Clínica urgencia dental

¿Alguna vez has sentido un dolor terrible en la boca y no sabías si acudir a tu dentista o a un hospital?

Cuando el dolor en la boca azota con fuerza, es normal dudar y pensar que el mejor sitio donde te solucionarán el problema será en urgencias de Madrid.

Sin embargo, en muchas ocasiones, los pacientes van confiados al hospital, cuando la realidad es que allí poco tratamiento le podrán hacer.

Entonces, ¿cómo saber en qué situaciones es mejor acudir al hospital o a tu dentista de urgencia?

En este artículo vamos a sacarte de dudas para que la próxima vez que estés rabiando de dolor por culpa de un problema bucodental, sepas con exactitud si debes acordarte de tu dentista o de los médicos del hospital. 

Cómo distinguir las urgencias reales de las que realmente no corren tanta prisa

Antes de nada, es básico que delimitemos en qué consiste una urgencia dental, ya que la percepción del dolor es muy subjetiva y cada uno tenemos un umbral de tolerancia diferente.

Mientras que hay pacientes que soportan con cierta entereza hasta los dolores más agudos, otros consideran un malestar insoportable el más mínimo dolor.

Lo lógico sería acudir a urgencias siempre que experimentes un dolor que no puedes soportar. Pero en el caso de las urgencias dentales no siempre funciona así. Y si la clínica está cerrada por ser un día festivo, hay pacientes que piensan que en las emergencias de cualquier hospital les pueden atender.

Sin embargo, no todos los servicios hospitalarios de urgencias están preparados para hacer frente a los problemas odontológicos. Por eso es conveniente saber en qué momentos es necesario acudir a un hospital de urgencia y cuándo debemos esperar hasta que la clínica dental esté abierta.

La atención de las urgencias dentales en los hospitales públicos

A grandes rasgos, las enfermedades dentales se deben tratar en las clínicas especializadas como Avodent, en Alcobendas.

En las urgencias hospitalarias solo se estabiliza al paciente y se procede a la primera cura. Una vez realizadas estas operaciones básicas, el servicio de emergencias deriva al paciente al especialista adecuado si no dispone de un seguro privado.

Pero en los hospitales públicos apenas hay odontólogos ni material adecuado para un correcto tratamiento, con lo que es fácil que en el propio hospital te terminen mandando a una clínica odontológica, si no se trata de una afección que pueda atender un médico maxilofacial.

Por eso, nuestra recomendación es que solo acudas a un hospital cuando la emergencia tenga que ver con traumatismos, accidentes o golpes en la boca o mandíbula o aspectos más graves de salud.

En los hospitales pueden tratar sin problemas fracturas o dislocaciones de mandíbula, así como heridas en la cara o la boca que requieran de la aplicación de puntos de sutura.

Conviene también ir a urgencias si tienes una infección con inflamaciones descontroladas, que incluso podrían llegar a obstruir las vías respiratorias o el aparato digestivo. Así que en el caso de que la inflamación te impida tragar o respirar, vete inmediatamente al hospital.

La urgencia depende de la posibilidad de espera

Hay determinadas dolencias que solo las puede tratar el dentista, por lo que en urgencias solo te administrarán algún analgésico o antibiótico si hay que combatir una infección.

Un caso típico sería el de una pulpitis que está afectando al nervio y que causa un dolor terrible. En urgencias hospitalarias lo más que pueden hacer es facilitarte un analgésico que haga más llevadera la espera hasta que la clínica dental esté abierta.

Y allí será donde se abra la cámara pulpar para atajar el dolor.  

Cuándo acudir a un dentista de urgencia

Hay muchas urgencias —consideradas como tales por los pacientes—, que realmente no lo son. Si se te ha caído una funda o has perdido la dentadura postiza, nadie negará que es algo molesto, pero esto no significa que no puedas esperar hasta que en tu clínica dental te puedan atender.

Por el contrario, sí que hay otro tipo de casos en los que conviene acudir a tu clínica lo antes posible. Y quédate tranquilo: en las clínicas dentales estamos preparados para dar solución a todos los problemas que surjan, incluso mejor que en las emergencias hospitalarias.

Ya he explicado un poco más arriba que en el hospital solo tratan de urgencia las fracturas de mandíbula, infecciones muy graves e inflamaciones que afecten al aparato respiratorio. Para dolores en dientes y encías, el sitio indicado será siempre la clínica dental.

En nuestra clínica Avodent, por ejemplo, atendimos de urgencia hace poco a un niño de 12 años que se había caído en el colegio y se había roto parcialmente dos dientes. Sus padres nos llamaron y nos explicaron que, aparte de sangrar en abundancia, el muchacho sentía un dolor muy fuerte.

Le hicimos un hueco para atenderle ese mismo día y le proporcionamos una solución que nunca le habrían dado en un hospital de urgencia.

Avodent, tus dentistas de urgencia en Alcobendas

Si tienes una emergencia dental —y vives o trabajas en la zona de Alcobendas o San Sebastián de los Reyes—, ven lo antes posible a nuestra clínica Avodent.

Para casos muy urgentes es mejor que llames primero al teléfono 91 654 17 13. De ese modo estaremos advertidos de tu caso para priorizarlo al máximo.

Como queremos ofrecerte las mayores comodidades, no te preocupes por el aparcamiento: es gratis para nuestros pacientes. Y menos todavía te preocupes por el dinero: junto con la financiación a tu medida, por la primera consulta no te cobraremos nada.

Así que vente corriendo hasta Avodent, en la calle Constitución, 6, de Alcobendas. ¡Te estamos esperando!

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *