enjuage bucal

Un aliento fresco y saludable es tan importante como una sonrisa que muestre parcialmente unos dientes blancos y bien alineados. Por este motivo se ha impuesto el uso del enjuague bucal para completar la higiene bucal.

Y en este artículo te voy a explicar todo lo que tienes que saber sobre los colutorios, qué son, cuándo utilizarlos y cuándo debes tener cuidado con ellos.

¿Qué es un enjuague bucal?

Aunque a priori todo el mundo sabe lo que es un enjuague bucal, no todo el mundo sabe que existe una amplia gama de enjuagues adaptados a todo tipo de necesidades.

El colutorio bucal sirve básicamente como complemento al cepillado completo de dientes y lengua, que junto con el uso de sedas dentales o de cepillos interproximales te proporcionarán un aliento fresco y agradable.

Este tipo de líquidos sirven para enjuagar la boca como colofón final tras una limpieza concienzuda y rigurosa. Lo habitual es que estén compuestos de productos antisépticos que sirven para combatir a las bacterias que producen caries y gingivitis.

También los hay de tipo cosmético, que no tienen ningún efecto terapéutico y que sirven básicamente para enmascarar el mal aliento (sin atacar a las causas que provocan ese mal aliento).

¿Por qué es necesario un buen colutorio?

Tenemos que partir de la base de que la higiene bucal no es completa si no se utiliza un elixir bucal después del cepillado.

Hay estudios que afirman que durante el cepillado tan solo se elimina el 25% de la placa y los residuos. Esto es así porque los dientes tan solo representan el 25% de la boca, así que si el resto se olvida la higiene bucal es deficiente. Por lo tanto, para conseguir una correcta higiene, hay que efectuar también enjuagues bucales.

Seguro que llegado a este punto quieres saber concretamente para qué sirven los enjuagues bucales. Pues sigue leyendo porque ahora te voy a explicar cuáles son sus principales beneficios.

1.- El enjuague bucal elimina el mal aliento

Uno de los grandes beneficios de los colutorios es que eliminan el mal aliento.

La halitosis se produce por la descomposición de las bacterias de la boca. Eso se produce cuando no se limpian correctamente los dientes. Y recuerda que, si quieres tener un aliento agradable, ¡también hay que usar la seda dental!

Para garantizarte un buen aliento usa colutorios tras la limpieza completa con cepillo de dientes, limpialengua e hilo dental. Verás cómo todo cambia a mejor.

2.- El enjuague dental previene enfermedades como la caries o la gingivitis

El uso de elixires antisépticos contribuye a mantener a raya la placa bacteriana y el sarro, con lo que la posibilidad de que aparezcan caries, gingivitis u otro tipo de enfermedades periodontales se reduce bastante.

3.- El colutorio bucal es fundamental si tienes ortodoncia

Si llevas brackets u otro tipo de ortodoncias como la lingual o la invisible de Invisalign tu dentadura puede sufrir un proceso de descalcificación.

Para evitarlo, tu ortodoncista te recomendará una serie de enjuagues bucales específicos para la descalcificación.

4.- El enjuague bucal previene y mejora las llagas y úlceras bucales

En caso de que te aparezca en la boca una afta, la mejor forma de tratarla es realizando enjuagues periódicos con un colutorio específico recetado por tu odontólogo.

Recuerda que este tipo de patologías suelen aparecer cuando se está bajo de defensas, así que lo mejor para atacar estas llagas es mediante enjuagues antisépticos.

¡Cuidado con los enjuagues bucales a base de alcohol!

En este asunto de los elixires bucales han influido más en su composición los departamentos de marketing que los de investigación y desarrollo.

Fueron los expertos en marketing los que muy pronto descubrieron que los clientes confiaban más en los enjuagues más fuertes, que picaban más en la boca.

Aunque esto carece de fundamento científico, muchos usuarios comenzaron a identificar el poder antiséptico de un colutorio en función de lo que picaba en la boca.

Esa percepción provocó que los grandes fabricantes comenzasen a añadirle a sus productos sustancias como el alcohol, que generan un mayor picor en la boca. De hecho, el volumen de ventas de las marcas que llevaban más alcohol comenzó a aumentar exponencialmente.

Sí que es cierto que la sensación de frescor y limpieza es mayor con los enjuagues bucales más fuertes, pero esa sensación no deja de ser más que una percepción infundada.

Por otra parte, el alcohol también sirve como disolvente de los principios activos de los que está compuesto el enjuague, junto con un importante poder conservante que permite una mayor duración del producto.

Pero los beneficios son comerciales, no bucales, ya que el alcohol puede provocar excesiva sequedad en la mucosa de la boca que generará una mayor actividad bacteriana.

Por eso muchos odontólogos recomendamos a nuestros pacientes el uso de colutorios sin alcohol.

¿Te ha quedado claro para qué sirve el enjuague bucal?

Tras leer este artículo, si tienes dudas sobre cuál es el enjuague bucal más apropiado para ti, te recomiendo que acudas a nuestra clínica Avodent –situada en la calle Constitución, 6, de Alcobendas–, donde podremos recomendarte los mejores productos.

Puedes pedir cita rellenando este formulario online o llamando al 91 654 17 13 o 91 005 22 43.

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.