugar, debes cortar los alimentos previamente con un cuchillo para evitar que se despeguen los brackets.

  • No debes incluir en tu dienta alimentos demasiado duros que supongan un fuerte esfuerzo de masticación. Por ejemplo, los frutos secos o los snacks como las barritas energéticas. 

  • Nunca debes usar tus dientes como herramientas, pues los brackets también podrían despegarse por esta causa. Es decir, no cortes celo con tus piezas dentales ni abras objetos con las mismas. 

Si se te ha caído o despegado un bracket, nuestro consejo es que te pongas en contacto con tu clínica dental para valorar con ellos si podría adelantarse tu próxima revisión. 

Mientras tanto, puedes emplear cera de ortodoncia si sientes molestias a causa del roce del mismo. 

A mi hijo se le ha despegado su aparato de ortodoncia

En algunas ocasiones, los aparatos de ortodoncia interceptiva -disyuntores, entre otros- pueden despegarse. En este caso, sí debemos ponernos en contacto con el ortodoncista del niño o de la niña para que pueda volver a cementarlo y el aparato cumpla, entonces, su función habitual. 

Se me ha despegado un retenedor fijo: ¿es una urgencia? 

La retención es una de las fases más importantes de un tratamiento de ortodoncia. Recuerda que, en caso de no cumplirla debidamente, los dientes podrían moverse y volver a su posición original. 

En caso de que se te haya despegado un retenedor fijo, sí debes ponerte en contacto con tu dentista de confianza para que vuelva a cementarlo lo antes posible. Hasta entonces, debes hacer uso de los retenedores removibles -o essix- y llevarlos en boca todo el día excepto para comer y lavarte los dientes. 

De esta manera, podrás evitar movimientos dentales no deseados y conservar unos dientes bien alineados.

Se me ha roto un retenedor removible o essix

Si, por el contrario, se te ha roto un retenedor removible o has extraviado tu essix, esto no es una urgencia.

Sin embargo, también debes llamar a tu clínica dental para informarles de la situación y que puedan pedir al laboratorio protésico, por lo tanto, otros nuevos. 

He perdido o se me ha roto un alineador de Invisalign, ¿qué hago?

En este caso, es tu ortodoncista quien debe valorar cuál es la mejor solución.

Si se trata de un alineador que estaba a punto de ser sustituido por el siguiente en el transcurso del tratamiento, es posible que valore la idea de sustituirlo con antelación

Sin embargo, si el próximo alineador no encaja bien con tu mordida, deberás ponerte el juego anterior y esperar a que tu dentista pueda solicitar a Invisalign un alineador nuevo igual al extraviado. 

Se me ha caído un atache de Invisalign

Si eres paciente de Invisalign y se te ha caído un atache, debes ponerte en contacto con tu ortodoncista. De esta manera, podrá valorar si es necesario que acudas de urgencia a tu clínica dental para poder cementarlo de nuevo o si, por el contrario, tu revisión está muy próxima y no es necesario hacer nada al respecto. 

Cómo se colocan los ataches en el ClinCheck

Se han abierto espacios entre mis dientes, ¿qué puedo hacer? 

En algunas ocasiones, nuestros pacientes nos llaman preocupados porque, durante el tratamiento de ortodoncia, perciben en su sonrisa nuevos espacios interdentales que antes no existían.

Si éste es tu caso, no debes preocuparte. Y es que en algunos tratamientos -generalmente en los que se ha tenido que recurrir a la extracción de alguna pieza- es habitual que se abran algunos espacios entre piezas que, en un inicio, no había. Sin embargo, éstos sólo serán temporales y, con el transcurso del tratamiento, deben terminar cerrándose. 

Me sangran las encías al cepillarme los dientes, ¿es normal si llevo ortodoncia? 

La presencia de un aparato fijo en la boca dificulta la higiene dental. Por ello, en algunas ocasiones los pacientes que han optado por un tratamiento con brackets -ya sean metálicos, de zafiro o linguales- pueden sufrir cierto sangrado en las encías.

Y es que, en caso de no eliminar debidamente los restos de comida y la acumulación de placa bacteriana de la boca, puede producirse una inflamación de las encías y provocar su sangrado tras el cepillado. Sangrado de las encías

Si éste es tu caso, puedes comunicárselo a tu dentista en tu próxima cita de revisión. Hasta entonces, extrema tus medidas de higiene bucodental. Para ello, recuerda que debes cepillarte los dientes tras cada comida y completar tu limpieza oral empleando hilo dental, cepillos interproximales o, si lo prefieres, un irrigador bucal -o waterpik-. 

Noto cómo se me mueven los dientes, ¿es normal?

Los tratamientos de ortodoncia tienen como objetivo  realizar pequeños movimientos graduales de las piezas dentales, de manera que puedan corregir los distintos problemas de oclusión. Por ello, es normal que durante un procedimiento ortodóntico sientas cierta movilidad en las piezas dentales. 

Sin embargo, si la movilidad es muy acusada o la percibes en una única pieza dental, sí debes comunicárselo a tu dentista. 

Espero que, tras leer este artículo, tengas más claro qué puede considerarse una urgencia de ortodoncia y cuándo debes acudir rápidamente a tu dentista de confianza. Como has podido comprobar, en la mayor parte de los casos no revisten mucha complicación y pueden ser solventadas desde casa con sencillos remedios. 

Extrema tus precauciones de higiene durante este período para evitar contagios innecesarios, y ponte en contacto con tu ortodoncista en caso de que tengas alguna de las urgencias descritas anteriormente. 

0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *