precio extraccion muela del juicio

La evolución humana ha convertido a las muelas del juicio en algo completamente innecesario.

Hoy en día esos terceros molares no tienen ninguna utilidad y pueden causar problemas y molestias. Por eso en muchas ocasiones lo más conveniente es realizar la extracción de las muelas del juicio.

En este artículo te hablaré de las muelas del juicio, de cómo son las técnicas de extracción más habituales y de cuál es el precio de este tipo de intervenciones.

Verás que ni duele tanto ni es tan caro como tú piensas.

La evolución de las muelas del juicio

Hace un millón de años nuestros antecesores no eran más que unos primates con mandíbulas muy desarrolladas.

Se piensa que ese elevado desarrollo maxilar en el que cabían varias muelas más que ahora estaba pensado para que pudieran masticar mejor alimentos crudos y duros.

Lo cierto es que la alimentación humana fue evolucionando y aquellas muelas extras se volvieron inútiles. En paralelo a ese cambio, nuestros rasgos se fueron afinando y la mandíbula fue perdiendo tamaño.

¿Cuándo es conveniente la extracción de las muelas del juicio?

Las muelas del juicio suelen ser las últimas en salir, generalmente a una edad comprendida entre 17 y 26 años, y la erupción de las mismas puede causar algunos problemas y molestias.

El principal de ellos se produce por la falta de espacio en la encía. Al no existir un hueco suficiente, la muela trata de buscar un sitio por el que salir y se desvía presionando sobre las muelas vecinas.

Si las muelas salen torcidas, afloran parcialmente o se quedan bajo la encía pueden provocar dolores, desplazamiento de muelas y dientes adyacentes, inflamación de las encías, infecciones o apariciones de quistes y tumores.

Hay que entender que una muela del juicio que ha aflorado mal tiende a dificultar la limpieza de la misma y genera un reservorio de bacterias que provocará infecciones crónicas.

En esos casos es cuando el dentista recomienda la extracción de esa muela del juicio que comienza a dar problemas.

Cómo se quitan las muelas del juicio

1. Estudio radiológico previo

Lo primero que hay que hacer es conocer exactamente cómo están ubicadas las muelas del juicio que están ocasionando problemas.

Para ello el dentista te debe realizar un TAC dental que le permitirá visualizar en tres dimensiones la ubicación exacta de la muela y cómo está afectando esta a las estructuras cercanas.

Tras la exploración radiológica, y una vez realizada también una profunda inspección visual, tu cirujano decidirá qué técnica de extracción empleará y te prescribirá el tratamiento antibiótico y antiinflamatorio para antes y después de la intervención.

2. La extracción de la muela del juicio

Casi todos los pacientes tienen miedo al dolor producido por la extracción de la muela del juicio. Sin embargo, debes saber que la extracción en sí de la muela no produce dolor, ya que los anestésicos empleados son muy potentes.

Son los efectos posteriores de la acción quirúrgica los que pueden causar un dolor moderado, pero no insoportable.

Por otra parte, la ubicación exacta de la muela y su relación con las estructuras adyacentes también influirá en la percepción del dolor posterior a la operación.

Si la muela está muy trabada con la muela vecina o si se encuentra en el maxilar inferior (más difícil de quitar) el dolor post-operatorio puede ser algo mayor.

En el caso de que te vayan a quitar una muela de la mandíbula inferior te administrarán anestesia troncular que te duerme la encía, la parte inferior de la boca, una zona de la lengua y una parte del labio. De ese modo apenas sentirás nada durante la extracción.

Dependiendo de la forma exacta en la que la muela esté adherida al hueso, el cirujano empleará distintas técnicas para separarla.

Una vez extraída la muela se comprime la herida con gasas estériles y se irriga la zona con suero fisiológico y, para evitar posibles infecciones, se sutura la zona con puntos de absorción.

3.- Riesgos posteriores a la extracción

En contra de lo que cree mucha gente, este tipo de intervenciones son muy habituales y apenas tienen contraindicaciones ni riesgos, siendo muchos más los beneficios que notarás después de la extracción que los posibles problemas añadidos.

Sí que es cierto que en determinados casos se pueden producir efectos secundarios como dolor o inflamación en las encías, molestias en los dientes adyacentes, leve inflamación de la cara o molestias para abrir la boca.

Esporádicamente, algunos pacientes sufren procesos infecciosos que requieren la prescripción de antibióticos.

Precio de la extracción de la muela del juicio

Pese a lo que la mayoría piensa sobre que quitarse una muela del juicio es una intervención muy cara, realmente los precios que cobramos en nuestra clínica Avodent de Alcobendas son asequibles para todos los bolsillos.

Si la extracción de la muela del juicio no es complicada porque esta ha salido completamente, el precio de la intervención sería de 90 euros.

Y en el caso de que haya que sacar una muela del juicio que no ha erupcionado y que está trabada en la encía el precio ascendería a 120 euros.

No aguantes más el dolor de las muelas del juicio y llámanos

Si habitualmente te duelen las muelas del juicio o sufres de infecciones o inflamaciones, no lo dudes más y pásate por nuestra clínica Avodent.

Puedes pedir cita online rellenando el siguiente formulario o llamarnos por teléfono al 91 654 17 13 o al 91 005 22 43.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *