como-elegir-dentista-hijos-clinica-dental-alcobendas

Te voy a hacer una pregunta ¿tienes dentista?

Si la respuesta es que sí, sin duda eres de las personas que va a una consulta de toda la vida. Vale, quizá hoy en día más sofisticadas y habiendo perdido un poco del sabor de antaño, pero en cualquier caso sabiendo cómo se llama la persona que te atiende cuando tienes algún tipo de problema con tus dientes.

Si la respuesta es que no, pueden ocurrir tres cosas: que no hayas ido al dentista nunca (mal…muuuy mal) o que no tengas uno fijo, o que vayas a un establecimiento que funciona como franquicia y en el que eres una “boca rentable” y donde el conocer quién te atiende no reviste gran importancia, así como a ellos conocerte a ti tampoco les importa demasiado. Lo que importa es el procedimiento, el tiempo, minimizar los costes y, por supuesto, aumentar los ingresos.

Son formas distintas de entender la profesión, sin poner en cuestión la profesionalidad de ninguna de las opciones. Simplemente son “filosofías de trabajo” diferentes.

En Avodent tenemos claro por qué tipo de atención nos decantamos, y si tras leer este blog aún te queda alguna duda no tienes más que pasarte por Alcobendas a conocernos :-)

El caso es que la respuesta al titulo del post que vamos a mostrar va en sintonía con el tipo de atención que nosotros ofrecemos. Es decir, si fuéramos una franquicia podríamos decir algo como que lo que te conviene es “la atención bucodental de tus pequeños con la mejor calidad posible al mejor precio” ¿a que te suena a anuncio? ;-)

Pero no lo somos y ponemos a las personas por delante así que (sin quitar importancia a lo anterior, que obviamente la tiene) estos son nuestros consejos para dar con el dentista perfecto para tus hijos:

  • ¿Está cerca de tu casa o trabajo?
  • ¿Dispone de un centro moderno y actualizado?
  • ¿Con qué género se encuentra más cómodo tu hijo?¿con el masculino o el femenino?
  • ¿Tiene tu peque miedo al dentista?, ¿cómo le influiría un ambiente de “clásica” clínica dental?
  • ¿Tienes referencias de otros niños o padres a los que ya haya atendido?

Digamos que eso sería el análisis previo que podría ayudarnos a quitarnos algunas primeras opciones de en medio, pero la prueba determinante será siempre la primera consulta. En ella conoceremos al o la dentista y le podremos hacer todas las preguntas que nos interesen y que sirvan para decantarnos (o no) por sus servicios. A modo de ejemplo te proponemos estas:

  • ¿Sabe tratar con niños?
  • ¿Tiene experiencia con pacientes de estas edades? .
  • ¿Dispone de higienista que enseñe a los niños a cepillarse adecuadamente?
  • ¿Tiene horario de emergencias?
  • ¿Qué tipo de técnicas utilizan para calmar la ansiedad de los pequeños?

Por último. echa un vistazo a la clínica o consulta y mira si tiene mobiliario, juguetes, televisiones o cualquier cosa que pueda ayudar a calmar aún más a los niños mientras esperan para su tratamiento.

Recuerda que no tienes que comulgar con ruedas de molino si no te convence algo. Afortunadamente la oferta de profesionales cualificados en atención bucodental es amplia, pero, permítenos que te digamos que en Alcobendas, Avodent es un centro no deberías dejar de visitar si piensas dar a tus niños una atención cercana, agradable y, por supuesto, con la calidad, experiencia y economía que te mereces. ¿Vienes? ;-)