implante dental clinica dental alcobendas

Siguiendo con la serie de posts que le estamos dedicando al mundo del implante dental, hoy vamos a tratar el tema de la idoneidad para ser objeto de uno o varios de ellos. Así en general, podemos decir que si has perdido dientes, puedes ponerte implantes…pero, hay matices.

Conocer los antecedentes… y los presentes.

Efectivamente, hay cosas que, aunque creas que no, van a influir y son importantes para el éxito del tratamiento tales como tener una buena salud ya que algunas condiciones y enfermedades pueden afectarte.

Por ejemplo, una diabetes no controlada, cáncer, fumar, alcoholismo o una piorrea sin tratar pueden tener consecuencias y por tanto repercutir en que el implante dental no acabe fusionándose con el hueso o lo haga de forma inadecuada. Hablaremos de algunos casos continuación.

Por eso, es muy importante que tu dentista conozca todo lo referente a tu estado de salud (pasado y presente) y también la medicación que estés tomando, no sólo la prescrita por receta sino también aquella que puedas tomar “por libre” sin recetas (de naturopatía o de herbolario por ejemplo)

En general, se pueden señalar algunas condiciones en las que el implante dental está desaconsejado tales como:

Embarazo: Si estás embarazada deberías evitar someterte a tratamientos como los implantes dentales hasta, al menos, haber pasado el primer trimestre. Aunque, para mayor seguridad, lo mejor es esperar al parto para comenzar tras éste.

Tratamiento psiquiátrico: La depresión crónica u otras enfermedades psíquicas, así como personas con problemas emocionales graves podrían tener algún tipo de estrés adicional derivado del tratamiento de implantes dentales que no los haga aptos para tolerarlos. No obstante, cada caso es único y por tanto la opinión de los distintos profesionales implicados es la que debería tomarse en consideración en este caso.

Carencia de motivación a continuar con el tratamiento: Un implante dental no es algo de un día y punto, requiere un compromiso por parte del paciente para que éste siga todos los pasos antes, durante y tras el tratamiento. Si no se dispone de la mínima voluntad o deseo de cuidar los nuevos dientes de manera periódica, no debería plantearse un implante dental.

Falta de coordinación muscular o imposibilidad de realizar una higiene dental adecuada:
Para mantener el hueso y las encías alrededor del implante saludables es necesario mantener una higiene adecuada. Personas con artritis severas u otro tipo de discapacidades que afecten a manos y brazos pueden no ser buenos candidatos para un tratamiento de implantes. Obviamente es algo absolutamente genérico y de lo que se trata es de “no ser capaz”, en el caso de que por sí mismo o con la ayuda de un tercero se lograse el objetivo pretendido, no habría inconveniente alguno.

Enfermedades invalidantes o sin tratar: Las condiciones que afectan a la capacidad del cuerpo para curarse o “repararse” a sí mismo pueden tener consecuencias en la colocación y evolución posterior de un implante. Personas con dolencias como la diabetes que no estén sometidas a un tratamiento, leucemia o hiperparatiroidismo, no son buenas candidatas ya que tienen afectada su capacidad de autocuración normal.

Son simples ejemplos, ante cualquier duda es necesario consultar al dentista de confianza y al médico especialista que te asesorarán claramente sobre la conveniencia o no de someterte a un implante dental.

Por último, recuerda que en Alcobendas y alrededores tu dentista de confianza puedes encontrarlo en Avodent, donde estamos dispuestas a darte toda la información que precises para tu caso concreto, ya que la primera visita no te cuesta nada, ¿hablamos? :)

1 COMENTARIO

Trackbacks

  1. […] Además, no siempre es posible usar implantes. En ocasiones simplemente no hay hueso suficiente para poder insertar el pilar o si lo hay éste no dispone de la densidad suficiente para que la osteointegración resulte exitosa. También algunas enfermedades como una diabetes incontrolada, del sistema inmune, fumar en exceso o bruxismo pueden impedir la cirugía de implantes con éxito. Aunque muchos inconvenientes son salvables, lo cierto es que los implantes no son para todo el mundo sin excepción. […]