Cuándo acudir de urgencia a un dentista

¿Alguna vez has sentido un dolor horrible en la boca y dudabas en si acudir a un dentista de urgencia o a un hospital?

Es habitual que, cuando un dolor de boca azota con fuerza, dudes en si solucionarán mejor estas molestias en un servicio hospitalario. Sin embargo, en muchas ocasiones los pacientes acuden con seguridad al hospital cuando, en realidad, poco podrán hacer allí. 

Entonces, ante una molestia dental muy fuerte, ¿cómo puedes saber en qué situaciones es mejor acudir a un hospital o a un dentista de urgencias? 

En este artículo vamos a sacarte de dudas para que la próxima vez que estés rabiando de dolor por culpa de un problema bucodenta sepas con exactitud cómo debes actuar.

¿Qué se considera una urgencia dental? 

Hay muchas urgencias —consideradas como tales por los pacientes—, que realmente no lo son. 

Si se te ha caído una funda o has perdido la dentadura postiza nadie negará que es algo molesto. Sin embargo, esto no significa que no puedas esperar hasta que en tu clínica dental te puedan atender.

Por el contrario, sí que hay otro tipo de casos en los que conviene acudir a tu clínica lo antes posible. Y quédate tranquilo: en las clínicas dentales estamos preparados para dar solución a todos los problemas que surjan, incluso mejor que en las emergencias hospitalarias.

Hay distintas dolencias o accidentes que pueden indicarte que debes ir al dentista. A continuación, vamos a desgranar una tras una. 

Dolor de muelas persistente

En algunas ocasiones, es habitual que notes ciertas molestias ante la erupción de las muelas del juicio. Sin embargo, si este dolor es persistente es importante que acudas a una cita con un dentista de urgencia.

De esta manera, podrá determinar si el proceso de erupción de las muelas está siguiendo su curso habitual o si, por el contrario, existe alguna anomalía. Es decir, una infección, la existencia de un absceso o daños en la raíz de las piezas conlindantes. 

Fuerte golpe en un diente

Los deportes de contacto, las caídas fortuitas o los accidentes de tráfico se encuentran entre las causas más comunes de recibir un fuerte traumatismo dental. 

En caso de que la piezas se haya mantenido intacta, no hace falta que acudas a tu clínica dental de confianza. 

Sin embargo, si se ha producido una fractura como consecuencia de este golpe o el diente se haya salido por completo de su alveolo, sí es necesario que acudas a una clínica de urgencia. 

Urgencia dental por traumatismo dental

Puedes saber más sobre cómo debes actuar ante estas situaciones en este post de nuestro blog.

Un flemón dental

El flemón dental, también conocido como absceso, es una acumulación de pus en los tejidos blandos fruto de un proceso infeccioso. 

Como tal, provoca un malestar general en quien lo padece, así como fiebre, dolor, inflamación de la zona, sensibilidad e incluso dificultades a la hora de abrir la boca debidamente. 

Lo ideal es que, tras acusar estos síntomas, acudas rápidamente a un dentista de urgencia. De esta manera, un odontólogo podrá descifrar cuál es el origen de la infección y podrá poner un tratamiento para eliminar este foco. 

Urgencias de ortodoncia

No debes preocuparte si, de una cita de revisión a la siguiente, se te ha despegado un bracket. Sin embargo, sí debes acudir a tu ortodoncista de urgencia en caso de que el arco te esté rozando la parte interior de la mejilla y te esté ocasionando llagas o heridas.

También es importante que reserves una cita si se te ha despegado un retenedor -especialmente, si hace poco tiempo que has terminado tu ortodoncia-.

Así evitarás movimientos indeseados de las piezas dentales y conservarás unos dientes perfectamente alineados. 

Urgencia para ortodoncia en Madrid

Un alimento alojado entre los dientes

En algunas ocasiones, un alimento -o parte del mismo- puede quedarse alojado entre dos piezas dentales. 

Si es así, intenta retirarlo con el uso del hilo dental. Sin embargo, en caso de que no seas capaz de hacerlo, acude a un dentista de urgencia. 

No intentes sacarlo bajo ningún concepto con otros utensilios como un palillo o un tenedor. En este caso, podrías dañar las encías o causar una infección. 

Cómo distinguir las urgencias reales de las que realmente no corren tanta prisa

Antes de nada, es básico que delimitemos en qué consiste una urgencia dental. Y es que la percepción del dolor es muy subjetiva y cada uno tenemos un umbral de tolerancia diferente.

Mientras que hay pacientes que soportan con cierta entereza hasta los dolores más agudos, otros consideran un malestar insoportable el más mínimo dolor.

Lo lógico sería acudir a urgencias siempre que experimentes un dolor que no puedes soportar. Pero en el caso de las urgencias dentales no siempre funciona así. 

Y si la clínica está cerrada por ser un día festivo, hay pacientes que piensan que en las emergencias de cualquier hospital les pueden atender. Sin embargo, no todos los servicios hospitalarios de urgencias están preparados para hacer frente a los problemas odontológicos. 

Por eso es conveniente saber en qué momentos es necesario acudir a un hospital de urgencia y cuándo debemos esperar hasta que la clínica dental esté abierta.

La atención de las urgencias dentales en los hospitales

A grandes rasgos, las enfermedades dentales se deben tratar en las clínicas especializadas como Avodent, en Alcobendas.

En las urgencias hospitalarias solo se estabiliza al paciente y se procede a la primera cura. Una vez realizadas estas operaciones básicas, el servicio de emergencias deriva al paciente al especialista adecuado si no dispone de un seguro privado.

Pero en los hospitales públicos apenas hay odontólogos ni material adecuado para un correcto tratamiento. Por ello, es frecuente que en el propio hospital te deriven a una clínica odontológica si no se trata de una afección que pueda atender un cirujano maxilofacial.

Por eso, nuestra recomendación es que sólo acudas a un hospital cuando la emergencia tenga que ver con traumatismos, accidentes o golpes en la boca o mandíbula o aspectos más graves de salud.

En los hospitales pueden tratar sin problemas fracturas o dislocaciones de mandíbula, así como heridas en la cara o la boca que requieran de la aplicación de puntos de sutura.

Conviene también ir a urgencias si tienes una infección con inflamaciones descontroladas, que incluso podrían llegar a obstruir las vías respiratorias o el aparato digestivo. En caso de que la inflamación te impida tragar o respirar, acude inmediatamente al hospital.

Avodent, tu dentista de urgencia en Alcobendas

Si tienes una emergencia dental —y vives o trabajas en la zona de Alcobendas o San Sebastián de los Reyes— te invitamos a venir lo antes posible a nuestra clínica Avodent.

Dentista de urgencias en Alcobendas

Para casos muy urgentes, es mejor que llames primero al teléfono 91 654 17 13. De ese modo estaremos advertidos de tu caso para priorizarlo al máximo cuando llegues a la consulta. 

Nos encontramos el pleno corazón de Alcobendas,  en la calle Constitución nº 6. Para que aparcar no te suponga un dolor de cabeza, ponemos a tu disposición un servicio de parking gratuito para nuestros pacientes. 

La primera valoración es gratuita pero, además, te ofreceremos distintas opciones de financiación en caso de realizar algún tratamiento dental. De esta manera, intentamos que el pago te sea lo más cómodo  posible. 

Así es que, si necesitas un dentista de urgencia, ¡te esperamos! 

0 COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *