dientes perfectos

El culto a la imagen es cada vez mayor en nuestra sociedad. La gente busca en todo momento la belleza, tratando de potenciar siempre los rasgos más hermosos y llamativos de cada uno.

Si una chica tiene unos bonitos ojos azules, seguramente se los maquille para potenciarlos. Y si tiene un busto hermoso y proporcionado, probablemente luzca llamativos escotes.

Lo mismo sucede con las personas que tienen una sonrisa bonita: les gusta sonreír porque no tienen miedo a enseñar sus dientes perfectos.

Pero… ¿cómo son unos dientes perfectos?

Aunque todos reconocemos unos dientes perfectos simplemente con verlos, es algo más complicado describirlos.

Si se le hiciese esta pregunta a cualquier persona de la calle, seguro que enseguida nos pondría un ejemplo de un actor famoso que llama la atención por su dentadura perfecta.

¿Pero qué es lo que tiene de especial la sonrisa de Jessica Alba o de David Beckham? Básicamente que su dentadura se muestra saludable. Esto significa que previamente a la estética se han preocupado permanentemente de su salud dental y lo siguen haciendo.

Para lucir una sonrisa perfecta es fundamental acudir regularmente al dentista. Solo de ese modo podemos detectar problemas latentes que pueden ser atajados a tiempo. La gente más dejada, que solo acude a la consulta del odontólogo cuando ya no aguanta más el dolor, generalmente presenta una boca más fea y descuidada.

Los 5 elementos que te ayudarán a tener unos dientes perfectos

1.- El color de los dientes

Una de las cosas que más llaman la atención de la dentadura de los famosos es ese color blanco intenso, en ocasiones tan fuerte que los dientes llegan a parecer azulados. Sin embargo, la gente normal suele presentar unas coloraciones más amarillentas o grisáceas, sobre todo si se fuma y se toma mucho café.

No obstante, entre los dientes blancos intensos de los famosos y el color amarillento de un fumador empedernido puede haber un término medio: el color más acorde al conjunto de la cara.

Para saber cuál es el color que mejor le va a tu rostro lo que debes hacer es comparar el color de tus dientes con el de la zona blanca de tus globos oculares.

Mírate a los ojos y compara el color con el de tus dientes. Si tus dientes son del mismo color que el blanco de tus ojos, no será necesario un blanqueamiento dental.

Y si compruebas que no son iguales, hazle caso a tu dentista a la hora de elegir el color (sobre todo si has optado por las carillas, como las Lumineer que ponemos en Avodent).

Por experiencia sabemos que todo el mundo quiere tener los dientes lo más blancos posible. Pero eso es algo que generalmente no le queda bien a todo el mundo.

2.- La perfección es simétrica

Los dientes deben ser lo más igualados posible. Para saber si tus dientes son perfectos compáralos con los equivalentes de la otra mandíbula. Si no tienen la misma forma, el mismo tamaño o el mismo color, no podrán considerarse perfectos.

Por eso los odontólogos, al reconstruir los dientes que no son parejos, intentamos hacerlos simétricos.

3.- Ten cuidado con las encías

Una de las cosas que más estropean una sonrisa son unas encías feas. Incluso hay casos de personas con los dientes bonitos, pero con encías excesivamente grandes. En esos casos se produce la antiestética sonrisa gingival, que podemos tratar sin apenas dolor en Avodent mediante técnicas de cirugía plástica de la encía.

Las encías, para ser bonitas, deben mostrarse sanas. Si sufres algún problema de gingivitis o periodontitis, tus encías tenderán a enrojecerse e inflamarse, algo que no queda nada bien.

Y ya sabes: para que sean bonitas, no solo tienen que ser de color sonrosado, sino que al sonreír no deben mostrar más de 1 mm. de encía.

4.- Dientes alineados

Tan importante es que los dientes sean simétricos como que se encuentren bien alineados. Además de evitar problemas derivados de una mala oclusión, unos dientes correctamente alineados se muestran más bonitos que unos apiñados o descolocados.

Si hay reagrupamientos antiestéticos, antes de proceder al blanqueamiento o al uso de carillas hay que colocar al paciente una ortodoncia para alinear los dientes. Pero si ese es tu caso, no te preocupes: hay métodos como la ortodoncia invisible Invasalign o la ortodoncia lingual que pasa completamente desapercibida.

5.- La sonrisa perfecta no debe mostrar demasiados dientes

Unos dientes perfectos no deben verse por completo al sonreír. Lo bonito es que solo se vea la parte superior de la dentadura y que esta siga la línea de los labios, sin que haya dientes que sobresalgan excesivamente por encima o por debajo de esa línea imaginaria.

Los dientes inferiores apenas deberían verse, ya que lo bonito es que queden ocultos en un segundo plano cuando se abre la boca para sonreír.

Tener los dientes perfectos… no es imposible

Salvo excepciones, no debes dejárselo todo a la genética. Son pocos los casos de personas que lucen una dentadura perfecta sin acudir periódicamente al dentista.

Actores de Hollywood como Zac Efron o Catherine Zeta-Jones, estrellas de la canción como Luis Miguel o Miley Cyrus, han tenido que someterse a tratamientos odontológicos para alinear, enderezar, igualar y blanquear sus dientes. No hace falta más que ver alguna foto de cómo eran sus dentaduras antes de acudir al dentista.

Por eso desde la clínica Avodent te decimos que es posible mostrar una sonrisa con dientes perfectos, siempre que te comprometas a atender tu salud dental con los cuidados y revisiones que te vayamos proponiendo.

Si vives por la zona de Alcobendas y quieres mostrarle a tus amigos una dentadura perfecta, llámanos para pedir cita al 91 654 17 13 o al 91 005 22 43 o rellena este formulario.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *