Miedo del niño al dentista

Me encanta atender a niños. Podría decir que, como odontóloga, son mis pacientes favoritos. Lo mejor de los pacientes infantiles es que suelen venir confiados y como si fuera parte de un juego. Sin embargo, en algunas contadas ocasiones el niño dice tener miedo al dentista.

Si se les educa bien desde pequeños, entenderán que acudir al dentista es algo positivo, que no tiene por qué convertirse en un suplicio. Además, en estas visitas de odontología pediátrica estamos también sentando las bases de la futura salud dental de un paciente adulto.

Pero no todos los niños acuden al dentista tranquilos y confiados.

Hoy te voy a contar algunos casos de ansiedad dental infantil y cómo los abordamos para que los niños acepten con cierta tranquilidad el tratamiento.

Los niños con miedo al dentista

Aunque hoy en día la población está mucho más concienciada que antes en temas de salud dental —y todo el mundo entiende que al dentista no solo hay que acudir cuando aparece el dolor y la enfermedad—, lo cierto es que aún quedan reductos de pacientes a los que les cuesta un triunfo pasarse por la consulta de su dentista.

Con los niños sucede algo parecido: a pesar de que muchos de ellos ven con total naturalidad las visitas al dentista, hay algunos que llegan muy asustados y lo pasan verdaderamente mal cuando vienen a vernos.

La semana pasada, por ejemplo, vino un paciente de 9 años para ver cómo le estaban saliendo los dientes definitivos.

El niño venía retraído y algo tenso. Una actitud muy similar a la que tenía su madre, que estaba muy preocupada por los costes de los posibles tratamientos.

Tras un rato de charla con la intención de tranquilizarles, enseguida ella nos comentó que habían venido porque en una revisión que le habían hecho a su hijo en la sanidad pública le habían explicado que le estaban saliendo los dientes torcidos y apiñados.

La madre tenía miedo de que a su hijo le pusiesen unos brackets. Y este temor, por desgracia, se lo había transmitido a su hijo, que ahora afirmaba tener miedo al dentista.

¿Cuáles son las causas de la ansiedad dental infantil?

Hay que entender que, en general, los niños sienten miedo a lo desconocido.

Cualquier cosa nueva puede causarles incertidumbre y hay que saber lidiar con esos terrores, con esa ansiedad, ya que un paciente infantil que no colabora puede dificultar mucho el tratamiento.

Por eso nuestra misión es crear un ambiente acogedor y de diálogo que nos permita conocer cómo piensa el niño y de qué modo podremos tranquilizarle para que el tratamiento no le suponga un mal trago insuperable.

Pero cuáles son los motivos por los que los niños tienen miedo al dentista:

  • Malas experiencias anteriores, que le ocasionaron dolor o una gran impresión.
  • Escasa confianza en el dentista que lo está tratando, por ser un adulto al que no conoce.
  • El dentista le intimida por ser una persona que a sus ojos parece autoritaria o demasiado seria.
  • Problemas psicológicos o traumas infantiles que no tienen relación con el dentista, pero que le generan ansiedad y miedo a cualquier cosa nueva o desconocida.
  • Excesivas prisas para iniciar el tratamiento, que no permiten que el niño conozca y tome confianza con las personas que le van a tratar.
  • Mitos y falsas leyendas urbanas que el niño puede haber escuchado sobre lo que hacen los dentistas.
  • Miedo transmitido de padres a hijos.

El miedo al dentista de los padres

El gran problema de la miedo del niño al dentista suele provenir de los padres.

En muchos casos, un niño con miedo al dentista suele ser hijo de un adulto que también siente pánico ante un tratamiento dental.

Los niños son como espejos que imitan los comportamientos que ven en los adultos. Y si su padre o su madre se tira una semana aterrorizado porque le toca una revisión dental, es lógico que cuando le toque a él acudir al odontólogo también se ponga tenso y nervioso.

Esta realidad se constató mediante un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid, que entrevistó a 183 pacientes con edades comprendidas entre los 7 y los 12 años. Y el resultado de aquellas entrevistas fue sorprendente: una parte importante de los niños con miedo al dentista eran hijos de personas que también temían los tratamientos dentales.

Por lo tanto, a la hora de eliminar la ansiedad dental infantil, es importante que los padres se esfuercen por hacer entender a sus hijos que el dentista no hace daño y que todo lo que le va a hacer será bueno para él.

AvoKids, servicio de odontopediatría

Como Avodent siempre ha sido una clínica pensada para toda la familia, decidimos crear el programa AvoKids que pretendía convertir nuestra clínica en un lugar en el que cualquier niño se sintiese cómodo.

El programa AvoKids funciona del siguiente modo: antes de atender a un niño, nos encargamos de hablar con él, siempre con una sonrisa de oreja a oreja, de un modo suave y relajado, para que el niño comprenda que no se encuentra en un lugar inquietante, repleto de adultos enfurruñados, con prisa por acabar el trabajo.

Además, el diseño de nuestra clínica se aleja mucho de las antiguas clínicas dentales, repletas de instrumentos punzantes y con un aire algo siniestro. Al contrario: nuestra decoración está llena de colorido y el instrumental de última generación no genera tensión ni miedo en los niños.

Solo cuando el peque se siente a gusto y relajado, comenzamos la intervención. Y, en caso de que esta resulte más dolorosa de lo habitual, para evitarlo someteremos al pequeño a una leve sedación consciente (que incluye una pequeña dosis de sedante para relajarle, junto con la anestesia que hará completamente indolora la intervención dental).

¿Vas a colaborar en la disminución de la ansiedad dental de tu hijo?

Ya has visto que una gran parte de los temores que sufren los niños vienen causados por sus padres.

Por eso es bueno que analices si ese es el caso de tu hijo y que colabores con nosotros para intentar reducir el miedo del niño al dentista.

La salud dental de tu hijo y su bienestar están en juego.

Rellena este formulario online si vives en Alcobendas y quieres pedir cita para tu hijo

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *