como quitar dolor de muela

Germán tiene cierta tendencia al dolor de muela. El problema es que su trabajo es muy estresante y absorbente, por lo que apenas tiene tiempo de acudir al dentista.

La última vez que nos llamó, nos explicó que le estaban haciendo una auditoría y que tenía un terrible dolor de muelas. Su pregunta fue clara: “¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor de muelas?”. Y aunque le recomendamos que lo mejor sería que acudiese a nuestra consulta, nos indicó que en aquel momento le resultaba imposible.

¿Quieres saber lo que le aconsejamos para que se le quitase rápidamente el dolor de la muela? Pues sigue leyendo porque en este artículo te muestro lo fácil que es aliviar el dolor de muelas en un santiamén.

¿Por qué duelen las muelas?

Germán no es ni el primero ni el último en padecer dolor de muelas.

Las causas son muy variadas y es difícil generalizar sin hacer una revisión de cada caso en concreto.

Centrándonos en Germán, su intenso ritmo de trabajo le obliga a comer fuera casi a diario, por lo que apenas tiene tiempo para una correcta higiene dental a mediodía.

Y, pese a que se cepilla los dientes tanto por la mañana como por la noche, tiene tendencia a las infecciones y a las caries, en gran parte producidas por la acción de los ácidos en su boca después de comer.

Las principales razones por las que duele la muela

Sin entrar en detalle, vamos a ver cuáles son las causas generales por las que suelen doler las muelas:

  • Enfermedades de las encías como la gingivitis o la periodontitis.
  • Golpes y traumatismos en mandíbulas o dientes.
  • Bruxismo mientras se duerme.
  • Infecciones avanzadas que han afectado al nervio.
  • Caries sin tratar adecuadamente.
  • Sinusitis y otitis.
  • Aparición de las muelas del juicio.
  • Absceso en una muela.
  • Muela agrietada o fisurada.

La falta de higiene dental provoca dolor de muelas

A las personas con poca higiene dental —o que no utilizan bien el hilo dental—, se les suelen quedar atrapados algunos residuos de comida en los espacios interdentales. Si no se retiran en su debido momento, esos residuos se descomponen y causan infección y dolor en las muelas.

Esto fue lo que le sucedió la última vez a Germán.

En esa llamada a la que me he referido en la introducción, explicó que se encontraba en un viaje de trabajo y desde la hora de desayunar no había podido lavarse los dientes. Él mismo se notaba algo entre las muelas, justo en la zona en la que había aparecido el dolor.

Como se encontraba fuera de Alcobendas, le era imposible desplazarse hasta nuestra consulta, pero le dolía muchísimo, así que necesitaba algún modo de aliviar aquella molestia.

Por eso le recomendamos que se pasase un poco de hilo dental por la muela en la que tenía el dolor. Al hacerlo, retiró el pequeño resto de comida. Tras aplicarse la seda dental, le sugerimos enjuagarse varias veces con colutorio antiséptico.

Aquello le sirvió para que el dolor remitiera notablemente. Pero, incluso así, le pedimos que en cuanto volviese a Madrid se pasara por Avodent para hacerle una revisión completa y acabar con el problema.

Los mejores remedios caseros para el dolor de muela

Como el dolor de muela suele aparecer con gran intensidad y de forma repentina, no siempre es posible acudir a un dentista de inmediato. Por eso, te vamos a dar unos cuantos consejos que te ayudarán a reducir el dolor de muelas la próxima vez que lo sufras:

  • Haz gárgaras con agua y sal: la sal diluida en agua combate de forma eficaz las infecciones. Así que enjuágate de vez en cuando si el dolor aparece.
  • Mastica perejil: históricamente el perejil se ha usado como antiespasmódico. Por lo tanto, si te duele mucho la muela, mastica perejil por la zona afectada y comprobarás que el dolor mejora bastante.
  • Introduce ajo o cebolla en la boca: si no tienes miedo al olor que desprenderá tu aliento, aplica algo de ajo o cebolla directamente en la encía donde se encuentra la muela afectada y el poder analgésico será inmediato. Además, tanto el ajo como la cebolla también tienen gran capacidad antiséptica.
  • Agua helada: el remedio casero más clásico y antiguo consiste en aplicar una bolsa de hielo o una compresa empapada en agua helada en la zona de la cara afectada por el dolor de muela. De ese modo, toda la zona se anestesiará de forma natural.

¿Te ha quedado claro de qué forma combatir el dolor de muelas?

Como has visto en este artículo, para aliviar el dolor de muela no es necesario recurrir a analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol. De hecho, este tipo de medicamentos solo debes consumirlos si te los ha recetado tu dentista.

Aparte de los enjuagues de agua y sal, del perejil, del ajo y del hielo, es posible que conozcas más remedios caseros para que las muelas te duelan menos. No obstante, la mejor solución es acudir cuanto antes a tu dentista de confianza.

Y ya sabes que si vives o trabajas por la zona de Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, te esperamos en Avodent.

¡Verás que rápido te aliviamos tus molestias!

Si te pareció interesante el artículo, déjanos tu valoración:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

0 COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *