llaga, afta bucal, clinica dental, alcobendas

Todos hemos sufrido de aftas o llagas en nuestra boca en un momento dado (y las que nos quedan). Las malditas pueden lograr que comer lo que más nos guste se convierta en un suplicio y en algunos casos -pocos- pueden durar semanas.

En Avodent nos esforzamos al máximo para proporcionar el mejor cuidado dental posible a nuestros clientes en la zona de Alcobendas y alrededores así que hemos pensado que algún consejo al respecto podría serte de utilidad.

Las aftas, que es como técnicamente se conocen las llagas o úlceras superficiales en la boca, salen de buenas a primeras y sin previo aviso de ningún tipo. Un día nuestra boca está totalmente bien y a la mañana siguiente ¡zas! nos encontramos con esa horrible sensación a la hora de comer algo.

Es una patología más propia de personas entre 10 y 40 años y si tenemos que decidirnos por un sexo, podríamos decir que la sufren más las mujeres que los hombres. Al menos, a diferencia de otras lesiones bucales como el herpes labial, hemos de decir que las aftas no son contagiosas.

Qué causas las aftas bucales

Las aftas como hemos comentado son pequeñas úlceras, que pueden tener un origen sumamente variado (lo cual en la mayoría de los casos viene a decir que no se tiene nada claro qué es exactamente lo que las produce :-D ) . Pero entre los factores que pueden desarrollarlas encontramos los siguientes:

– La alergia o intolerancia a algunos alimentos puede dar como consecuencia la consabida llaga.

– Otra razón pueden ser los factores hereditarios. Es normal que quien las sufra tenga un pariente muy cercano (padre o madre) que también las padezca de forma recurrente.

– También el hecho de tener un diente o el aparato de ortodoncia rozando contra la mejilla puede tener algún tipo de culpa en el desarrollo de las molestas llagas. Así mismo, el típico “bocado” que nos damos al comer puede (no siempre) acabar en afta.

– La típica “bajada de defensas” tan socorrida para achacar cualquier síntoma del que no tenemos segura la causa.

Estrés, ansiedad, problemas emocionales

Variaciones hormonales típicas por ejemplo del ciclo menstrual

– Infecciones virales.

Prevención

Como hemos visto los motivos que pueden desencadenar un afta son tan variados que las recomendaciones para su prevención son forzosamente generalistas y lo mismo te valen para prevenir llagas que para tener una salud bucodental buena en general. No obstante ahí van:

  • Una alimentación equilibrada.
  • Evitar situaciones de ansiedad siempre que sea posible
  • Llevar una correcta higiene dental. De esta manera evitaremos que haya menos cantidad de alimento presente y por tanto que la probabilidad de que se desarrolle un afta se reduzca.

Lo más normal es que las llagas desaparezcan con el transcurso de unos días, una semana como mucho. Si duran más de lo normal tu dentista de confianza puede recomendarte un enjuague bucal que limpiará a fondo la boca y ayudará a aliviar el dolor.Por lo demás, los colutorios antisépticos de la farmacia suelen hacer un buen trabajo.

Si lo que queremos es un alivio inmediato siempre podemos intentar chupar (nunca morder) un cubito de hielo para adormecer la zona.

Para todo tipo de consejos sobre este u otros problemas relacionados con tu salud dental dudes en  pasarte por Avodent en Alcobendas, la primera consulta es gratuita.

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)