que-puedo-comer-tras-sacarme-muela-juicio

Tras una extracción de una muela del juicio es frecuente la consulta sobre si hay algún tipo de pautas o recomendaciones concretas para el caso.

Poniendo siempre por delante lo que tu profesional te recomiende, vamos a centrarnos en este post en aquello que hace referencia a la alimentación.

Durante unos días vamos a estar fastidiados. La molestia ira mitigándose con el tiempo pero si queremos que esa situación sea lo más breve posible, podemos ayudar no causando problemas añadidos a la sanación de la herida.

¿Qué puedes comer si te acaban de quitar una muela del juicio?

Debes evitar comer comidas calientes ya que esto lo más probable es que acabe en sangrado con lo que conseguirías un retraso en la curación de la herida. Mejor comer platos fríos que además contribuyen a mitigar el dolor y la hinchazón propios tras este tipo de tratamiento dental.

Es frecuente recurrir a helados u otro tipo de postres fríos, sin embargo, recuerda que no sólo la temperatura importa, también la textura. Si nos líamos a comer helados con “tropezones” del tipo nueces, galleta o frutas podemos encontrarnos con problemas en forma de molestias innecesarias.

Resulta obvio, pero es necesario comentarlo: Hay que evitar comidas duras especialmente en la zona afectada. Una comida dura puede hacernos una buena faena al eliminar el coágulo de sangre que está a modo de tapón ayudando a curar la herida. Pero, aún sin quitar el coágulo, las comidas duras causan presión que duele y, eventualmente, también sangrado. No cuesta nada abstenerse de comer comidas de este tipo al menos durante una semana tras la extracción.

Evita las comidas picantes y ricas en carbohidratos

Las comidas picantes o muy especiadas contienen compuestos químicos que pueden irritar la cobertura de la herida. Pimienta, curris picantes, chiles, etc. deben estar alejados de tu dieta hasta que la herida sane completamente. Hay que tener en cuenta que en el caso de las especias picantes, estas incrementan el flujo sanguíneo en la zona a la que afectan así que imagina las consecuencias…

Otro tipo de alimento a evitar son aquellos ricos en carbohidratos y con mucho almidón como el arroz o el pan. La razón es que los alimentos con almidón tienen  mucha facilidad para quedarse adheridos a los dientes con el consiguiente aumento de bacterias y por tanto de infección. Si las bacterias logran llegar al hueco de la herida y prosperar podemos empezar a precuparnos. Si quieres saber por qué lee esto.

Realiza enjuagues de manera habitual

Enjuágate la boca a menudo: tras cada comida, al levantarte y antes de irte a la cama. Basta que sea simplemente con agua, no hacen falta fuertes colutorios de momento.

No fumes durante el postoperatorio

Si eres fumador, debes dejar este hábito de lado. Y es que el tabaco complica la salud general y bucodental, y también el postoperatorio tras la extracción de una muela del juicio.

Fumar retrasará la curación de la herida al afectar a la forma en que tu sistema inmune afronta las infecciones. Si quieres que el trance de la recuperación sea lo más breve posible, no fumar ayuda.

No tomes bebidas alcohólicas

Tienes que tener en cuenta que el acohol es un vasodilatador por lo que aumenta el riesgo de sangrado. Por ello, durante el postoperatorio debes evitar las bebidas alcohólicas y, en cambio, mantenerte bien hidratado bebiendo una cantidad suficiente de agua -de 2 a 3 litros diarios-.

Como ves, la alimentación y en general todo aquello que nos llevamos a la boca aunque no sea para alimentarnos influye en la curación de una herida de este tipo. Que dure más o menos el trance tras una extracción de muela del juicio depende en parte de ser inteligentes a la hora de elegir qué nos llevamos a la boca.